_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

 

La Quinta Columna

Mario Alberto Mejia / www.laquintacolumna.com.mx


Que Evo no es Evo (y que el Chiste fue del Peor Gusto Posible). Un indignado lector muy cercano a Moliére (Tartufo) me envió líneas muy severas a propósito de mi columna del viernes pasado.


He aquí el correo:


“Sr. Mejía:


“El Presidente de Bolivia, Evo Morales y el secretario de obras del precioso gobierno de Puebla, Javier García, solo comparten similitud en su color de piel y en sus rasgos. No creo que compartan más. Triple a sencillo que al terminar su mandato el Presidente Morales no tendrá un "súbito" enriquecimiento y que no será señalado como un corrupto sinvergüenza. Este chiste es de tan pésimo gusto como aquellos panegíricos de cierto gobernador al que trataban de emular con la figura de Benito Juárez.”


Señor Tartufo:


Le debo decir, en descargo mío, que yo no bauticé como “Evo Morales” a Javier García Ramírez.


El apodo, en realidad, se lo pusieron los constructores de Puebla, quienes, amigos o enemigos suyos, así le dicen en la íntima intimidad.


Coincido con usted en que Evo Morales es dueño de una altura moral muy elevada, cuando menos en comparación con el Evo de por aquí cerquita.


También me enteré que don Evo, el poblano, está verdaderamente furioso por lo que aquí se publicó el viernes, cuando tendría que estar agradecido por la errática comparación.


Gracias, Tartufo.


Y una disculpa.

El Correo del Bar. Otro corresponsal espontáneo envió un largo texto a la quintacolumna.


¿El Tema?


Vida y obra de ciertos funcionarios del ayuntamiento de Puebla.


Viene correo:


Sr. Mejía:


Es bien sabido que el M. I. Nicolás Fueyo MacDonald (ex director de la Facultad de Ingeniería de la BUAP) es solo un títere, “el adorno más caro del Ayuntamiento”,  un mero membrete para tapar que el verdadero mandamás de la SAUOPE es el M. I. Gerardo Sordo Sainz (también catedrático de la misma facultad) –quien por cierto vive en el Fraccionamiento Estrellas del Sur y a quien sí le sirve el puente del crucero de la calzada Zavaleta y boulevard Atlixco-. A primera vista parecería que el Mtro. Fueyo carece de la suficiente iniciativa y valor para poner en orden las cosas, pero se trata de una mera mediocridad y conformismo disfrazados de respeto por el que bien vale la pena recibir un salario de $ 60, 000.00 mensuales en promedio -más $ 40,000.00 de gastos complementarios como mínimo-, un BMW del año y una buena cantidad de viajes nacionales e internacionales para hacer un trabajo que sólo consiste en firmar y salir en los medios, porque hablar eso sólo lo hace el Mtro. Sordo (señores periodistas, hagan cuentas: ¿a quien entrevistan más, a Sordo o a Fueyo?).


El Mtro. Fueyo heredó del Dr. Morgado una cantidad de directores y jefes tan peculiares, sumados a los que llegaron con él,  que bien merece la pena volver a enlistarlos, para de paso complementar la información leída aquí hace algunos días:


Juan Carlos Alva Aramburo, quien ostenta el cargo de “Encargado de Despacho de la Dirección de Administración Urbana”. El hombre por quien todos los secretarios, directores y jefes de departamento de todo el Ayuntamiento perdieron sus títulos académicos para “ciudadanizarlos” (eso lo pueden verificar en el edificio de la SAUOPE y ver que a los nombres de todos los jefes y directores solo antecede el C. de ciudadano), sin titulo universitario y muchas dudas respecto a si por lo menos comenzó una carrera profesional. Su cargo requiere de cédula profesional y registro como Director Responsable de Obra ante el Ayuntamiento (ver artículo 661 del Código Reglamentario para el Municipio), mismos que brillan pero por su ausencia. Alva trae de cabeza a su dirección por la excesiva carga de cuotas que les pide a supervisores y empleados de mostrador para resolver trámites, por ejemplo: a los supervisores que van a clausurar obras les pide $ 1000.00 diarios que a veces les baja a $ 500.00 cuando no hay “tanta chamba”, considerando que en total son 4 supervisores fijos mas 4 auxiliares.


