Wednesday, 18 de May de 2022

Martes, 20 Diciembre 2016 04:10

Lalo Rivera sabía desde 2013 que sus obras tenían defectos

Por estas anomalías el Congreso del Estado inició un procedimiento de responsabilidades. Aunque las obras se realizaron bajo el esquema Peso a Peso con el Gobierno del Estado, fue el edil de la capital quien las licitó. Estos trabajos forman parte de una observación por 3.5 millones de pesos detectadas por la Comisión Inspectora del Congreso local

  • Luis García / @luis_ggarnica


El ex alcalde de Puebla capital, Eduardo Rivera Pérez sabía desde 2013 sobre las irregularidades detectadas a las pavimentaciones con concreto hidráulico que realizó en Calzada Zavaleta, Camino a Tlaltepango y un tramo de la 11 Norte, cuya inversión en conjunto sumaron 114.6 millones de pesos, ya que a los pocos días de haber sido inauguradas, el pavimento se cuarteó.


Aunque las obras se realizaron bajo el esquema ‘Peso a Peso’ con el Gobierno del Estado, fue el edil de la capital quien las licitó, mismas que forman parte de una observación por 3.5 millones de pesos detectadas por la Comisión Inspectora del Congreso local y que abonaron para que los legisladores le iniciaran un procedimiento administrativo de determinación de responsabilidades al ex edil panista.


Según información de Periódico Central, entre las observaciones más escandalosas está la colocación de concreto hidráulico que originalmente debería tener un grosor de 40 y 20 centímetros, y que al final fue colocado en 20 y 6 centímetros.


En el caso del Camino a Tlaltepango, las anomalías salieron a relucir a sólo 55 días de haber sido inaugurada la rehabilitación el 11 de noviembre del 2013, ya que en 1.06 kilómetros de concreto hidráulico, la constructora Empresarios Unidos de la Construcción (EMCO), no realizó bien el procedimiento para el colado.


Lo mismo ocurrió con la compañía Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario SA de CV que estuvo a cargo de la Calzada Zavaleta. Incluso, la empresa fue inhabilitada en febrero de este 2016 por la Contraloría estatal por entregar obras mal hechas.


En el caso del tramo de la 11 Norte, el entonces secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Felipe Velázquez Gutiérrez admitió que también hubo fallas por parte de Grupo de Ingenieros de Puebla.


Involucrada una de sus empresas favoritas


La empresa Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario cuyo representante figura Ricardo Alfredo Rosas Ruiz, fue una de las compañías favoritas de Rivera en su administración, ya que aparte de encargarse de la obra de concreto hidráulico de la Calzada Zavaleta que tuvo una inversión de 47 millones  200 mil pesos, también fue beneficiada por otros proyectos como la rehabilitación de la imagen urbana de Xanenetla que tuvo un costo de un millón 903 mil pesos entregada en julio del 2013 y otras pavimentaciones en San Miguel Canoa (1 millón 773 mil pesos) y otra en la colonia Miguel Hidalgo (1 millón 416 mil pesos), también entregada en septiembre del 2013.


Archivos periodísticos dan cuenta que el principal operador político de la presidenciable Margarita Zavala en Puebla, tenía conocimiento de las irregularidades, pero en su momento justificó que los vicios ocultos corrían a cargo de cada una de las firmas, sin que eso generara un cobro extraordinario al Ayuntamiento.


En el caso del concreto hidráulico del Camino a Tlaltepango el ex secretario de Obra,  Felipe Velázquez Gutiérrez informó que se realizó una inspección exhaustiva con personal de la dependencia de la Contraloría Municipal y de la Auditoría Superior del Estado (ASE), detectaron varias fisuras en la vialidad.


Una auditoría practicada por la Contraloría Municipal a la Secretaría de Gestión Urbana y Obra Pública (Sguop) en el mes de enero del 2014, determinó que en el último año de gestión de Rivera Pérez detectaron fallas en nueve obras de la capital tasadas en 123 millones de pesos.


Cabe recordar que el viernes pasado, legisladores morenovallistas avalaron el inicio de un procedimiento administrativo contra el ex alcalde con 26 votos a favor a excepción de nueve diputados de la bancada del PRI y del diputado de Movimiento Ciudadano, Julián Peña, así como la abstención de la perredista, Socorro Quezada.