publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Lector de Pruebas


Gerardo Lino


EL CUARTO BLANCO, por Charles Simic

 

Lo evidente es difícil


De probar. Muchos prefieren


Lo escondido. También yo, antes.


Escuchaba los árboles.


Tenían un secreto


Que pretendían darme a conocer—


Y luego nada me dijeron.


Vino el verano. Cada árbol


De mi calle tenía su propia Scherezada.


Mis noches eran parte de su incesante


Contar. Entrábamos en casas oscuras,


Siempre más casas oscuras,


Silenciosas y abandonadas.


Había alguien con los ojos cerrados


En los pisos de arriba.


El miedo a eso, y el asombro,


Me dejaban sin dormir.


La verdad es fría y calva,


Decía la mujer


Que siempre vestía de blanco.


Nunca dejaba su habitación.


El sol alumbró una o dos


Cosas que habían permanecido


Intactas toda la noche.


Las cosas más simples,


Difíciles en su obviedad.


No hacían ruido.


Era la especie de día


Que la gente llama ‘perfecto’.


Los dioses se disfrazan


De pasadores, un espejo de mano,


Un peine con un diente perdido?


No! No era así.


Sólo las cosas como son,


Impasibles, yaciendo mudas,


En esa luz deslumbrante—


Y los árboles esperando la noche.

A la memoria del Dr. Rafael López Espada


 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)243- 8392 / 243-8439
Abrir el ndice