Sunday, 03 de March de 2024

Lunes, 05 Diciembre 2016 02:57

Por exceso de alcohol y velocidad mueren prensados en Acajete

Tres sujetos perdieron la vida en un accidente registrado en la Carretera federal Puebla-Tehuacán.

  • Augusto Simón V. / Acajete


Tres hombres que viajaban a bordo de un automóvil compacto perdieron la vida en un aparatoso accidente que se registró sobre la Carretera federal Puebla-Tehuacán a la altura de San Jerónimo Ocotitlán, entre Tepeaca y Amozoc.


A las 21:00 horas de este sábado un Chevy color naranja con placa MXS-35-71 del Estado de México circulaba con sentido a la ciudad de Puebla, cuando a la altura del kilómetro 25+00  frente al Oxxo, en la entrada de San Jerónimo Ocotitlán se estrelló  en la contra parte de un torton tipo plataforma de la marca Dina, color blanco, con metálicas 660-ED-4 del Servicio Público Federal que avanzaba lentamente.


Paramédicos de Cruz Roja delegación Tepeaca, revisaron a tres tripulantes pero ya no presentaban signos vitales. El chofer murió por traumatismo craneoencefálico severo, mientras el copiloto murió a consecuencia de múltiples fracturas y exposición de masa encefálica. Y el tercer tripulante que viajaba en el asiento trasero fue encontrado con el rostro destrozado.


De acuerdo con el peritaje, los ocupantes del automóvil viajaban bajo los efectos del alcohol y con exceso de velocidad, debido a que fueron encontrados envases de bebidas embriagantes.


Conductores de otros vehículos que circulaban por la misma vialidad, informaron que el chofer del tráiler al ver la magnitud del accidente, huyó con rumbo desconocido y trataron de ayudar a los tripulantes del automóvil que quedaron atrapados entre los fierros retorcidos.


Cuando realizaron el levantamiento de los cadáveres, entre su pertenencias hallaron credenciales del Instituto Nacional Electoral (INE) que portaban, con las cuales se les pudo identificar como Humberto Díaz López, de 21 años de edad, quien viajaba en el asiento del conductor; como copiloto viajaba Jesús Hernández Guzmán, de 21 años de edad; y en el asiento trasero Daniel Sánchez Castillo, de 35 años de edad. El primero y el tercero son originarios y vecinos de Tecali de Herrera, mientras que Jesús era vecino de la capital poblana.


Los tres cuerpos fueron trasladados al anfiteatro donde les practicaron la necropsia de ley. El caso fue remitido por la Policía Federal al Ministerio Público del Fuero Común en Tepeaca. Horas después los cuerpos fueron entregados a sus deudos.