Saturday, 24 de October de 2020

Jueves, 21 Enero 2016 01:26

Detienen al dueño del taxi implicado en ejecución de un agente ministerial

Elementos de la policía ministerial detuvieron ayer por la tarde a dos sujetos relacionados con el asesinato del agente de la corporación Raúl Ávila, durante un violento cateo realizado en la colonia Adolfo López Mateos. La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene asegurado al dueño del taxi en el que viajaban los homicidas pese a tener un amparo a su favor.

  • Alberto Melchor / @_BetoMM


Elementos de la Policía Ministerial ejecutaron la detención de dos sujetos relacionados con el asesinato del agente Raúl Ávila, durante un violento cateo registrado la tarde de este miércoles en la colonia Adolfo López Mateos. Además, la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene asegurado al dueño del taxi en el que viajaban los homicidas, pese a tener un amparo a su favor.


 


Minutos después de las 17 horas de ayer, vecinos de la citada colonia ubicada en las inmediaciones de Plaza Loreto, comenzaron a denunciar en redes sociales una fuerte movilización policiaca sobre la Calzada Zaragoza y en las calles aledañas, incluso aseguraron haber escuchado detonaciones de arma de fuego.


 


Reportes policiacos revelaron que la movilización que duró poco más de 15 minutos se debió al cumplimiento de una orden de cateo en la vivienda marcada con el número 1325 de la calle Francisco Villa en la colonia Adolfo López Mateos, lugar en el que irrumpieron violentamente agentes ministeriales.


 


Vecinos de la zona denunciaron que en la casa estaba una mujer embarazada y menores de edad, los cuales habrían sido encañonados por los agentes. Por su parte, fuentes extraoficiales revelaron que la irrupción a la vivienda habría facilitado la detención de dos sujetos vinculados con el homicidio del ministerial el pasado jueves en la colonia El Vergel y con otros delitos como el robo a cuentahabientes


 


Tras revolver los muebles y demás objetos de la casa, los ministeriales abandonaron la zona dejando varios casquillos sin percutir, así como daños en las ventanas y puertas de la casa, lo que causó la molestia de los vecinos que se quedaron esperando una explicación por parte de los elementos policiacos.


 


Violan amparo y detienen al dueño del taxi


 


Aunque la FGE no ha confirmado la detención, fuentes extraoficiales dieron cuenta que el dueño del taxi en el que viajaban los homicidas del ministerial, habría sido detenido pese a contar con un amparo otorgado por un Juez Federal, pero se desconoce bajo qué argumento se ignoró este recurso.


 


Desde el pasado fin de semana, el dueño del taxi, Carlos Alberto Martínez Vázquez, recibió la visita de agentes ministeriales para establecer su vínculo con el asesinato del oficial Raúl Ávila, sin embargo, se le deslindó de los hechos, pues la unidad Tsuru involucrada se la daba a trabajar a una persona identificada extraoficialmente como Rodrigo Muñoz Martínez.


 


Alberto Martínez acudió voluntariamente el pasado martes a rendir su declaración respecto del caso, en compañía de su abogado y respaldado con el recurso de amparo 5/2016, el cual aparentemente habría sido desechado por parte de la FGE, pese a no tener la facultad para tomar tales atribuciones.


 


El homicidio


 


Cabe recordar que el pasado jueves 14 de enero al filo de las 12:51 de la tarde, el agente Raúl Ávila circulaba sobre la 27 Sur a bordo del Jetta blanco con placas TYU-36-00 cuando marcó el alto al taxi Nissan, modelo Tsuru de la central Vial, con matrícula 76-90-SSJ, pues había sido reportado por la apariencia sospechosa de sus tres tripulantes.


 


Con un visible exceso de confianza, el agente Raúl Ávila abordó a los sujetos, pero el pasajero de la parte trasera del taxi descendió de la unidad para disparar en al menos siete ocasiones en contra del agente con 25 años de experiencia, además de que lograron herir a su compañera de 23 años, Alejandra Mancilla.


 


Tras perpetrar el homicidio, los sujetos abandonaron la unidad calles después y facilitaron su localización, pues toda la documentación del chofer quedó dentro del coche de alquiler.