Sunday, 26 de September de 2021

Jueves, 29 Diciembre 2016 16:54

Chupaductos se descaran: venden gasolina robada en plena autopista

Ante el aumento al precio del combustible para el 2017 se incrementa la venta clandestina del hidrocarburo sobre la autopista México-Puebla.

  • Staff


Santa Rita Tlahuapan Pue.- Ante el incremento al precio del combustible en todo el país, aumenta la venta del hidrocarburo sustraído de los ductos de petróleos Mexicanos en el municipio de Santa Rita Tlahuapan.


Mediante un recorrido realizado por CAMBIO  Regionales, sobre la autopista México-Puebla, se lograron contabilizar al menos 13 puntos donde se realiza la venta.


Los 13 puntos están ubicados en el tramo del kilómetro 69 al 74 en ambos sentidos, el precio en el que asila el combustible robado es aproximadamente en los 10 pesos por litro.


Los transportistas son algunos de los principales clientes, quienes son llamados con una franela para detenerse sobre el acotamiento, a un lado de donde se pueden observar los garrafones con diésel y gasolina que tapan con lonas.


Los vendedores son en su mayoría jóvenes y menores de  edad quienes ante las miradas de los automovilistas y autoridades realizan la comercialización del hidrocarburo producto ya sea de la ordeña clandestina.


Cabe mencionar que el municipio de Tlahuapan está considerado como foco rojo en robo de combustible.


Así mismo el presidente municipal del este municipio, Joel Díaz Ramírez, ha mencionado en diversas entrevistas que el delito del robo de combustible es un problema muy recurrente por lo que se considera de gravedad.


Joel Díaz comentó que no solo es lidera con las tomas clandestinas que son ubicadas a lo largo del ductos que pasa por el municipio, sino también se han ubicado al menos 20 comercios o domicilios particulares donde se expende combustible de procedencia ilícita.


El edil detalló que en su municipio la cadena delictiva del robo de hidrocarburo no culmina en la única gasolinera con la que cuenta Tlahuapan, sino en domicilios o comercios en donde cualquier ciudadano puede adquirirlo para así evitar recorrer largas distancias para llegar a los establecimientos autorizados para la venta de diésel y gasolina.


Dijo que han  habido operativos pero desafortunadamente cuando la gente responsable o dueña de los locales se entera de que va a haber acciones de ese tipo buscan la manera de evadirlos, e incluso para deshacerse del hidrocarburo lo arrojan a la red de drenaje.


Ante ello pidió la intervención de las autoridades federales para atender el problema de robo de combustible, que en su municipio va desde la ordeña de los ductos en juntas auxiliares como  Guadalupe Las Dalias y Moxolahuac, el traslado del producto y finalmente su comercialización.