Monday, 26 de October de 2020

Jueves, 15 Diciembre 2016 02:13

Ambulantes se enfrentan con grupo de choque en Texmelucan

Por la disputa de un local en el centro del municipio. La parte afectada es apoyada por los vendedores informales, mientras que el abogado opositor contrató a porros para resguardar el inmueble del juzgado municipal.

  • Héctor Tenorio / San Martín Texmelucan


Un conflicto entre particulares provocó pánico en las calles de San Martín Texmelucan, luego que en días pasados se registrara el intento de desalojo de un local de chiles secos y ambas partes se enfrentaran, causando destrozos.


Fue el pasado viernes cuando el cateo en el inmueble ubicado en la calle Reforma fue impedido por un grupo de ambulantes. A decir de la parte afectada, el abogado Pablo Minor llegó con aliento alcohólico en compañía del juez Josafat Ramírez, quien nunca se identificó para realizar las diligencias.


La propietaria del lugar que se identificó como Irma Medel Sánchez, comentó que el predio lo tenía rentado desde 1974 y en 1990 lo compraron de manera legal, sin embargo “a punta de pistola han llegado a amenazar que nos van a sacar del lugar”.


Su abogada, Gisela Mateo Roque destacó que existe un procedimiento judicial en el juzgado de Huejotzingo, por un supuesto contrato de arrendamiento en años anteriores, el cual nunca apareció; asimismo, aseguró que está legalmente señalado que el predio es propiedad de Irma Medel Sánchez y del señor Arnulfo Rivas Serrano.


“De la nada salió un expediente, esto por tráfico de influencias de la parte actora y el abogado Pablo Minor en el juzgado de este municipio, el cual queda con el número 450/2016 en el cual dos veces se presentó una demanda y se emitió una sentencia ejecutoria bajo una supuesta orden de desalojo que nunca se mostró el pasado día viernes, por lo que ya se presentó la demanda de amparo y la denuncia correspondientes en contra de su juez y de su personal”.


Los ambulantes que apoyan a la parte afectada colocaron cartulinas en el local mencionado, en las cuales se leía que no permitirán el desalojo, “fuera Pablo Minor” y “Ratero”, entre otros mensajes, luego que se supiera que sujetos contratados llegarían a desocupar el lugar por la fuerza en las primeras horas del miércoles.


Ante esto, cerca de 50 comerciantes se armaron con palos, piedras y bates de béisbol, y se enfrentaron con un grupo de choque, el cual se presume fue contratado por el abogado Pablo Minor, a las afueras del juzgado ubicado en la calle Florencio Espinoza.


Posterior a que se registrara un primer enfrentamiento, los ambulantes corretearon a la gente contratada por el abogado, causando afectaciones y rompiendo los vidrios de un autobús mediante el cual se transportaron a los porros, generando alarma entre los texmeluqueños y locatarios del comercio establecido.


Cabe señalar que el juez Josafat Ramírez Guzmán es sobrino del edil Rafael Núñez Ramírez.