Wednesday, 20 de October de 2021

Viernes, 30 Septiembre 2016 03:51

Feminicidio 52: Tania, activista contra la violencia de género

La estudiante de sociología de la BUAP fue hallada sin vida con una cadena atada al cuello y huellas de violencia. La FGE no emitió información sobre el caso hasta el cierre de esta edición, sin embargo, de forma extraoficial se sabe que la estudiante pudo ser asesinada por más de una persona

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


La estudiante de la licenciatura en sociología de la BUAP, Tania Mazda Verónica Luna pasó de formar parte del contingente de poblanos que en las últimas semanas protestaron contra los feminicidios en Puebla, a las filas de las víctimas de este delito, luego que la mañana de este jueves fuera hallada sin vida, con una cadena atada al cuello y con huellas de violencia.


Aunque en un primer momento, la cadena que tenía atada al cuello hizo presumir a las autoridades que se trataba de un suicidio, evidencias en su apartamento de la colonia Guadalupe Hidalgo así como las lesiones que presentaba, permitieron abrir la posibilidad de investigar el caso como un feminicidio.


Por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) no se emitió alguna información sobre el caso hasta el cierre de esta edición, sin embargo, de forma extraoficial se sabe que la muerte de esta estudiante originaria de Veracruz es indagado como un feminicidio perpetrado por una o más personas desde el pasado miércoles.


Le interesaban los estudios de género


Hasta antes de ser hallada sin vida, Tania de 23 años de edad cursaba el quinto cuatrimestre de la licenciatura en sociología en la BUAP, a la cual ingresó en 2014 proveniente de Veracruz y de inmediato mostró interés por los estudios de género.


Parte de su interés lo manifestó nutriendo las movilizaciones en contra de la ola de feminicidios en Puebla que de acuerdo con un conteo realizado por CAMBIO asciende a 52 casos en lo que va de este año, aunque las autoridades reconocían 36 hasta agosto pasado.


El coste de su vida académica era vivir sola apartada de su familia en Veracruz, a quienes visitaba cada vez que tenía oportunidad o cuando sus padres podían venir para ver cómo se encontraba y sino le hacía falta nada.


Pese a radicar en Puebla desde el 2014, Tania apenas llevaba un año viviendo en la colonia Guadalupe Hidalgo. Ocupaba una casa amplia, de dos pisos y dentro de un conjunto habitacional cerrado ubicado en el número 6803 de la calle Javier Mina, al norte de la capital.


La encontraron en las escaleras


Cuando sus padres no podían venir, uno de sus familiares identificado como Miguel Espinoza acudía a visitarla para saber sino le hacía falta algo. Al llegar al lugar en donde vivía la mañana de ayer, luego de que intentara contactarla desde el miércoles, la encontró en el tercer peldaño de la escalera, con una cadena atada al cuello y sangre saliendo de su boca.


Con ayuda de una de sus vecinas, de inmediato dieron parte a las autoridades siendo elementos de la policía estatal a bordo de la unidad PE-481 quienes atendieron el reporte al filo de las 9:30 horas junto con paramédicos de la ambulancia 037 del SUMA que confirmaron que Tania ya no presentaba signos vitales.


Murió asfixiada y violentada


Con gran sigilo fueron llegando los ministeriales de la Fiscalía General del Estado y los servicios periciales a fin de determinar lo que había ocurrido ya que a pesar de que la joven tenía un extremo de la cadena atada al cuello, el otro no pendía de ningún lado y estaba atorado a la pata de una silla.


El primer reporte indica que Tania feneció por “asfixia mecánica por ahorcamiento”, sin embargo mostrada algunos golpes y manchas hemáticas que hacen suponer que hubo violencia en su muerte, descartando así la primera hipótesis de un suicidio.


 


Hasta el cierre de esta edición, la FGE no proporcionó alguna información sobre el caso que permita conocer si Tania se suma a la lista de las víctimas de feminicidio.