Saturday, 31 de October de 2020

Viernes, 25 Noviembre 2016 02:19

Pobladores obligan a Casiano a frenar la extracción de agua para la capital

En reunión de autoridades de Cuautlancingo y afectados por el desabasto del vital líquido, se acordó analizar la perforación de pozos

  • Luisa Tirzo / Cuautlancingo


Cuautlancingo no permitirá más la extracción del agua para abastecer a las colonias de la capital del estado o a zonas fuera del municipio, debido al desabasto que ha afectado a por lo menos el 60 por ciento de la población de la cabecera municipal y juntas auxiliares. Lo anterior fue acordado en una reunión que sostuvo la tarde de este jueves el alcalde Félix Casiano Tlahque con sus regidores, síndico, presidentes auxiliares de Sanctorum y San Lorenzo Almecatla, así como representantes de las mesas directivas de vecinos de los fraccionamientos, así como comisariados ejidales y ejidatarios.


El encuentro que se realizó en el palacio municipal a petición de los afectados y se dio luego de protestas, bloqueo de calles y de la inconformidad de vecinos de San Lorenzo Almecatla, así como de las colonias San Cristóbal Tulcingo, Loma Linda, Nueva Alemania, y Galaxias de Almecatla, quienes se han quejado del desabasto de agua que los ha llevado a dejar de percibir el 80 por ciento del vital líquido que recibían hasta hace un par de años.


El acuerdo que será formalizado por escrito este viernes, se enfoca en tres puntos, el primero es no permitir que se lleven el agua de Cuautlancingo. En segundo lugar, se determinó que, todo asunto relacionado con la perforación de pozos deberá ser analizado primero por Cabildo con la presencia de las mesas directivas de colonias involucradas, y finalmente se solicitará estudio de factibilidad a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) acerca del pozo que autorizó perforar a Agua de Puebla en Nueva Alemania.


El regidor de Medio Ambiente y Migración, Rafael Ramírez Hernández, recordó que el año pasado en el Atlas de Riesgo que se presentó al municipio, se advertía del peligro por el desecamiento de los mantos acuíferos y la aparición de más grietas y hundimientos, como sucedió en la zona de San Lorenzo Almecatla, cerca de la zona industrial, en donde se encontró una grieta de más de 180 metros de largo y ocho metros de profundidad.


Recordó que la molestia de los habitantes se desató cuando Agua de Puebla comenzó a perforar un pozo detrás del fraccionamiento Las Trojes, en la colonia Nueva Alemania. Por ese motivo, los vecinos manifestaron su rechazo, por la falta de claridad en los permisos y el proyecto de Agua de Puebla, además, acusaron que dejaron de recibir agua potable diariamente, y ahora sólo dos veces por semana.