Sunday, 29 de November de 2020

Viernes, 09 Septiembre 2016 04:21

La Fiscalía deja libre al #TaxiRata; sólo pagará los daños a la víctima

No se pudo comprobar la complicidad entre el operador y los delincuentes con los que presuntamente está coludido. A raíz del caso, documentado por CAMBIO, se sumaron nuevas denuncias en contra del chofer que fue identificado por sus víctimas a través de las características de la unidad y del modus operandi

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM



Dado que no se logró comprobar la complicidad entre el #TaxiRata y los delincuentes con los que presuntamente esta coludido, el chofer de la unidad de alquiler Julio César M. sólo pagará el daño material provocado a una de sus víctimas y no pisará la cárcel, según reveló la agraviada en entrevista para CAMBIO.



“Anoche me citaron en la Fiscalía para tomar declaración a mi testigo y el licenciado Luis Jiménez me dijo que lo dejarían libre –a Julio César M.– y solo me pagarían los daños materiales, sin importar el delito de intento de homicidio”, precisó Zuleima, estudiante de la Universidad Pedagógica Nacional y la primera en denunciar al #TaxiRata.



Cabe recordar que a raíz del caso que fue ampliamente documentado por CAMBIO, se sumaron nuevas denuncias en contra de este taxistaque pudo ser identificado por sus víctimas a través de las características de la unidad y del modus operandi ya que en todos los casos la unidad fue abordada por ladrones sin que el chofer opusiera resistencia.



Las últimas dos víctimas del #TaxiRata formalizaron su denuncia la Carpeta de Investigación 2955/2016/ZCinterpuesta este martes 6 de septiembre y la cual obra en poder de CAMBIO, siendo dos mujeres que responden a los nombres de Adriana D, de 34 años y Deisy V., de 35, que abordaron la unidad que de acuerdo con las características, presumen se trata de la misma que opera Julio César M.



Las víctimas relataron ante el agente del ministerio público que abordaron la unidad en cuestión tras acudir a una cena con sus conocidos en el restaurante “Andiamo” de la Avenida Juárez, pero tras ser atracadas fueron abandonadas en las solitarias calles de La María.