Tuesday, 01 de December de 2020

Lunes, 09 Enero 2017 01:21

Madres de chavitos mochaorejas en Serdán exigen encontrar a sus hijos

Por lo que confirmaron que los adolescentes fueron asesinados. “Recibimos una llamada anónima el pasado miércoles en la que nos decían que había tres cuerpos tirados en una barranca pero es imposible descender a pie, es por eso que pedimos que el gobernador asigne un helicóptero para rastrearlos”, señalaron.

  • Karina Fernández / @FdezKarina


Las madres de los tres menores desaparecidos en Chalchicomula de Sesma confirmaron las llamadas anónimas sobre el supuesto hallazgo de los cuerpos sin vida y mutilados de sus hijos en una barranca del municipio, por lo cual exigieron al gobernador Rafael Moreno Valle que disponga de un helicóptero para inspeccionar la zona y corroborar si se trata de estos menores.


Después de la gira de trabajo que el mandatario estatal realizó el viernes pasado en dicha región del estado, Leticia Sánchez Sánchez, Olga Sánchez Montiel y María Trinidad López Hernández buscaron al gobernador para exigir su apoyo tras la desaparición de sus tres hijos desde el martes pasado.


Se trata de los jóvenes Abel J. de 16 años de edad, Francisco V. de 17 y Uriel G. de 16 años quienes se rumora fueron levantados, mutilados y posteriormente arrojados a una barranca por supuestos miembros del crimen organizado que fueron vistos viajando en una camioneta.


“Pedimos que nos apoyen. Recibimos una llamada anónima el pasado miércoles en la que nos decían que había tres cuerpos tirados en una barranca y creemos que podría tratarse de nuestros hijos, pero es imposible descender a pie, es por eso que pedimos que el gobernador asigne un helicóptero para rastrearlos y si son ellos, darles cristiana sepultura”, dijo una de las madres.


Los familiares de los adolescentes aseguraron que estos jóvenes no eran criminales, por el contrario afirmaron que fueron víctimas de grupos organizados quienes han sembrado temor en la colonia donde habitan puesto que los vecinos viven preocupados ante la posibilidad de que esta situación se repita.


En este sentido, advirtieron que no descansarán hasta tener con ellas a sus hijos, por lo cual seguirán tocando puertas y exigiendo a las autoridades que realicen los trabajos necesarios para dar con su paradero, ya que mañana estaría por cumplirse una semana tras su desaparición.