Friday, 22 de January de 2021

Lunes, 22 Febrero 2016 02:24

Empresario de palenques ordena multihomicidio

El empresario poblano Jorge Aduna Villavicencio, del grupo Gallística del Noroeste, motivado por una venganza luego de un asalto a la casa de uno de sus familiares, ordenó un levantón en contra de los seis supuestos asaltantes, vecinos de Lomas de San Miguel, quienes fueron llevados a un inmueble de su propiedad donde sus escoltas y algunos ex policías que contrató, los ejecutaron y posteriormente los calcinaron, reveló la Fiscalía General del Estado (FGE).

  • Alberto Melchor / @_BetoMM


Motivado por un asalto a la casa de uno de sus familiares, el empresario poblano Jorge Aduna Villavicencio del grupo Gallística del Noroeste, ordenó un levantón en contra de los seis supuestos asaltantes que fueron llevados a un inmueble de su propiedad donde sus escoltas y algunos ex policías que contrató, los ejecutaron y posteriormente los calcinaron para evitar que fueran hallados según reveló la Fiscalía General del Estado (FGE).


Aduna Villavicencio era considerado uno de los empresarios más importantes de la zona centro en la organización de conciertos y peleas gallos, incluso llegó a tener a su cargo la organización del Palenque de la Feria de Puebla en el 2012 y 2013, año en la que perdió la concesión del espectáculo por la desorganización que hubo en el evento con Alejandro Fernández.


No es la primera vez que se ve inmiscuido en el escándalo, en el 2013 un comando armado trató de asaltarlo en los límites con Tlaxcala cuando viajaba a bordo de su camioneta blindada, además uno de sus hermanos se encuentra preso por el homicidio de un hombre en el municipio de Tepeaca y por el delito de violación en agravio de una menor de edad.


Los levantaron por asaltar una casa


De acuerdo con las indagatorias de la FGE, las desapariciones de los asaltantes que vivían en Lomas de San Miguel y que estuvieron turnadas a la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai), arrancaron el 19 de octubre del 2015, cuando Marco Antonio Cuautle Cuautle de ocupación lechero, fue secuestrado cuando iba a bordo de su camioneta Chevrolet Silverado con placas del Estado de Puebla.


Nueve días después se daría la desaparición de Román Limón Gómez; mientras que el 12 de noviembre, Pedro Negrete Orea y Luis Ángel Flores Gutiérrez, fueron privados de su libertad.


Las últimas dos víctimas fueron capturadas el 26 y 27 de noviembre, quienes respondían al nombre de Rogelio Rivera Osorio y Bryan Gerardo Torres Sandoval, respectivamente, siendo éste último engañado por las personas contratadas por Aduna Villavicencio para que les vendiera cocaína, venta que aceptó y fue cuando aprovecharon para levantarlo.


Todos ellos conformaban una banda de asaltantes a casa habitación que se caracterizaban por realizar los atracos con extrema violencia, sin embargo, una de sus víctimas fue una familiar de Aduna Villavicencio, ordenando el empresario a sus guaruras que los rastrearan, los secuestraran y los llevaran a una de sus propiedades en la colonia San José El Conde.


Ex ministeriales y un supuesto AFI los calcinaron


A través de un iPad que fue robado de la casa de su familiar, los custodios y personal extra que contrató entre los que se encontraba un ex agente ministerial que fue cesado por reprobar las pruebas de confianza, comenzaron a levantar a los presuntos asaltantes y vecinos de Lomas de San Miguel.


Posteriormente, las víctimas fueron descuartizadas y calcinadas, esto, de acuerdo con los peritajes realizados por la FGE en la propiedad del empresario, ya que sólo se logró acreditar de los asaltantes algunas pertenencias y ropa que no fueron calcinadas por sus ejecutores.


Como parte del caso, la FGE logró la captura del empresario poblano como autor intelectual y a los siguientes autores materiales: Antonio Cantú García, de 60 años, originario de Tamaulipas; Josafat Berlanga Flores, de 33 años, quien refirió ser ex elemento de la Agencia Federal de Investigación (AFI).


Asimismo, se detuvo a Ricardo López Meza de 46 años, quien en 2014 fue dado de baja de la Policía Ministerial por no aprobar el examen de Control de Confianza; Alejandro Páez Valenzuela de 42 años de edad; y José Emanuel Limón Meneses, de 20 años, originario de Puebla, todos ellos encargados de engañar a las víctimas, asesinarlas y calcinarlas.


Durante el operativo para detenerlo también lograron asegurar dos vehículos, uno de ellos propiedad del asaltante que ejercía el oficio de lechero, así como un machete; una hacha; tres cuchillos metálicos; esposas; una libreta con bitácoras de actividades realizadas para la vigilancia de las víctimas; 42 cartuchos calibre 38; 181 cartuchos calibre 122 y cinco pistolas tipo Plumer.


Respecto de las versiones periodísticas que apuntaban a que había ministeriales en activo relacionados con la desaparición de estas personas, la FGE detalló que los agentes Javier Cruz Ventura y José Felipe Riveros Hernández están detenidos, pero por filtrar información durante las diligencias.