Lourdes Montes de Oca, arquitecta y catedrática de la UPAEP, Jefa de Planificación Territorial y segunda en rango después de Juan Carlos. La panista Lourdes es la hermana menor del Ing. Civil Federico Montes de Oca, catedrático de la BUAP y compañero y amigo desde que estudiaban la universidad del Dr. Rodríguez Morgado, quien por lo que se ve goza todavía del poder suficiente en el Ayuntamiento, situación que se repite con otros nombres que mencionaremos más adelante. Aparte de ser Directora Responsable de Obra se ha autoregalado las corresponsabilidades de Desarrollo Urbano, cuando tuvo el mismo cargo con Gabriel Hinojosa, y de Restauración en la presente administración sin contar con todos los requisitos estipulados en el Código Reglamentario. Ella es el “brazo duro y fuerte” de la Dirección, quien determina que proyecto se aprueba y cual no, quien veta o protege a Jefes de Departamento de esa Dirección, y quien se “guarda” los proyectos más lucrativos para su usufructo personal. Lulú trabaja en contubernio con varios DRO’s con quienes comparte ganancias en la firma y aprobación “fast track” de proyectos, entre esos DRO’s y Corresponsables destacan los nombres de su “amiga” –que por cierto comparte vivienda con Lourdes- la Arq. Maria del Carmen Zepeda (la información anterior referente a las direcciones se puede verificar en el listado de DRO’s que se encuentra pegado en las paredes de la Dirección de Administración Urbana en Prol. Reforma 3308 Planta Baja, Colonia Amor, frente al Wal-Mart, junto a la entrada a los baños para ser más precisos), los arquitectos Leovigildo Pérez Criollo –viejo lobo de mar en la cada vez más complicada “tramitología” municipal-, la arquitecta Elodia Márquez Cabrera (presidenta del Colegio de Arquitectos) y Eduardo Carranza Luna –Presidente del ICOMOS-Puebla, Presidente de los Consejos Ciudadanos de Desarrollo Urbano, del Centro Histórico e influyente catedrático de la escuela de arquitectura de la BUAP, por cierto: visiten la Casa de la Virgen en el Centro Histórico en la 4 sur entre 9 y 11 oriente y pregunten si el mencionado inmueble tiene licencias de construcción, y en su peculiar acento sudamericano el responsable de la obra- asistente del mencionado Carranza- les dirá que no, “que eso ya lo arreglaron entre el dueño y los jefes”-, entre otros de menor renombre y rango a los que les tocan obras más pequeñas. Un detalle: la Arq. Lourdes y sus socias, porque solo le gusta trabajar con mujeres para sentirse más en “confianza”, cuentan con un modesto y discreto despacho en donde acuerdan y realizan sus actividades de gestión, el cual se localiza en Prol. Reforma 3304, justo a unos cuantos pasos de la SAUOPE, oficinas en donde es común encontrar a muchos arquitectos e ingenieros de conocido renombre que acuden a firmar planos por petición de la Arq. Lourdes, así que no se sorprendan si todos los días se encuentran a las Mesas Directivas completas de los Colegios de Arquitectos e Ingenieros Civiles saliendo del “local junto a la cerrajería” y contando billetes. ¡Ah!, lo olvidaba, Lulú ya tenía gallo, perdón, gallina para la presidencia, se trataba de la Sra. Ana Teresa Aranda, así que partidiarios de Díaz de Rivera no se dejen sorprender por esta peculiar arribista. Obviamente esta labor no la puede realizar una persona sin el apoyo de más gente “experimentada” en estas actividades, por lo que su lista de colaboradores se incrementa con la labor de las siguientes personas:


