publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Línea Abierta


Josefina Buxadé Castelán*


El “tufillo golpista”

 

La semana pasada comenté en este espacio el triste espectáculo que dieron Alatorre y López Doriga en sus respectivos noticiarios del lunes 10, para “defender la libertad de expresión” amenazada –según ellos- en el predictamen para la Reforma Electoral. Hasta ese momento no habíamos visto la parte más deplorable del show, cuando los conductores se apersonaron ante los senadores y la increpación se  transmitió en cadena nacional. Y lo más deplorable, de entre lo deplorable: las intervenciones de Pedro Ferriz de Con y Paty Chapoy, muy a su altura.

 

Afortunadamente, la embestida de los medios no tuvo el éxito que esperaban, y los senadores se sacaron la casta para ponerle un alto a los dueños de los medios. Medios, nunca estará de más recordarlo, que operan en el espacio aéreo, propiedad de la nación. Son concesionarios del espacio, no sus dueños, ni dueños de la nación, ni del Congreso.

 

Después de que la Reforma fuera aprobada tanto en la Cámara de Senadores como en la de Diputados, un gran número de analistas ha reprobado la actitud de los “informadores” que valiéndose de sus espacios y sus nombres se dedicaron a desinformar a los ciudadanos. Han convocado, incluso a un “referéndum por la libertad” el cual, no hay espacio para la duda, será usado para continuar desinformando a la sociedad con la intención de recuperar algo de lo mucho perdido.

 

Carmen Aristegui es la gran periodista, la única, que se ha desmarcado públicamente de la embestida de los grandes medios –con el valor añadido de ser parte de Televisa- y ha sido sumamente crítica con la postura que tomaron. El domingo, en Reforma publicó que las acciones de sus colegas tienen un “tufillo golpista”… más que un tufillo es una peste; pero hay que reconocer el valor enorme de esta inteligente mujer.

 

La Reforma Electoral, también se ha dicho en muchas partes, no es completa o todo lo buena que podría haber sido, pero el sólo hecho de ahorrarnos miles de millones de pesos del erario en propaganda de partidos es un hecho para congratularnos.

 

El costo de las campañas se reducirá drásticamente, para enojo de los dueños de las televisoras y de los lavadores de dinero, y para beneplácito de los ciudadanos.

 

Igual de acertado me parece que se fortalezcan las facultades del IFE para fiscalizar las finanzas de los partidos –a través de un órgano técnico de fiscalización- sin que sean obstáculo los secretos fiduciario, fiscal y bancario. Estos secretos son invocados recurrentemente a la hora de transparentar y rendir cuentas por parte de las autoridades y de los partidos, y es un acierto que a partir de la Reforma el IFE pueda investigar a fondo las finanzas de los partidos.

 

La Reforma prohibe las campañas políticas o electorales que denigren a instituciones, partidos o personas. Fin al triste espectáculo de circo que tuvimos el año pasado. Fin también a ganacias millonarias derivadas de ataques y contraataques y contracontraataques personales, partidistas e ideológicos.

 

Otra cuestión bastante importante de la Reforma Electoral en relación con el derecho a la información –justamente en el artículo 6º de la Constitución- es que se incluye el derecho de réplica. Éste es elemental para garantizar la libertad de expresión, pues permite que en el caso de informaciones inexactas la persona perjudicada pueda dar a conocer su punto de vista. No sé por qué sospecho que el reconocimiento de este derecho también molestó a los dueños de las televisoras y sus acólitos, aunque públicamente no se hayan manifestado al respecto.

 

Dudo mucho que después de la aprobación en el Senado y en el Congreso, algunas legislaturas locales se atrevan a no aprobar la Reforma. Sin embargo, ésta es la apuesta de los dueños de los medios electrónicos, y su última esperanza para parar la Reforma. Obviamente agotarán sus posibilidades para presionar. Y la presión ya dio sus primeros frutos con el apoyo del gobernador coahuilense. Dudo que algún congreso estatal esté dispuesto a pagar la factura, pero en cualquier caso hay que estar alertas. Señores diputados locales: en el camino de la democracia no se vale dar ningún paso atrás.

 

Lunes y martes, 3ª Semana de Transparencia en Puebla

Hoy tendría que haber escrito sobre la “3ª Semana de Transparencia. Resistencias, reformas y retos”, que la Comisión para el Acceso a la Información Pública realizará el lunes 24 y el martes 25 de septiembre en el Salón Barroco del Edificio Carolino; pero el tema de la Reforma Electoral y el intento de secuestro de la agenda por parte de las televisoras me parece inadmisible, y estoy muy contenta de que los senadores hayan demostrado quién tiene la sartén por el mango. Por eso, de la 3ª Semana de Transparencia diré muy pocas cosas: que el programa completo puede consultarse en la página de la CAIP http://caip.org.mx/3semana/

 

También diré que habrá conferencias magistrales y mesas redondas que permitirán reflexionar y discutir sobre la reforma al artículo 6º en materia de acceso a la información pública.

 

El lunes 24, Juan Pablo Guerrero Amparán, comisionado del IFAI, impartirá la conferencia magistral “Asimilación y resistencia a la cultura de la transparencia en el ámbito federal”. Después se realizará la mesa redonda “Evaluación del acceso a la información”, en la que intervendrán Vanessa Díaz Rodríguez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM; Diego Díaz Iturbe, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE); y José Antonio Caballero Juárez, también del IIJ.

 

Por la tarde, se realizará la mesa redonda “Resistencias a la transparencia”, en la que intervendrán comisionados o consejeros de diferentes estados de la república que han vivido en carne propia o muy de cerca las resistencias que se dan en el camino de la transparencia.

 

Posteriormente se presentará el segundo número de la revista Transparentemente, en el que colaboran Alonso Lujambio, Juan Francisco Escobedo, César Camacho, Samuel Rangel y Antonio Juárez. La presentación correrá a cargo de Miguel Pulido, de Fundar.

 

El martes 25, se llevará a cabo la conferencia magistral “Reforma al artículo 6º y reformas locales”, por parte de John M. Ackerman. Después, la mesa redonda “Reformas a las leyes locales”, en la que participarán comisionados y consejeros de algunos órganos garantes del acceso a la información en diferentes estados. Y después la mesa redonda “Participación ciudadana, empresa y transparencia”.

 

El martes por la tarde, Miguel Carbonell, coordinador de la Unidad de Extensión Académica y Proyectos Editoriales del IIJ de la UNAM e integrante del Grupo Oaxaca, impartirá la conferencia magistral “Alcances de la reforma al 6º constitucional”.

 

Para finalizar las actividades, se llevará a cabo la presentación del libro Derecho a saber. Balance y perspectivas cívicas, a cargo de Miguel Treviño de Hoyos, director editorial de Grupo Reforma.

 

Por primera vez, las actividades tendrán valor curricular para aquellas personas que se registren y acudan al 75 por ciento de las actividades, que serán gratuitas.

 

*Josefina Buxadé Castelán es comisionada de la Comisión para el Acceso a la Información Pública, [email protected] Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad de la autora y no necesariamente reflejan la postura de la CAIP.

 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el índice