Palabras Mayores


Héctor Hugo Cruz Salazar


El engaño a Peredo Grau


Carlos Peredo Grau está que no lo calienta ni el sol.


Su enojo es mayúsculo.


Sabe que le vieron la cara y él mismo se fue a entregar para ello.


Pero su ira no es contra la dirigencia estatal del PRI, los delegados del CEN o el gran elector priista.


Ni tampoco es contra Jorge Juraidini, el desconocido que le arrebató la candidatura en Teziutlán.


El responsable del ridículo que protagonizó tiene nombre y apellido: Mario Montero Serrano.


Si, el mismísimo secretario de Gobernación fue quien engañó a Peredo, o, al menos, esa es la versión que ha hecho circular gente cercana al expresidente municipal de la cabecera distrital.


Cuentan que Montero llamó a Peredo y lo citó días antes de los registros de los precandidatos “para tratar asuntos del partido”. El exalcalde se extrañó por la llamada, pero llegó puntual a la cita.


De la boca de Montero salieron Las Palabras Mayores. Le dijo que por decisión del partido y del gran elector, él era el elegido para encabezar la fórmula por Teziutlán y hasta le pidió que llevara todos sus papeles en regla el viernes 23 para que los revisara y no hubiera inconveniente.


“Tienes nuestro respaldo total”, le dijo Montero antes de que Peredo abandonara la reunión. Y para confirmar que iba en serio la propuesta, el funcionario estatal fue invitado a un desayuno el sábado 24 en Casa Puebla con el dueño de las decisiones del partido.


Peredo se la creyó. El lunes se registró y antes de las 8 de la noche supo que un tal Juraidini se había registrado. Entonces buscó a Montero, pero no le tomaron la llamada.


Para calmarlo, lo invitaron al curso en el Instituto Poblano para la Productividad Competitiva, donde les dijeron hasta cómo se iba tomar la foto para sus precampañas.


El miércoles insistió con Montero y tampoco logró contactarlo.


Por la tarde del jueves Alejandro Armenta se comunicó con el exalcalde y le dio la mala noticia: “Juraidini es el bueno. Viene impuesto desde México”. Peredo mentó madres. Armenta le dijo que no se bajara y que siguiera en la contienda y le reiteró el apoyo de la estructura para salir avante en la Convención de Delegados.


Pero el lunes todo se vino abajo, por los medios se enteró que ya había candidato por Teziutlán y no era él.


Desde entonces, juró que se iba a vengar. No del partido, no de sus dirigentes y tampoco del gran elector. La venganza —dicen— será contra Montero.

 

Visos de favoritismo en hospital del Issste

 

En donde las aguas también comienzan a moverse es en el Hospital Regional del Issste, en donde ya se está dudando de que realmente se elija al nuevo director mediante un proceso abierto, como se había prometido.


Y es que dicen que Miguel Ángel Yunes y Jorge Aguilar Chedraui, director nacional y delegado del Issste en Puebla, respectivamente, ya tienen gallo para ocupar la posición.


El problema es que no es ninguno de los tres doctores que se registraron tras lanzarse la convocatoria para ocupar el puesto, que fueron los doctores Facundo Vargas, Carlos Bustos y el doctor Sorcia.


Carlos Bustos es el “gallo” de los trabajadores del hospital, pero dicen que ya hay señales de que desde México podrían declarar desierta la convocatoria o que Aguilar Chedraui se las podría arreglar para poner a alguno de sus incondicionales en dicho puesto.

 

El desenlace se conocerá hasta finales de febrero.

 

Comentarios, dudas, aclaraciones, mentadas y todo lo demás en
[email protected]

[email protected]

    



 
 

 

 
Todos los Columnistas