El famoso Lic. Francisco, jefe de licencias mayores. Sin experiencia en construcción pero sí en “manejo” de recursos públicos. ¿Cuál es su trabajo?, sólo firmar lo que aprueban Lourdes y Juan Carlos, recibir su parte “proporcional” y soportar la discusión y enojos de todos los constructores cuya única salida para ver aprobados sus proyectos es el arreglo económico propuesto por este tipo a nombre de sus jefes. Por cierto, si se da el extraordinario caso de que algún expediente de algún proyecto este en completo orden y no sea necesario “exprimirle algo”, tenga por seguro que bajo su resguardo se verá desaparecido, dañado por “inclemencias naturales” y constantemente incompleto a pesar de los sellos de recibido que indiquen lo contrario. Su antecesor, el Arq. Fidel Romero Palacios, también tenía esa costumbre, solo que cayó de la gracia de Lourdes y Juan Carlos al ver que actuaba “por su cuenta sin rendir sus informes completos”. Antes de concluir este apartado, debemos mencionar a dos “pilares fundamentales” en el funcionamiento de esta jefatura durante varias administraciones, nos referimos a las guapas y camaleónicas arquitectas Griselda Briones y Mayte, empleadas de base, la primera fue amiga del difunto Rafael Cañedo Benítez y actualmente goza de su año sabático cuyo inicio casualmente coincidió con una investigación al área por parte de la Contraloría Municipal, en lo que respecta a la segunda, continua trabajando y haciendo muy feliz a Paquito, aunque también le hace favores al Ing. Julián, jefe del área de uso suelo comercial a quien a todo le dice que sí.


Eugenio Moreno Valle, arquitecto, jefe de licencias menores. Tipo demasiado prepotente y grosero con la gente que acude a ventanilla a realizar trámites. Asesorado por su esposa, la arquitecta Misael  realiza diariamente demasiadas pequeñas  “transacciones” que van desde los $ 100.00 hasta los $500.00 c/u, que sumadas entre sí dan cantidades totales diarias que van de los $ 3000.00 a los $ 10,000.00 diarios (en el edifico Eugenio es conocido como “el abonero” o “el Electra”, por eso de los puros pagos chiquitos). Es tal su rapiña que pide dinero hasta por aprobar las licencias más sencillas y económicas como son las de ocupación de vía pública para pintar fachadas o colocación de anuncios. Por cierto, cuando entró a trabajar Eugenio llegaba en camión a su oficina –viajaba en los “morados” de Pueblo Nuevo- ahora su esposa lo lleva y trae en una bonita camioneta tipo Explorer del año. Un detalle: Eugenio es primo de Rafael, aunque el arquitecto es de los Moreno Valle de menor rango, es decir, de los “pobres”.


Héctor Huitzil, ingeniero civil, jefe de licencias de uso de suelo y tesorero del Colegio de Ingenieros Civiles. Se incorporó a la administración a mediados de 2006, y casi de inmediato demostró su poco conocimiento del área al generar enconos con los constructores que veían detenidos sus proyectos por su dificultad para interpretar la Carta Urbana. No tardo mucho en darse cuenta que bajo supervisión de sus jefes podía seguir interpretando la Carta Urbana y el Programa Municipal de Desarrollo a “su modo” (como “Varguitas”, el protagonista de la película “La Ley de Herodes”) para generar recursos extraordinarios para los tres. Por cierto, Huitzil entró por recomendación directa del Dr. Morgado cuando éste ya no era Secretario. ¿La cuota de Huitzil por aprobar usos de suelo para fábricas y fraccionamientos, a pesar de contar con la normatividad en regla? A partir de $ 15,000.00 en adelante.


