Saturday, 31 de October de 2020

Lunes, 07 Marzo 2016 02:16

Confirma la FGE que los pozoleados sí fueron los levantados del palenque

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que conforme diversas pruebas realizadas por peritos de la dependencia, los cuerpos hallados en tambos con ácido y diésel en San Andrés Calpan, pertenecen a los galleros levantados presuntamente por Los Zetas, durante un palenque en Cuautlancingo, aunque no se dieron a conocer cuántos cadáveres fueron encontrados y se descartó que hubieran restos de mujeres o niños.

  • Alberto Melchor / @_BetoMM


Sin dar a conocer cuántos cadáveres fueron y descartando que hubieran restos de mujeres o niños, la Fiscalía General del Estado (FGE) continúa sumando pruebas que permiten establecer que los cuerpos hallados en tambos con ácido y diésel en San Andrés Calpan, pertenecen a los galleros levantados presuntamente por Los Zetas durante un palenque en Cuautlancingo.


Tras el hallazgo, fuentes ministeriales adelantaron que el estado en el que se encontraron los restos complicaba el establecer un número preciso de cuerpos, sin embargo, era posible apreciar al menos dos completamente calcinados e incluso un pie desnudo, así como ropa tipo vaquero, algunos sombreros y botas.


Ácido impide la rápida identificación de las víctimas


A través de un comunicado, la FGE informó que tras las diligencias del pasado jueves en el paraje Yepaxotla, en el municipio de San Andrés Calpan, se aseguraron en total 10 tambos plásticos de color azul con nueve bolsas de plástico negras y otras transparentes, con restos humanos, ropa y ácido distribuidos en seis de los contenedores.


Las pruebas recabas durante el peritaje que se extendió por más de seis horas, ingresaron al Servicio Médico Forense (Semefo) la madrugada del viernes y debido a la carga de trabajo, fue hasta después del mediodía cuando comenzaron a trabajar los médicos especialistas con los restos y material genético presentados por el Ministerio Público.


Según informaron, la presencia de ácido obligó a utilizar equipo especializado, mientras que el estado de los restos humanos hallados requirió de la participación de personal antropológico, estomatológico y genético, a través de perfiles de ADN para poder establecer las identidades de éstos.


Todos son hombres, no hay niños ni mujeres


Ante las especulaciones difundidas sin sustento por algunos medios de comunicación, la Fiscalía informó que la infraestructura y personal capacitado con el que cuenta el Semefo para definir la posible identidad de las víctimas, ha permitido establecer que todos los cuerpos corresponden a personas adultas del sexo masculino.


Esta hipótesis ya fue expuesta desde el inicio de las investigaciones, cuando la Fiscalía descartó que hubieran mujeres y menores de edad entre las personas que desaparecieron la madrugada del martes en el palenque, versiones que fueron respaldadas por las familias, mismas que denunciaron que todos los “levantados” eran hombres, principalmente galleros de Puebla y entidades vecinas.


Ya suman seis denuncias formales por desaparición


A las tres denuncias que fueron presentadas por la desaparición de galleros en el palenque desde el día posterior a los hechos, la Fiscalía reconoció que en total ya obran seis investigaciones por los poblanos, michoacanos y guerrerenses que no se han reportado con sus familiares desde hace ya seis días.


Precisaron que estas personas responden a los nombre de José Domingo Nava de 23 años, oriundo de Chilpancingo, Guerrero; Santiago Jorge Medina Guevara, de 45 años de edad, originario de Chignahuapan; José Marco Antonio Alvarado Alcázar, de 45 años, originario de Michoacán; Lauro Luna Garrido, de 63 años de edad, vecino de Acatzingo; Iván Flores Soledad, de 30 años, originario de San Martín Texmelucan; y José Luis Magaña Villalobos de 40 años, proveniente de Michoacán.


Cabe recordar que a pesar de que sólo los familiares de estas personas han formalizado su denuncia, a través de videos de cámaras cercanas al Palenque y de los mismos familiares, habrían al menos 15 personas secuestradas por el comando armado en camionetas negras sin placas.