Tuesday, 27 de October de 2020

Viernes, 12 Agosto 2016 02:25

Arrojan decapitados en Tepeyahualco

Los cadáveres tenían un narcomensaje. Según la versión de la Fiscalía General del Estado (FGE), las víctimas habrían sido asesinadas en el estado de Veracruz y arrojadas en Puebla

  • Carlos Rodríguez


Puebla se ha convertido en un depósito de cadáveres. El último caso se registró ayer cuando fueron hallados tres hombres decapitados con un narcomensaje en Tepeyahualco.


Según la versión de la Fiscalía General del Estado (FGE), las víctimas fueron identificadas como Miguel Ángel V., Federico del C. y Diego Gastón G., quienes habrían sido asesinados en el estado de Veracruz y arrojados en Puebla.


Fueron campesinos quienes reportaron el hallazgo en la Carretera federal Tepeyahualco-La Garita y al lugar acudieron elementos de la Agencia Estatal de Investigación para realizar diligencias.


Los tres jóvenes habrían sido levantados la tarde del miércoles en Perote, Veracruz, de acuerdo con las primeras investigaciones.


La dependencia que encabeza Víctor Carrancá Bourget informó en un comunicado de prensa que la investigación se inició en el estado vecino ante denuncias formuladas por personas secuestradas y que ellos únicamente coadyuvan con la investigación.


“Al realizar las indagatorias sobre estos hechos, se tuvo conocimiento de que la tarde del miércoles 10 de agosto, los hoy occisos habrían sido privados de la libertad en Perote, Veracruz, presuntamente por sujetos desconocidos que posteriormente los privaron de la vida en el mismo estado. Por estos hechos la Fiscalía de aquella entidad inició la Carpeta de Investigación UIPJ/DX/1 /306/2016”.


Otros casos


Con los siete cuerpos encontrados, suman 13 en el último año que han sido arrojados en Puebla.


Siete aparecieron en un paraje conocido como “El Sumidero”,  en Acateno en agosto del 2015, en los límites con el estado de Veracruz. Los cuerpos estaban envueltos en cobijas y tenían un mensaje de advertencia.


En esa ocasión, la Fiscalía también aseguró que había sido asesinado en Veracruz. En febrero de este año, también fue arrojada en territorio poblano, en Tehuacán, la periodista Anabel Flores Salazar, quien cubría la fuente policial en el periódico El Sol de Orizaba.