Monday, 27 de June de 2022

Martes, 07 Junio 2016 03:43

Blanca-Estefan: el peor PRI de la Historia

El PRI poblano de 2016 se convirtió en el peor de la historia moderna de Puebla, toda vez qie obtuvo la peor votación en términos porcentuales y la segunda peor en números netos de los últimos 30 años. El nivel de votación del PRI poblano los hace remontarse a la elección de 1986, cuando Mariano Piña Olaya se convirtió en gobernador

  • Karina Fernández / @FdezKarina


El PRI poblano de 2016 es el peor de la historia moderna de Puebla, dado que obtuvo la peor votación en términos porcentuales y la segunda peor en números netos de los últimos 30 años.


El nivel de votación del PRI poblano los hace remontarse a la elección de 1986, cuando Mariano Piña Olaya se convirtió en gobernador con un padrón electoral que no superaba los dos millones de electores.


Con sus 596 mil votos obtenidos, Blanca Alcalá obtuvo uno de los peores resultados del tricolor en las 5 últimas elecciones a la gubernatura, ya que hasta Mariano Piña Olaya, en 1986, consiguió casi 10 mil votos más que la malograda primera candidata priista a la minigubernatura del Revolucionario Institucional.


A pesar de ser el político poblano con mayor desprestigio, Mario Marín Torres es el candidato del PRI que más sufragios ha obtenido con 886 mil 535 votos, seguido de su delfín Javier López Zavala, quien en 2010 alcanzó 883 mil 285 votos. Melquiades Morales (1998) está en el tercer lugar con 760 mil sufragios, seguido de Mariano Piña Olaya con 606 mil 246.


Aunque Blanca Alcalá obtuvo más votos que su mentor político, Manuel Bartlett Díaz, quien alcanzó 526 mil 286 votos, en 1992 el padrón electoral de Puebla apenas si alcanzaba los dos millones de votos, por lo que había menos de la mitad de electores de los que participaron este 5 de junio en las elecciones.


En comparación con Mario Marín, a quien en pleno arranque del proceso electoral lo echó de su campaña, Alcalá Ruiz obtuvo 48 por ciento menos votos que los alcanzados por el “Góber Precioso” en 2014, que representa 286 mil 670 sufragios menos.


Javier López Zavala, el primer gran perdedor del priismo poblano, también hizo un mejor papel como candidato a la gubernatura, pues aunque perdió frente a Rafael Moreno Valle, sumó 883 mil 285 votos, quedando muy cerca del techo impuesto por Marín. Zavala tuvo 286 mil 420 votos más votos que  Blanca.


Melquiades Morales Flores fue quizá el último gobernador poblano que arrasó en las urnas a su adversario. A Ana Tere Aranda le sacó nada más 25 puntos de ventaja en 1998, logrando 760 mil votos. A 18 años de aquel proceso electoral, Melquiades puede presumir que tuvo 164 mil 74 sufragios más de los que obtuvo Blanca.


En la comparativa de números de votos con el candidato de su partido hace 30 años, sale perdiendo. Y es que Mariano Piña Olaya, en 1986, alcanzó 606 mil 246 votos, que significan 9 mil 381 votos más.


Porcentualmente, también es un lastre


La muestra de que Blanca Alcalá Ruiz fue un lastre para el PRI queda muy claro también con la comparativa de los porcentajes obtenidos por los candidatos del tricolor en las últimas elecciones por la gubernatura, ya que queda muy lejos de ellos.


Mariano Piña Olaya obtuvo el 81.4 % de la votación, mientras que Alcalá alcanzó el 33.5 % de los votos ejercidos durante el pasado 5 de junio. Manuel Bartlett Díaz obtuvo el 70.4 %, Melquiades Morales el 54.07 %, Mario Marín Torres el 49.6 % y Javier López Zavala, aun perdiendo la elección en 2010, conquistó el 40.1 por ciento de los votos.