Desde la Izquierda


Miguel Ángel de la Rosa Esparza


28/01/2011


El porqué de una sola fracción en el Congreso local de la coalición Compromiso por Puebla


Un acontecimiento se presentó en los últimos días que ha dado como consecuencia que el Partido de la Revolución Democrática haya estado en el ojo del huracán, me refiero a la incorporación de los tres diputados del PRD a la fracción panista en el Congreso local, que desató la ira, sobre todo de los que ahora podemos definir como “puritos ideológicos del estado de Puebla” y me refiero a los diputados locales del PRI, que usaron la tribuna del Congreso local para pronunciar toda serie de descalificaciones a mi partido, señalando que era un insulto a la razón que la izquierda y la derecha se unieran, que sentían pena de esta aberración ideológica y muchas más descalificaciones a este acción de pragmatismo legislativo. Como presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática me gustaría darles puntual respuesta a estas descalificaciones, que puso muy molestos a los legisladores locales del PRI. En el Congreso local hay 21 diputados de la coalición Compromiso por Puebla del total de diputados que son 41, lo que es una mayoría simple y nos permite tener a los diputados de la coalición Compromiso por Puebla, cinco de las ocho posiciones de la Gran Comisión, que es la forma de gobierno interno y de decisiones del Congreso local.


Sería ingenuo pensar que dejáramos esa mayoría a los diputados del PRI y que de esa forma recuperaran la mayoría que en el pasado tuvieron y que sumaran mayoría en las futuras decisiones del gobierno interno de Palacio Legislativo local, cuando en la elección del 4 de julio perdieron ese derecho a tener cinco posiciones de las ocho en la Gran Comisión, esa fue la causa para formar una sola fracción parlamentaria y tener la mayoría que ordenaron los electores. Así es de simple y les recomiendo a los diputados del PRI que se vayan acostumbrando a ese hecho inédito en la historia legislativa de Puebla de ser minoría, antes de señalar todo tipo de cosas en contra del PRD. Mi partido fue, pésele a quien le pese, el partido grande de la izquierda que marcó la diferencia en esta elección local. Muchos partidarios del PRI, aunque no pertenezcan a este partido, hubieran quedado muy complacidos que este partido hubiera tenido esas cinco de ocho posiciones que no ganaron en las urnas. Por esta razón se presentaron todo tipo presiones a mi partido, nuevamente les demostramos que más que posiciones ingenuas de purismo ideológico, somos un partido que leyó cabalmente el deseo de los poblanos de un cambio democrático en nuestro estado y no se dejó seducir por el canto de las sirenas del todavía gobierno estatal. Verdad JJ. Y no nos extrañó la molestia de algunos diputados locales, casi todos del PRI, de esta importante decisión. Me sobran argumentos para justificar ante la Comisión Política Nacional de mi partido, donde ya he sido convocado para explicar el porqué de esta decisión, nos unimos para competir electoralmente al PRI. Sería, repito, ingenuo que en las decisiones importantes abandonemos el barco de esta coalición que le permitió al PRD crecer un 400 por ciento, no digo 500 por ciento pues con esta cifra luego me critican.

 

El ciclo electoral termina los días primero y 15 de febrero cuando tomen posesión tanto el titular del poder Ejecutivo, en donde hay una corresponsabilidad en el triunfo, así como los titulares de los gobiernos municipales. Después de eso vamos a prepararnos para los nuevos retos electorales que inician dentro de algunos meses, por cierto, no muchos…

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas