Wednesday, 21 de April de 2021

Martes, 26 Enero 2016 01:03

Confirma Zanatta que Zetas secuestraron a su hermano

El diputado detalla que fue al líder de la banda, conocido como El Lalo, a quien los policías de Orizaba entregaron a su familiar. La desarticulación de la banda, da esperanzas al legislador priista de encontrar a su hermano Zito Ángel ZanattaVidaurri, quien fue plagiado en octubre del 2014, y de quien integrantes del crimen organizado exigieron un millonario rescate.

  • Alberto Melchor Montero / @_BetoMM / Ariadna Díaz


 El legislador priista Rosalío Zanatta Vidaurri, confirmó que el líder de la banda de delincuentes que fue detenida el pasado 14 de enero en una redada en la marisquería Silver en la colonia Las Palmas, Ángel Hernández mejor conocido como “El Lalo”, estaría vinculado con el secuestro de su hermano Zito Ángel Zanatta, víctima de una posible desaparición forzada por parte de esta célula delictiva.


 


 


El diputado además detalló que “El Lalo”, está siendo investigado por la SEIDO al ser la persona a la que presuntamente, los policías de Orizaba entregaron a su hermano tras detenerlo, ya que este delincuente que estuvo relacionado con los Zetas, desertó y conformó la célula delictiva de los CSNZ que operaba en los límites de Puebla y Veracruz con apoyo de uniformados corruptos.


 


 


 


Diputado confirma la investigación


 


 


El diputado local Rosalío Zanatta confirmó que uno de los presuntos Zetas detenidos en Puebla, conocido como el “comandante Lalo”, forma parte de quienes secuestraron a su hermano en Veracruz hace un año.


 


 


“Hace semana y media, detienen a un tal ‘comandante Lalo’ en Puebla, José Eduardo González Barrera está detenido. Lo está investigando la Fiscalía de Puebla, lo investiga la SEIDO, y espero, primero Dios, que ya tengamos noticias de mi hermano”, dijo en breve entrevista durante una gira de trabajo en el municipio de Altepexi.


 


 


Indicó que ante la desarticulación de la banda, hay esperanzas de encontrar a su hermano Zito Ángel Zanatta Vidaurri, quien fue plagiado en octubre del 2014, y de quien integrantes del crimen organizado exigieron un millonario rescate en su momento.


 


 


 


Operaban en complicidad con policías corruptos


 


 


Fuentes consultadas por CAMBIO indicaron que el día que “El Lalo” fue detenido, junto con otros seis miembros de la CSNZ, se identificó con el nombre de Ángel Hernández Hernández, quien también respondiera al nombre de José Eduardo González Barrera, de 35 años de edad.


 


 


Tras realizar una minuciosa labor de investigación con las autoridades de Veracruz, se supo que el desertor de los Zetas operaba en contubernio con el grupo de policías municipales de Orizaba que el 15 de enero fueron detenidos tras comprobarse que ellos arrestaron a Zito Zanatta el 18 de octubre del 2014, tras una riña.


 


 


Medios de Veracruz reportaron que “El Lalo” y su banda, no sólo estaría relacionado con la desaparición de Zanatta, sino también con la de la joven veracruzana Fernanda Rubí Salcedo Jiménez. No obstante, se ha señalado que las primeras pesquisas apuntan a que esta célula no dejaba con vida a sus víctimas.


 


 


 


Huían de Veracruz, cuando los ubicaron en Puebla


 


 


La Fiscalía General del Estado (FGE) indicó que la captura de este grupo delictivo se logró gracias a una denuncia anónima que permitió saber que se encontraban en la marisquería Silver ubicada en la 16 de Septiembre a la altura de la colonia Las Palmas, mientras que fuentes extraoficiales apuntaron que las disputas con Los Zetas de la zona fueron quienes los orillaron a salir.


 


 


Junto con “El Lalo”, fueron detenidos Marco Antonio Ramírez Vargas, de 20 años; Carlos Gonzalo Aguilar López, de 23 años; Javier Rufino Abad Monterrosas alias "El Chaman", de 29 años; Edgar Ortiz Romero, de 33 años; Omar Gómez Márquez alias "El Pelón" y Manuel o Víctor Nieto.


 


Dado que las autoridades poblanas no lograron fincarles cargos por algún hecho delictuoso cometido en territorio poblano, fueron puestos a disposición de un juez federal y trasladados a las instalaciones de la SEIDO para realizar las investigaciones pertinentes y e indagar sobre el paradero de Zito Zanatta.