Palabras Mayores


Héctor Hugo Cruz Salazar


Palomean a futuros magistrados


Margarita Gayosso, José Montiel y Octavio Escandón integran la terna que enviará el Ejecutivo del estado al Congreso local para cubrir las tres plazas de magistrados que integrarán la nueva Sala Civil.


Margarita Gayosso, juez Noveno de lo Penal, ya fungió como magistrada por escasos 20 días, luego de que Jorge Humberto Rosales Bretón se le “enfermó” como procurador y lo regresaron ipso facto a despachar a la Tercera Sala Penal.


El hecho, por cierto, que aún genera suspicacia, pues la separación del cargo de Bretón fue “por motivos de salud”, pero a la semana siguiente “milagrosamente” sanó y recuperó su chamba en el Tribunal Superior de Justicia.


En este sentido, el nombramiento de Gayosso no es sorpresivo y obedece más a un pago de facturas.


Octaviano Escandón le deberá su designación a León Dumit Espinal. Se desempeña como secretario adjunto del Tribunal y se le considera la mano derecha del presidente del Poder Judicial del estado.


Su relación es más que añeja y data desde los tiempos en que Dumit se convirtió en el primer presidente de la Comisión de Derechos Humanos, en el sexenio de Manuel Bartlett Díaz. Escandón era uno de los visitadores de la citada comisión.


José Montiel Rodríguez es una cuota del grupo que aún liderea Guillermo Pacheco Pulido, expresidente del Tribunal, que, dicho sea de paso, deja ver con ello que sus chicharrones todavía truenan en ese lugar, que un día fue su feudo.


Quizá la designación de Montiel Rodríguez haya sida definida la semana pasada en el Sanborn’s del Triángulo Las Ánimas, cuando Pacheco se reunió por ahí de las 10 de la mañana con Alfredo Mendoza, Elba Rojas Bruschetta, Álvaro David López Rubí, entre otros magistrados.


¿Qué, no eran horas de trabajo para los magistrados?


¿Y su chamba?


Bien gracias, ¿No?


Testigos del encuentro aseguran que el desayuno se prolongó por casi tres horas, en las que, muy prestos, los magistrados escuchaban las muchas anécdotas que les contó don Memo.


Y seguramente también estuvieron pendientes de la línea que les tiró su todavía jefe, moral, por supuesto.

 

****************

 

Pasan la charola en el gobierno estatal

 

Previsores como son, los priistas poblanos comenzaron ya a “engordar su cochinito” para las elecciones federales del 2009.


Y es que sus analistas financieros ya les advirtieron que el otro año pintan para estar más que de la “rechingada” en lo que a dinero se refiere.


Por ello Alejandro Armenta, quien sabe escuchar, sin duda, ya ordenó comenzar a pasar la charola entre los funcionarios estatales.


Y es que él es de los que concuerda con aquello de que es mejor que sobre y no que falte.


Sobre todo para una elección.


De subdirectores para arriba, pasando por directores, subsecretarios, secretarios —y hasta el mismo gobernador — tienen que entregar mensualmente su diezmo.


Desde el 31 de agosto los funcionarios empezaron a “mandar” religiosamente el 5 por ciento de su sueldo quincenal para ser invertido a la causa priista.


El problema es que muchos de los subdirectores y directores han comenzado a pegar el grito en el cielo. Nadie les pidió su autorización y menos les avisaron que les iban a descontar las cuotas de sus sueldos.


Dicen que en algunos casos ya están pensando en comenzar a mandar mails a todos los columnistas y redacciones de los medios de comunicación para quejarse por las formas.


Pero ya les advirtieron que no habrá poder humano que evite que le “entren” para las campañas y hasta han sugerido que si no están conformes, se busquen otra chamba.

 

Comentarios, dudas, aclaraciones, mentadas y todo lo demás en
[email protected]
[email protected]

    



 
 

 

 
Todos los Columnistas