Saturday, 31 de October de 2020

Miércoles, 05 Octubre 2016 02:59

A Gizeh, trabajadora del Issstep también le mocharon los dedos

La autopsia reveló la saña del crimen, pese a que el dictamen oficial sólo muestra como causa de muerte las puñaladas. Fuentes ministeriales detallaron que al momento del hallazgo, la mujer presentaba cortaduras en los dedos y que incluso algunos se habrían desprendido

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


La autopsia practicada a Gizeh Castelán Castro, la empleada del Issstep asesinada y encontrada junto al Río Atoyac el domingo pasado, reveló la saña con la que fue ultimada, ya que además de la numerosas heridas por arma punzocortante en órganos vitales, habría sido mutilada, dado que le faltaban algunos dedos, confirmándose que se trató de un feminicidio.


No obstante, en el dictamen oficial del Servició Médico Forense (Semefo) sólo se revela como causa de la muerte un “choque hipovolémico por heridas penetrantes de cuello, tórax y abdomen. Sección de paquete neurovascular bilateral, lesión cardiaca, hígado y visceral huecas por objeto punzocortante”, evidenciando la magnitud de las lesiones que le causaron sus feminicidas.


Fuentes ministeriales detallaron que al momento del hallazgo, la mujer presentaba cortaduras en los dedos, incluso algunos se habían desprendido, además de que se contabilizaron al menos 17 lesiones por arma punzocortante, entre ellas una contundente a la altura del corazón y una más en el hígado.


Aunque se presume que al momento de ser arrojada al puente ya no tenía signos vitales, las diligencias del caso continúan para establecer a fin de identificar a sus victimarios, a quienes según la Fiscalía General del Estado, los habría conocido en un bar.


Gizeh, quien en un primer momento fue registrada como la desconocida número 104 y fue contabilizada por organizaciones civiles como el feminicidio 65 del 2016, fue identificada horas después por sus familiares quienes señalaron que la mujer de 26 años se desempeñaba como auxiliar en el Instituto del Seguro y Servicio Social de los Trabajadores al Servicio del Estado de Puebla (Issstep).


Se espera que en los próximos días con la evidencia recabada por las autoridades se pueda judicializar el caso y obtener una orden de aprehensión en contra de los presuntos responsables.