Wednesday, 26 de January de 2022

Viernes, 13 Enero 2017 02:09

Aumentan hasta 10 % tarifas del transporte en tres municipios

A pesar de la advertencia del gobernador de retirar concesiones

  • Corresponsales


A pesar que el gobernador Rafael Moreno Valle advirtió que retiraría las concesiones a los transportistas que aumenten las tarifas del pasaje, tras el gasolinazo, algunos propietarios de taxis y rutas foráneas de Zaragoza, Atlixco y Acatzingo han ignorado esta advertencia del mandatario y han comenzado a aumentar sus tarifas entre el ocho y diez por ciento, lo que ha provocado la inconformidad entre los usuarios.


En los últimos dos días, han surgido diversas quejas de usuarios de tres municipios, en donde hay aumentos sin autorización del gobierno del estado.


Por ejemplo, en Zaragoza los taxistas que cubren las rutas a Tlatlauquitepec subieron dos pesos por persona y 15 los viajes de noche.


A principio de año, los taxis foráneos de Atempan, Xiutetelco y Hueytamalco también subieron su tarifa tres pesos más, pero la semana pasada dieron marcha atrás, luego que la Secretaria de Infraestructura y Transporte (SIT) les advirtió que les retiraría concesiones.


Pero en Atlixco, esta advertencia parece no atemorizar a los concesionarios y una de las líneas más usadas para viajar de Puebla a Atlixco, Oro, incrementó ocho por ciento su tarifa, al pasar de 30 a 33 pesos, mientas que Erco, otra de las líneas subió de 28 a 30 pesos.


Los usuarios de este servicio manifestaron su inconformidad por el aumento, considerando que el salario mínimo, –actualmente en 80 pesos– no tuvo un incremento suficiente para amortiguar la oleada de incrementos tras el gasolinazo.


Este problema también se refleja en Acatzingo, donde las rutas de transporte foráneo también aumentaron al aumentar de uno a cinco pesos los trayectos.


Para evitar que los pasajeros fueran sorprendidos con las nuevas tarifas, la línea de camiones avisó del aumento con anuncios en la terminal de camiones.


Hasta el momento, no se han emprendido acciones contra los transportistas del interior del estado y la vigilancia de las autoridades estatales se ha enfocado en el servicio urbano de la capital.