_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

Las candidaturas siempre responden a intereses

No solo en el PRI, sino en todos los partidos, las candidaturas para las diputaciones, las presidencias municipales o las regidurías, siempre responden a intereses personales o de grupo. La lucha interna en los partidos es a veces fuerte y llegan a surgir enojos y resentimientos, eso es un hecho.


Partidos como Acción Nacional o el de la Revolución Democrática, nunca han tenido cuadros suficientes para cubrir todos los lugares disponibles y tienen que echar mano de los oportunistas, que habiendo perdido la interna en el PRI, buscan el cobijo de partidos opositores y a veces con tan buena suerte, que son elevados de la nada a candidatos y ganan la elección. De los ayuntamientos que actualmente controla el PAN, (poco más de cincuenta) por lo menos treinta, más del cincuenta por ciento, tienen en las presidencias a personas que semanas antes habían sido priístas.


Cuando este país era gobernado por el PRI, los políticos priístas manejaban las cosas de tal forma, que la unidad nunca se rompía: por lo general se filtraban a la prensa dos o tres nombres por cada distrito. Depués de manejarlos y evaluar las posibilidades de cada quien, se escogía al «bueno», se llamaba al o a los que no llegarían, se hablaba con ellos, se les informaba que no serían los candidatos pero no se les desamparaba y la unidad no se rompía y todos contentos.


PERO AL PRI, LE DIO POR LA DEMOCRACIA
A raíz de que el país entró a la democracia occidental y cristiana, como que todo se descompuso. Los priístas quisieron entrarle al juego ese, como si lo que hacían antes no fuera democrático y ahora las cosas les salen mal y a veces, terriblemente mal.


Convocan a todos sus militantes para participar en la carrera por tal o cual candidatura y se inscriben cientos, que tienen que cumplir una serie de requisitos. Los cumplen y hasta presentan una especie de examen de admisión, que unos pasan y otros, los más, no. Pero todos se asumen como los ganadores, como los más populares, los que más se la merecen, como los salavadores del PRI.


Ya que están metidos de lleno en el juego, resulta que se percatan que la lista está integrada de antemano y entonces se enojan, reniegan de su partido y amenazan y muchas veces cumplen su amenaza, de pasarse a otro partido.


La unidad partidista, indispensable en todo proceso electoral, se rompe y quedan resentimientos y amarguras dentro del propio PRI, que aprovechan a las mil maravillas los partidos opositores al tricolor.


De lo que no quieren darse cuenta es de que en todos los partidos sigue prevaleciendo el interés de personas o de grupos, para la designación de candidatos a lo que sea y así va a seguir siendo. Lo que hace falta, es madurez en quienes deciden y en quienes participan en el juego, para aceptarlo y no andarle haciendo al loco.


¿Quiénes van a ser los candidatos del PAN y del PRD?. Nadie lo sabe, porque ni siquiera tienen elementos para cubrir todos los distritos y menos elementos conocidos y entrenados politicamente hablando. Ya sabemos que el PAN va a imponer como su candidato a la presidencia municipal de Izúcar de Matamoros, al que hasta hace unas semanas era diputado local del PRD. ¿Lo escogieron los militantes de ese partido o es una imposición? ¿La designación de Antonio Sánchez Díaz de Rivera como candidato a la presidencia municipal de Puebla, fue decidida democraticamente o fue una imposición?. La señora Ana Teresa Aranda tiene la palabra en esto.


De lo que los priístas no se percatan es de que antes podían actuar con toda impunidad, pero que ahora no. Todo lo que hacen mal, se les revierte. Antes ser candidato a diputado del PRI, era ser seguro diputado del PRI, ahora ¿cuántos de los postulados cree que podrán llegar a ocupar una curul de la 5 poniente?.


SIGUEN LOS PROBLEMAS EN EL PRD
Ahora resulta que los perredistas, según denuncias hechas ayer a la prensa por Jesús Morales Manzo, próximo líder municipal del PRD en Puebla y José Raúl de la Luz, el conocido militante de ese partido Genaro Piñeiro, está traicionando al del Sol Azteca.


Lo acusan de estar llevando a gente del PRD al partido Alternativa Social, para apoyar a una planilla encabezada por Federico Chilián, para armar escándalo contra Gabriel Hinojosa Rivero, seguro candidato de ese partido a la presidencia municipal de Puebla.


Por ello, están solicitando su expulsión del PRD.


Por otra parte, se dice que Miguel Barbosa, líder en Puebla de Nueva Izquierda y el hombre fuerte del PRD, fue denunciado ante el comité ejecutivo nacional de ese partido, por perredistas chiapanecos, que lo acusan de haber cambiado a última hora la planilla para competir en las elecciones de ese estado, por el municipio de Sinojovel. El licenciado Barbosa, fue delegado perredista en la entidad del sureste.

 


 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx