Tuesday, 27 de October de 2020

Jueves, 04 Agosto 2016 11:44

Asesinato del edil de Huehuetlán no fue por robo, fue crimen político: familiares

Ayer, CENTRAL estuvo en la casa del alcalde, antes del sepelio, los familiares consideraron que la Fiscalía General del Estado debe considera como línea de investigación la de un crimen político



Familiares del edil de Huehuetlán el Grande, Juan Santamaría Zavala rechazaron la teoría del robo que dio a conocer la Fiscalía General del Estado (FGE) como principal línea de investigación sobre su asesinato y consideraron que se trató de un crimen político.


Ayer por la mañana, CENTRAL estuvo en la casa del presidente, en donde los familiares acusaron que la FGE ha incurrido en una serie de negligencias, ya que jamás protegió la zona donde ocurrieron los hechos y los peritos especializados llegaron muy tarde. Incluso aseguran que conocen a los asesinos y que viven en los municipios aledaños.


Sin embargo, los familiares de la víctima se negaron a dar más información pues temen represalias en su contra.


Tras el homicidio del edil, el martes la Fiscalía General del Estado emitió un boletín en el que señaló que se investigaba el robo de la nómina de Huehuetlán el Grande como principal móvil del homicidio del alcalde. Sin embargo, esta versión no convence a sus familiares.


No confiamos... Llegaron muy tarde. Nos entregaron muy tarde el cuerpo. Los peritos ahí andaban quesque trabajando. Pero nomás se hacen. No confiamos. No sabemos qué quiera hacer el gobierno y la verdad es que tenemos miedo que hagan algo contra la familia”, comentó un primo del edil, quien no autorizó publicar su nombre.


Pero, el hecho que más les preocupa a los familiares del edil es que temen represalias de aquellos que buscan quedarse con el poder de la población.


Sabemos que ahí andan. No han dejado el pueblo, los tenemos identificados y sabemos quienes son. Ya hay mucha gente que se está afilando las garras pensando que se va a quedar con el Ayuntamiento o con el pueblo”, comentó uno de los familiares a los que tuvo acceso CENTRAL.


La noche del lunes, el alcalde dejó la presidencia municipal de Huehuetlán en compañía de Areli Esquivel Muñoz, su secretaria particular, quien resultó ilesa y caminó un largo tramo en medio de la noche para pedir ayuda en el centro de la población.


La Fiscalía General del Estado mantiene a la secretaria del edil como único testigo protegido ya que ella relató ante el Ministerio Público cómo sucedieron los hechos, aunque hasta el momento no se ha confirmado si ella también es objeto de la investigación.


Blindan accesos a Huehuetlán; aún no hay detenidos


La población ubicada en la mixteca poblana se encuentra blindada. Hasta el momento la Fiscalía General del Estado mantiene varios puntos de revisión en la zona pero no ha informado sobre la detención de ningún involucrado en el asesinato del edil.


Ayer, en un recorrido realizado por la zona fueron encontrados al menos dos puntos de revisión previos al acceso principal en Huehuetlán, en los cuales se encontraban agentes de la Policía Ministerial deteniendo vehículos en busca de los responsables del homicidio del edil ocurrido entre la noche del lunes y la madrugada del martes.


El domicilio donde reside la familia del alcalde, localizado en San Agustín Ahuahuetla, se mantiene con dos cuadrillas de vigilancia desde ayer en la noche. Mientras que una cuadrilla de la Policía Estatal hace rondin en todo el municipio, una más, de la Policía Municipal se mantiene pendiente en la casa que habitaba el alcalde con su familia y en donde se velaron sus restos.


El funeral apenas duró una noche y por la mañana, alrededor de las once, comenzó el cortejo fúnebre hacia el panteón de la población encabezado por la viuda del alcalde, Virginia Ramírez, quien no pudo contener el llanto durante todo el trayecto hasta el panteón e incluso se desvaneció en un par de ocasiones.


Tras la misa de cuerpo presente en el centro de Huehuetlán, el cuerpo del edil fue llevado a las puertas de la presidencia municipal en donde se mantiene una ofrenda de flores con un moño negro y una manta en donde puede leerse: “Descansa en paz Presi Zavalita”.


Fuente: Central