Thursday, 23 de May de 2019

Viernes, 29 Abril 2016 02:26

Armenta arma show y golpea a policías de Tecamachalco

El priista arribó al lugar acompañado de unas 60 personas; entre los presentes estaba el presidente municipal de Quecholac, Néstor Camarillo, el presidente del PRI en el municipio, Mariano Cruz Ramírez, regidores emanados de este instituto político, entre otros

  • Javier Rodríguez / Tecamachalco


Alejandro Armenta Mier armó su segundo show en el proceso electoral por la minigubernatura, ahora frente la comandancia del municipio de Tecamachalco en donde amenazó y jaloneó a un grupo de policías municipales para exigir la liberación de ocho brigadistas detenidos por repartir propaganda negra en el municipio y que fueron liberados antes de la llegada del hoy coordinador de la campaña Blanca Alcalá Ruiz.


“Privaron de la libertad a jóvenes, es un delito. No vamos a permitir este tipo de arbitrariedades, que quede claro (…) ustedes no pueden prestarse a detener a jóvenes, ustedes están para servir a los ciudadanos (…) Tenemos derechos constitucionales, libertad de expresión, libertad de asociación, libertad de imprenta y estos  derechos, hoy fueron mancillados”, dijo mientras intentaba ingresar por la fuerza a los separos.


El también diputado federal arribó al lugar acompañado de unas 60 personas; entre los presentes estaba el presidente municipal de Quecholac, Néstor Camarillo, el presidente del PRI en el municipio, Mariano Cruz Ramírez, regidores emanados de este instituto político, entre otros.


Armenta Mier no sólo empujó y amenazó a los uniformados, sino también dejó en claro que si se repetía un hecho similar, a quien él metería a la cárcel sería el edil del lugar, el panista Inés Saturnino López, a quien acusó de haber ordenado el “atropello”.


“Que les quede claro, si vuelvo a ver que detienen a un joven coartando su libertad de expresión, aquí vamos a estar y vamos a abrir la presidencia y a quien vamos a meter a la cárcel será al presidente municipal por violador a los derechos humanos y políticos de los ciudadanos. Que les quede claro”, advirtió.


De ahí, Armenta Mier se fue a la presidencia municipal que se ubica a unas cuadras en donde exigió hablar con Saturnino, pero debido a que nadie le hacía caso, pateó las puertas.


La propaganda negra


Lo que orilló el nuevo show de Armenta fue que al término del evento que encabezó en el lugar el candidato de la coalición Sigamos Adelante, Antonio Gali Fayad, un grupo de jóvenes vestidos con playeras de Nueva Alianza señalaron a un grupo de ocho priistas que repartían panfletos en los que criticaban las inversiones millonarias en “obras inútiles” del gobernador Rafael Moreno Valle.


De inmediato, el alcalde panista de Tecamachalco, Inés Saturnino ordenó a los policías proceder a una detención. Los ocho priistas fueron llevados a la comandancia.


De inmediato, un grupo de tricolores arribaron al sitio, en un inicio, encabezados por Néstor Camarillo, hasta que llegó Armenta.


Los ánimos se calentaron cuando Armenta llegó a presumir su fuero y a exigir la libertad de los que repartían la propaganda.


En entrevista con CAMBIO Regionales, Armenta reconoció que los brigadistas repartían esos panfletos pero justificó que están en su derecho y que no se trata de una guerra sucia.


Inés hace el “favor” de liberar a los retenidos


Minutos antes de que Armenta llegara a la comandancia, ahí estuvo el alcalde panista Inés Saturnino en donde le dijo a los priistas que les haría el favor de liberar a los retenidos.


En entrevista con CAMBIO Regionales, Inés Saturnino dijo que “en política se vale hacer críticas incluso exigir y acusar pero con documentación no a través de la propaganda que fue entregada por los jóvenes detenidos”.


Previo a su presencia, el Síndico Municipal, Héctor Martín Galeana Fuentes dialogó con los priistas y les dijo que el edil panista no quería tener problemas, por eso les hacía el “favor” de liberarlos sin cargo alguno.