Thursday, 22 de October de 2020

Miércoles, 10 Agosto 2016 02:04

A Familia García Morales le pasó la muerte a un lado

La hija menor, Yeni García había quedado atrapada tras las intensas lluvias pero sus vecinos la rescataron. La familia Orozco Garrido acudió a su auxilio y el de la comunidad, sin embargo, la corriente arrasó con su endeble vivienda quitándoles la posibilidad de salvar a sus propios familiares.

  • Luis Alberto Cataño R.


A la familia García Morales la muerte le pasó a un lado, ya que sus cinco miembros sobrevivieron a la catástrofe que dejó a su paso Earl en Xaltepec, siendo su casa una de las pocas que se quedó en pie tras el paso de las lluvias del sábado pasado. Yeni García, la hija de 21 años fue rescatada por sus vecinos, quienes no tuvieron la misma suerte luego que su casa fuera arrastrada por el río quitando la vida a cuatro miembros.


Yeni narró a CAMBIO la trágica jornada del sábado señalando que al principio las lluvias que caían sobre su comunidad el sábado pasado, parecían ser de total normalidad; fue hasta la noche, cuando el agua comenzó a arrasar con todo.


“Empezó la lluvia, no sentimos que fuera de más, sino lo de siempre”, dijo, antes de regresar a su casa cuando la situación ya era de emergencia, en la que “el agua llegaba hasta el pecho” y la corriente la quería arrastrar.


Aun así, la  joven hizo lo posible por llegar hasta su hogar que ya estaba siendo atacado por la corriente del río y la lluvia que a su paso llevaba los restos de lodo y lo que se desprendió de otras viviendas. 


Contó cómo a las 22:00 horas tuvo que ser rescatada de su hogar, cuando intentaba ingresar por una ventana para tomar un poco de dinero y sus documentos, entre éstos, su trámite para la obtención de su título universitario.


Quienes la rescataron, sus vecinos de la familia Orozco Garrido, una hora después observaron los horrores de la lluvia cuando la casa donde vivían se fue río abajo con todos sus integrantes.


“Mis vecinos nos ayudaron, lamentable ellos no pudieron salvar a su familia”: Yeni


La familia vecina acudió al auxilio de su comunidad, sin embargo, la muerte sí los acecharía arrancando su débil vivienda, dejándolos sin posibilidad de salvar a sus propios familiares.


Yeni recordó cómo el agua no pasaba por la casa de sus vecinos, pero esa vivienda hoy ya no existe, ya que sólo hay una montaña de lodo y despojos.


El río arrasó con la casa de los Orozco y con ésta, Irene Mata Roldán, su hijo de dos meses y Marco Antonio Orozco de 10 años, arrastrados y encontrados a las 23:00 horas ya sin vida en el otro extremo del río. 


“Su familia se fue, se perdió en el río. A ellos los pudimos sacar por ahí de las 11 de la noche del sábado bien enlodados. Fueron a tres los que encontraron en el río… a tres todos juntitos: la señora con su bebé agarrando en brazos y el niño de 10 años”, narró con la voz entrecortada. 


No obstante, en la casa había otro niño de apenas año y medio llamado Alexis. Hasta el día de hoy, el niño es buscado por personal de la Sedena.