El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

boga

Desastres Naturales


“Las ‘emergencias diarias’ como un incendio de una casa, son muy diferentes a un desastre natural o a un atentado terrorista…”

Arnold Howitt, Director Ejecutivo del Centro Taubman de Estudios de Gobierno de los Estados y Municipios de la Universidad de Harvard

 

Los fenómenos naturales, se convierten en un desastre natural cuando superan cierto límite de normalidad, generalmente medido a través de un parámetro específico. Existen muchos desastres naturales que ocurren en diversas partes del mundo como los huracanes, los terremotos, los maremotos, los tsunamis, las avalanchas, las erupciones de un volcán, tormentas, inundaciones, tornados, corridas de tierra o lodo, aludes, etc.

 

La mayoría de los desastres naturales, se traducen en una gran cantidad de víctimas fatales, heridos y damnificados quienes han perdido a sus familiares y su patrimonio.

 

Esto exige hacer una reflexión profunda respecto al manejo de situaciones como éstas, ya que muchas veces, los gobiernos de los países, los gobiernos de los estados o municipios, así como empresas y organizaciones no gubernamentales, no se encuentran preparados para enfrentarlas.

 

En este contexto, tenemos que considerar principalmente dos aspectos: el riesgo y el manejo de una crisis. Es sumamente importante establecer estrategias de prevención y administración del riesgo, las cuales permitan disminuir el impacto de un siniestro.

En las últimas semanas, han ocurrido algunos desastres naturales tanto en diversas zonas del país entre los que se incluyen principalmente el Distrito Federal con una grieta de 15 metros y un deslizamiento de tierra en el estado de Puebla ocasionando en ambos casos resultados fatales. En ambos casos se han presentado crisis y por lo tanto éstas deben enfrentarse con profesionalismo, eficiencia y eficacia.

 

Para esto, es necesario saber qué es el manejo de una crisis y en qué consiste de acuerdo a los estándares internacionales en la materia. El manejo de una crisis o la administración de una crisis, es el término que abarca todas las actividades implicadas en una organización gubernamental o no gubernamental, que se prepara y responde a un incidente crítico significativo.

 

Un buen manejo de crisis considera en su plan de acción, una respuesta de emergencia, la continuidad de servicios, la estrategia de recuperación del desastre, la comunicación en momentos de crisis y la ayuda humanitaria. Por lo tanto, es necesario saber qué es una respuesta de emergencia, a qué se refiere la continuidad de servicios, cómo se obtiene la recuperación del desastre, cómo debe ser la comunicación en situaciones de crisis y en qué consiste la ayuda humanitaria.

 

La respuesta de emergencia es el conjunto de actividades relacionadas que responden de inmediato y de manera segura a los impactos físicos, de salud y al medio ambiente de un incidente. Aquí se incluye desde primeros auxilios, servicios médicos de emergencia, exterminación de fuego y materiales peligrosos de la zona en la que ocurrió el incidente, hasta la evacuación de todas las personas que no forman parte activa de la respuesta de emergencia.

 

La continuidad de servicios, se refiere a los esfuerzos requeridos para mantener el suministro constante de servicios o productos a la sociedad.

 

La estrategia de recuperación del desastre incluye las actividades necesarias para reparar y asegurar el funcionamiento continuo de los servicios de infraestructura social básica e infraestructura tecnológica considerando también la transferencia de voz y datos. En esta estrategia debe considerarse la cuantificación del daño o daños y el costo de su rehabilitación y sobretodo, asegurarse de que la rehabilitación ofrezca mejores condiciones de seguridad ya que en caso de presentarse un incidente igual o similar en el mismo lugar, sea más fuerte y de menor riesgo. Muchos consideran esta estrategia de recuperación del desastre como parte de la rehabilitación de la continuidad de los servicios.

 

La comunicación en tiempos de crisis, es la relación pública o relaciones públicas que se llevan a cabo durante un incidente, tomando en cuenta la comunicación interna y externa e informando qué es lo que pasó y qué es lo que se está haciendo para superar la crisis.

La ayuda humanitaria consiste en los esfuerzos designados para afrontar los impactos psicológicos y emocionales de los que han sido las víctimas del incidente. En contraste con la respuesta de emergencia que principalmente se enfoca a la seguridad de las víctimas, la ayuda humanitaria se enfoca a ayudar a las personas a regresar a su vida normal.

 

Después de conocer sobre el manejo de crisis, podemos profundizar en lo importante que es hacer un plan de acción, cómo obtener apoyo inmediato por parte de la sociedad y lo más importante, cómo los gobiernos, las empresas y las organizaciones no gubernamentales, se pueden preparar efectivamente para el manejo de una crisis. Por último, debemos reflexionar si nuestro país está realmente preparado para el manejo de ciertas crisis de alto impacto. Hasta la próxima semana.

 


 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx