Sunday, 25 de October de 2020

Viernes, 26 Agosto 2016 03:11

Bebé murió desnucada en la guardería de Sedesol: detienen a dos, pero no había cámaras

Trascendió que la madre soltera inscribió a la bebita con la esperanza de acceder a la beca de la dependencia de 900 pesos. A casi dos días del deceso, la Fiscalía General del Estado mantiene detenidas a por lo menos dos personas vinculadas al caso, entre las que se encuentra Ana Laura Méndez Popoca, encargada de la estancia, así como a una de las maestras.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM



Atraída por la confianza que le dio el logotipo de la Sedesol y la Cruzada Contra el Hambre, la madre de Renata Valentina inscribió a su bebé de 19 meses en la estancia “Pequeños Triunfadores” porque la institución ofrecía contar con circuito cerrado, horarios extendidos y alimentación, sin saber que ahí encontraría la muerte por desnucamiento, un homicidio que quiso ser solapado bajo la causa de broncoaspiración.



Ahora, en plena investigación de los hechos, resulta que el circuito cerrado de la estancia infantil no existía, según el delegado de Sedesol, además que la menor no era beneficiaria de las becas de 900 pesos y asistía a “Pequeños Triunfadores” como cliente privado.



A casi dos días del deceso, la Fiscalía General del Estado (FGE) mantiene detenidas a por lo menos dos personas vinculadas con el caso, entre las que se encuentra Ana Laura Méndez Popoca, encargada de la estancia, así como a una de las maestras, sin que se explique todavía cómo ocurrió el desnucamiento la tarde del miércoles.



Hasta ahora ha trascendido que la madre de Renata Valentina era mamá soltera, originaria de Huatlatlauca y había inscrito a la menor, apenas hace unas semanas a la espera de recibir la beca de Sedesol.



De momento la estancia ya recibió una suspensión temporal en lo que se realiza la investigación y los 48 menores becarios pueden trasladarse a otra de una lista colocada en la puerta.



De acuerdo con el delegado, Pequeños Triunfadores había aprobado todas las supervisiones y cumplía con las Reglas de Operación del Programa que establece un límite máximo de 60 menores, así como un Programa de Protección Civil.



Estancia mintió a la mamá de Renata; no había cámaras



Apenas hace dos semanas, la mamá de Renata inscribió a su bebé de un año y medio de edad a la estancia “Pequeños Triunfadores” ubicada en la 39 Oriente 2433 de la colonia Alseseca, la cual presume en una lona compartida los servicios de kinder y guardería con posibilidades de acceder a becas de la Sedesol.



Pese a que la menor no pertenecía al padrón de becarios de esta dependencia federal que la institución tiene, el grupo de 60 menores para los que tiene capacidad la estancia debía gozar del resto de los servicios que volvían más atractiva su oferta que las de otras guarderías de la zona.



A las 13:00 horas del miércoles, Renata fue llevada por las asesoras de la estancia a tomar un descanso en el área acondicionada para la siesta, sin embargo, en algún momento antes de las 14:00 horas, las empleadas se percataron que ya no presentaba signos vitales.



Según declararon las empleadas a paramédicos, uno de los bebés en la sala comenzó a llorar y fue en ese momento que ingresaron al cuarto para atender el llanto, sin embargo, estos hechos no podrán ser comprobados ya que a pesar que se enuncia como un plus en los servicios de la estancia, la encargada Ana Laura Méndez Popoca nunca contó con cámaras de seguridad que comprueben la mecánica que las empleadas aducen.



La ausencia de estos instrumentos con los que la estancia a cargo de Méndez Popoca presume tener, ha impedido que los peritajes se desahoguen con mayor fluidez, dado que el dictamen que revela que Renata murió de una lesión en el cuello que provocó el desprendimiento de una vértebra, aún no ha logrado establecer la mecánica.



Tras la muerte de Renata, familiares exigen justicia



Aunque hasta el momento sólo se sabe que la menor se llamaba Renata Valentina y que de acuerdo con el delegado Vega Rayet, su madre era soltera y la bebé era su única hija, algunos familiares han intentado contactar a diversos medios comunicación a fin de manifestar su inconformidad con la postura de la estancia y de las autoridades.



Sin embargo, la mamá de Renata permanece en el anonimato y aunque fue ella quien descartó que la menor estuviera enferma o que pudiera haberse ahogado por problemas respiratorios, esto se conoció a través de reportes policiales sin que hasta el momento se sepa su postura respecto del caso.



Luego que el Servicio Médico Forense entregó el cuerpo y el resultado de la necropsia a los familiares, se espera que este día su mamá y sus familiares entierren el cuerpo de la menor.