Wednesday, 21 de October de 2020

Jueves, 04 Febrero 2016 01:08

Analizan mandar un segundo grupo de Gendarmería a Puebla

Reveló, el secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida. Informó que los 150 elementos que arribaron al estado, están trabajado conjuntamente con la SSP para labores de resguardo de seguridad en Ciudad Serdán, Esperanza y Palmar de Bravo.

  • Luis Alberto Cataño R.


 


Puebla podría recibir un segundo grupo de elementos de la Gendarmería Nacional, a fin de seguir colaborando en los temas de seguridad para la entidad, reveló el secretario de Seguridad Pública del estado (SSP), Jesús Rodríguez Almeida.


 


Informó que los150 elementos de la Gendarmería que arribaron al estado están trabajando conjuntamente con la SSP para labores de resguardo de seguridad en los municipios de la zona conurbada de la capital, así como para carreteras de zonas como Ciudad Serdán, Esperanza y Palmar de Bravo.


 


“Tenemos coordinación permanente con ellos (elementos de la Gendarmería). Están trabajando aquí en el municipio y en otros puntos del estado. Tenemos muy buena coordinación y tienen todo el apoyo de la Secretaría de Seguridad en el estado”, señaló en entrevista el secretario estatal.


 


Además, el titular de la SSP señaló que en Puebla existen las condiciones para implementar la Policía Estatal Única, sin embargo, será hasta que esté conformado en la Reforma Constitucional, cuando se pueda ver su consumación.


 


Desalojo frustrado en El Refugio


 


 


Rodríguez Almeida informó que no se pudo realizar un desalojo de la zona del fraccionamiento El Refugio, ocupado por integrantes de la organización Antorcha Campesina, a pesar de que existía una orden judicial.


 


Detalló que el desalojo se suspendió por falta de garantías al verse rebasados por el número de personas que pretendía impedir cumplir la orden del juez, además de que no llegaron los estibadores y cargadores necesarios para el retiro de los bienes de los ocupantes.


 


“No se llevó a cabo el desalojo en virtud de que había una orden judicial, sin embargo, no llegaron ni estibadores, ni cargadores para realizarlo. Hubo oposición por parte de las personas que se encontraban en la colonia, y en virtud de que había un número muy importante, la fuerza pública asistió, pero a consideración del juzgado y del actuario, no era posible llevarse a cabo por el riesgo que implicaba y no existían las condiciones materiales para poder desalojar”, explicó el secretario en entrevista.