Tuesday, 27 de October de 2020

Lunes, 08 Agosto 2016 01:51

29 muertos y contando: calculan que serán más de 80

La Tormenta Tropical Earl dejó en la Sierra Norte de Puebla 29 muertos que han sido identificados oficialmente, pero la cifra podría llegar a más de 80 según información de las autoridades locales, por lo que éste es el segundo desastre natural con más decesos y damnificados de las últimas dos décadas en la entidad poblana, teniendo como referente la tragedia de Teziutlán en 1999. 

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


Con los 29 muertos que han sido identificados oficialmente, que podrían ser más de 80 según información no confirmada por las autoridades, las lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Earl en la Sierra Norte de Puebla se convierten en el segundo desastre natural con más decesos y damnificados de las últimos dos décadas en la entidad poblana, teniendo como referente la tragedia de Teziutlán en 1999, cuando los múltiples deslaves dejaron más de 200 personas sepultadas en lodo.


El sábado por la noche la lluvia provocó sus primeros estragos, cuando poco antes de las 23 horas los ríos y arroyos más importantes que cruzan la citada región colapsaron y arrastraron casas y automóviles, mientras que el reblandecimiento de la tierra provocó al menos una decena de deslaves en la Autopista y la Carretera Federal México-Tuxpan, además de otros caminos incomunicándose doce localidades de la región.


Aunque las autoridades aseguran que son alrededor de 500 familias damnificadas y los muertos ascienden a 36 entre los municipios de Huauchinango y Tlaola, hasta el cierre de esta edición el Gobierno del Estado reveló que 29 muertos ya habían sido identificados y de los cuales, 15 son menores de edad que quedaron enterrados tras el derrumbe de sus casas.


Lluvia por 24 horas se convierte en tragedia


Una precipitación de gran intensidad por un periodo de casi 24 horas fue el detonante de la tragedia en Huauchinango, que hasta antes del sábado tenía como referente el desastre provocado por una tormenta el 5 de octubre de 1999 en 12 municipios de la Sierra Norte, donde Teziutlán fue el principal afectado al quedar incomunicado y registrar más de 200 muertes.


Los estragos iniciales de este fin de semana comenzaron a reportarse en la colonia La Joya donde tres integrantes de una familia perdieron la vida cuando su casa fue arrastrada por uno de los ríos de la región, provocando que más de 500 personas abandonaran sus hogares para refugiarse en los albergues habilitados por el ayuntamiento de Huauchinango.


La constante caída de agua no tardó en provocar el reblandecimiento de la tierra, por lo que las regiones conocidas como los Manantiales y Mesita reportaron desgajamientos en los cerros y varias viviendas quedaron sepultadas por aludes de tierra. Aunque algunas personas fueron reportadas de forma inicial como desaparecidas, se encontraron sin vida durante la madrugada tras ser arrastradas por la corriente.


Las pérdidas totales en las casas fueron visibles desde la madrugada cuando cientos de familias salieron de sus casas inundadas en colonias como Adolfo López Mateos y Santa Catarina, donde la suma de decesos alcanzó los 13 casos: 7 menores de edad y 6 adultos, según reportó la SSG.


¡Milagro! Rescatan a niña de dos años


Tras la intervención del Ejército Mexicano como parte del plan de acción DN-III-E, las labores de rescate se intensificaron y permitieron ubicar a una menor de dos años de edad en lo que fuera conocido como calle Nigromante de la colonia La Cumbre.


Pese a que la menor se encuentra estable tras ser atendida por personal médico, no ha sido posible ubicar a sus padres o a alguno de sus familiares.


Xaltepec, la zona más devastada


La junta auxiliar de Xaltepec, a escasos minutos de la cabecera municipal fue una de las más devastadas por la tormenta Earl, dado que las casas en su mayoría de madera, resultaron inundadas tras el desbordamiento del río. En cuanto a las viviendas de cemento éstas quedaron destruidas o sepultadas entre lodo y piedras que cayeron tras el desgajamiento de un cerro.


Con muy pocos minutos para salir de sus casas, el reporte de pérdidas humanas por parte de las autoridades en esta junta auxiliar hasta la noche de este domingo, dio cuenta de 11 casos, de las cuales 8 son menores y el resto personas adultas cuyos cuerpos se pudieron recuperar gracias al apoyo de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de Protección Civil de los tres órdenes de gobierno.


Para el domingo, las autoridades determinaron evacuar en su totalidad a las pocas personas que permanecían en sus viviendas temerosas de la rapiña, así como a los pobladores de Papatlazolco, esto debido a que existía temor fundado de que el resto del cerro terminara por colapsar.


Tlaola y Xicotepec también sufren embate de Earl


Aunque la suma de muertos fue inferior que las registradas en Huauchinango, Earl también dejó huella en los municipios de Tlaola y Xicotepec, donde se reportaron tres personas fallecidas y cuantiosos daños en vialidades, tales como el puente atirantado “El Tepetate”.


Esta infraestructura que conecta a Xicotepec con Jalpan, una de las principales vías de comunicación en la región, fue inaugurada apenas en 2014 y quedó destruida por la fuerte corriente del Río San Marcos.


Incomunicados por 18 deslaves en carreteras


Las carreteras también padecieron la furia de la naturaleza luego que los cerros colapsaran, dejando incomunicadas a varias localidades y varados a cientos de automovilistas, algunos de los cuales resultaron víctimas de la lluvia y el lodo que arrastró al menos cuatro autobuses de turismo a las barrancas.


En el caso de la colonia El Sifón, quedó incomunicada cuando uno de los 18 deslaves que se contabilizaron en la región bloqueara la carretera federal que comunica a Puebla con Hidalgo, en el tramo hacia Xicotepec.


En el kilómetro 101 de la carretera federal se registró uno de los peores deslaves en donde las piedras y lodo sacudieron dos autobuses de la línea Atah y AU, así como una pipa de agua, los cuales estuvieron a punto de caer al vacío sin embargo, no se reportó ninguna persona lesionada.


No obstante, en el kilómetro 93+100 un autobús de la línea ADO no corrió con la misma suerte y cayó a una barranca. En este evento se reportó una persona muerta la cual se acercó a ver si había lesionados en el camión cuando un segundo alud cayó sobre él, según testigos.


La autopista 132-D México-Tuxpan también reportó deslaves que mantuvieron obstaculizados los tramos Nuevo Necaxa-Ávila Camacho y el tramo que va al Tejocotal. En dicha vialidad, a la altura del kilómetro 136 se reportó la desaparición de una persona la cual habría sido arrastrada junto con su vehículo a un acantilado de más de 100 metros de profundidad.