Palabras Mayores


Héctor Hugo Cruz Salazar


Armenta ningunea a Don Beltrone


Ayer quedó demostrado que la palabra de Don Beltrone no tiene ningún peso en Puebla, ni si quiera entre los priistas. Y precisamente el líder estatal de éste partido puso en duda el apodito ese del “Vicepresidente de México”, luego de que se pasó por el arco del triunfo la recomendación que este hiciera para llevar a uno de los suyos como candidato a diputado federal.


Y es que, en los amarres y negociaciones de Alejandro Armenta Mier con el Verde Ecologista se tuvo que sacrificar a Marcela Jiménez Avendaño, quien afanosamente buscaba ser abanderada por el distrito 11 y que llegó a la capital con la mesa puesta a propuesta del mismísimo líder de los senadores priistas para hacerse de la candidatura.


Todo mundo sabe que para concretar en Puebla la Alianza PRI -Verde, Armenta cedió a éste último partido la candidatura por dicho distrito. Cuando se dieron cuenta de que se habían pasado a traer a la recomendada de Don Beltrone los priistas activaron un Plan B.


Varias columnas locales hablaron del tema. Los priistas, en su búsqueda por colar a Marcela —o de perdida a Lucero Saldaña— en la lista de abanderados a la diputación federal para cumplir “el compromiso”, pretendían registrarla como candidata del Verde y así matar dos pájaros de un tiro. Primero cumplirle al Vice y segundo respetarle su espacio al partido.


Pero oh sorpresa. Ayer, el Verde cerró su registro de abanderados y ni Jiménez Avendaño ni Saldaña Pérez se registraron, por lo que el compromiso pasará para mejor ocasión.


Y es que esa era la única forma que tenía Marcela para alcanzar la nominación por el tan codiciado Distrito 11. Pero no renunció al tricolor y tampoco buscó registrarse como candidata ciudadana por el partido del PVE.


A estas alturas para nadie es un secreto que la también representante, coordinadora, directora o delegada del Instituto Poblano de la Mujer en la capital venía trabajando fuerte en esa demarcación desde hace ya varios meses, y a pesar de que se le abrieron las puertas para buscar otro, ésta dijo que no, no y no. Que el suyo, el que le prometieron a su jefe, era el 11.


El trabajo de Marcela Jiménez en esa zona de la capital comenzó hasta a generarle conflictos con un grupo de distinguidas priistas, que de buenas a primeras comenzaron a sacarle sus trapitos al sol, se lanzaron en su contra y hasta querían vetar su postulación.


¿Y ahora qué le van a decir a Don Beltrone?


“Híjole mano, no se pudo”. “Chin, nos la ganaron” “No se pudo manito, ahí pa’la otra”


¿O qué? ¿Van a sacrificar a Francisco Ramos, a Carlos Meza, a Luis Alberto Arriaga o a Julián Haddad, para abrirle un espacio?


¿O creen que Jiménez Avendaño va a aceptar ser candidata suplente como ya se habían pensado?


Si de por si el escenario para los priistas en la capital estaba más que complicado, hoy ya está color de hormiga.

 

*** Por cierto, otra afectada por la negociación de Alejandro Armenta es Lucero Saldaña que ya anda haciendo campaña en el mismo distrito.

 

Natale será el abanderado

 

Quien debe estar ya celebrando su virtual postulación como candidato por el distrito 11 es Juan Carlos Natale.


Hasta el momento tiene todo a su favor.


Ayer, al medio día, fue ratificado por el Consejo Político Estatal como presidente del Verde en Puebla y como adversarios en la interna de ese partido se enfrenta a dos desconocidos.


Jorge Amador y Juan Carlos Pino, son los dos “muchachos” que se registraron para buscar la candidatura y sobra decir que con ello intentan hacer sus pininos en la política.

 

Las palabras mayores, que no pinches señales, se publicarán todos los miércoles.

 

Comentarios, dudas, aclaraciones, mentadas y todo lo demás en
[email protected]

[email protected]

    



 
 

 

 
Todos los Columnistas