Thursday, 22 de October de 2020

Viernes, 11 Marzo 2016 10:46

El Señor de los Gallos, Aduna, mató a dos inocentes

Román Limón y Marco Antonio Cuautle no participaron en el asalto en contra de la familia de Aduna, uno de ellos era lechero y vivía en Cholula y el otro ni siquiera tenía relación con los otros delincuentes secuestrados, descuartizados y calcinados por el gallero poblano.



Dos de los seis hombres secuestrados, descuartizados y calcinados por el gallero poblano Jorge Aduna como venganza por haber entrado a su casa a robar y abusar sexualmente de su hija, son inocentes. En las investigaciones la Fiscalía General del Estado determinó que Román Limón y Marco Antonio Cuautle no participaron en el atraco contra la familia Aduna y ni siquiera tenían relación con los otros cuatro delincuentes.


El pasado 20 de febrero, la Fiscalía dio a conocer que Jorge Aduna, a través de sus escoltas, mató violentamente a 6 hombres por venganza. Entre octubre y noviembre de 2015, los escoltas del gallero secuestraron uno a unoa los supuestos delincuentes, los torturaron, descuartizaron y tiraron sus restos al drenaje.


En la rueda de prensa el propio Fiscal, Víctor Carrancá dijo que “algunos de ellos” sí participaron en el delito contra la familia de Aduna, aunque no aclaró quiénes. Sin Embargo fuentes al interior de la dependencia informaron que Román Limón y Marco Antonio Cuautle eran inocentes.


CENTRAL recorrió la colonia Lomas de San Miguel, donde supuestamente vivían los delincuentes y vecinos de la zona revelaron que Marco Antonio Cuautle, levantado el 28 de octubre, era lechero además de que repartía su producto en la zona, pero vivía en Cholula.


Ese señor trabaja acá pero vivía en Cholula, no tuvo nada que ver ni tampoco lo conocía la gente por acá (...) Era un señor trabajador", comentó una de las vecinas de la zona quien prefirió la gracia del anonimato por temor a represalias.


En el caso de Román Limón Gómez, levantado el 12 de noviembre, sus familiares y amigos dijeron no tenía un trabajo fijo; vivía en la zona pero no estaba relacionado con los otros cuatro delincuentes. Román fue levantado por los escoltas y ex uniformados a servicio del empresario Jorge Aduna cuando iba en su camioneta con su esposa e hija.


Para llevar a cabo lo plagios, Aduna utilizó su cercanía con los ministeriales Javier Cruz Ventura y José Felipe Riveros Hernández para obtener información sobre los asaltantes. Ademàs obtuvo ayuda del ex policía ministerial Ricardo López Meza, el ex agente de la AFI, Yosadfhat Berlanga Flores y de los escoltas Alejandro Páez Valenzuela y José Emanuel Limón Meneses. Todos ellos participaron en el crimen y fueron detenidos por la Fiscalía.


La semana pasada, se dictó el auto de formal prisión en contra de Jorge Aduna, Ricardo López Meza, Yosadfhat Berlanga Flores, Alejandro Páez Valenzuela y José Emanuel Limón Meneses quienes habrían secuestrados, matado y calcinado a los seis desaparecidos. Mientras que los ministeriales en activo, Armando Páez Valenzuela y José Emmanuel Limón Meneses fueron acusados por delitos en contra de la impartición de justiciar y filtración de datos.


Aduna fue baleado en 2014, días después de cancelar a El Komander y Calibre 50


El 1 de mayo del 2014 el empresario Jorge Aduna Villavicencio fue baleado por sujetos desconocidos cuando se trasladaba a uno de los dos domicilios que tiene en Panzacola, Tlaxcala,


Según las primeras versiones Aduna habría sido seguido por presuntos asaltantes que intentaron robarle el dinero del boletaje de esa noche del Palenque en Puebla, del cual mantiene la concesión.


Casualmente el empresario días atrás, el 11 de abril, se vio obligado a cancelar los conciertos del grupo Calibre 50 y El Komander, debido a que su música se considera una apología de la narcocultura en el país.


Sin embargo, fuentes ministeriales revelaron a CENTRAL que el ataque en contra de Aduna en realidad fue una represalia de un grupo de la delincuencia organizada que se vio afectado con la cancelación de ambos shows.


Fuente: CEntral