Alejandro Moyaho, arquitecto, jefe de supervisión. A él le corresponde realizar las visitas y las órdenes de clausura de las obras irregulares de todo el municipio, cuenta con 4 supervisores mayores y 4 auxiliares, los cuales –como ya se mencionó previamente- deben entregar una cuota diaria de $ 500.00 a $ 1000.00 diarios. Moyaho es un arquitecto treintañero que durante su estancia en la BUAP se caracterizó por su constante participación como consejero universitario y académico, de dónde conserva su “cercana” amistad con el Arq. Manuel Sandoval Delgado, actual titular de  la Dirección General de Obras de la BUAP. Una de las tácticas más continuas e infantiles de Alejandro es hacer berrinches y enojos amenazando a los infraccionados con demoler la totalidad de sus inmuebles (algo jurídicamente imposible). Otra táctica común entre él y sus supervisores es hacer recomendaciones en las contrataciones de DRO para regularizar las obras de los sancionados, y pobre de aquel que no cuente con un DRO avalado por él, ya que hará lo imposible por detener su trámite. Por cierto, Moyaho, ya bajo los efectos etílicos en diversas reuniones “conciliatorias” con constructores infractores, se ha jactado de ser un arquitecto joven y exitoso –que nadie duda que tenga capacidad para serlo- y que será el más joven presidente del Colegio de Arquitectos de Puebla, ya que dice “que muchos de los *¡#%&%# de la actual mesa directiva me deben favores por sus obras malhechas”. Por cierto, en los meses de marzo a julio han sido ejercidas una enorme cantidad de órdenes de clausura, algunas incluso con avisos previos de casi dos años que habían sido “traspapeladas” previo “acuerdo” de los dueños con los supervisores.


 Pasemos a la Dirección de Obras Públicas del insigne prócer Gerardo Sordo Sainz. ¿Qué mas se puede comentar sobre el Mtro. Sordo que no se haya ya publicado previamente o que no sea visible incluso para los que no trabajan en el gobierno municipal? ¿Qué es el verdadero mandamás de la SAUOPE? ¿Por qué siempre en las entrevistas de Fueyo Mac Donald acude también Sordo y es el que habla más? ¿Qué es el que aprueba o veta a los constructores y empresas que realizan las obras? ¿Qué es el “recomendador” de chambas más fuerte de toda la Secretaría? ¿Qué es quién avala y presiona para que las obras se concluyan a pesar de las diversas deficiencias visibles por toda la ciudad? Nada, ya nada más se puede abundar, pero si podemos conocer un poco más de sus colaboradores inmediatos:


 Andrés Iram Huerta Espinoza, ingenierio civil y viejo amigo de Sordo desde la DGO, es conocido en la SAUOPE como “el Barrabas” o “el Van Gogh”. Es bien conocido que es el que presiona a los constructores con su “diezmo” para ser los ganadores de los concursos, amen de ser el “administrador” privado y “oreja de confianza” de Sordo con el resto de empleados de la dirección.


Carlos Pym, ingeniero civil, también de la DGO de la BUAP. Tipo demasiado tímido y por lo mismo fácilmente manipulable que le jura lealtad absoluta al Ing. Sordo, incluso sirviéndole de patiño cuando Sordo se siente deprimido por no poder cobrar su diezmo. Por cierto, con “el Güero” labora la conflictiva Barbara López Santín, hija de la también conflictiva ex directora de ecología Socorro Santín Nieto y sobrina del ingeniero, profesor, dueño de universidades y columnista de La Jornada Gustavo Santín. Barbarita, diseñadora gráfica con estudios de maestría en historia del arte,  es recordada como la nefasta ex-jefa del área de alineamiento y número oficial a inicios de la administración dogerista (cuando todavía era director de administración urbana el Arq. Alejandro Rodríguez Aguilar, cuñado de Nacho Mier) que debió renunciar ante su manifiesta incapacidad para manejar el área. Un detalle: Barbie ha deambulado por casi todas las direcciones de la SAUOPE, su carácter inestable y prepotente ha provocado conflictos tan severos como el que sucedió en el 2006 en el Departamento de Alumbrado Público, cuando los empleados administrativos y técnicos se salieron de las oficinas y amenazaron con no trabajar si la mencionada dama seguía “laborando” con ellos, ante la ola de chismes y comentarios racistas que la guapa y coqueta Santín inundó por la dependencia.


Existe otro personaje demasiado singular por sus peculiares características físicas que se dice que es el jefe del área de costos, pero que rara vez se le ve trabajando,  y que todo el mundo conoce como “El Dottore”. Al igual que la mayoría de los jefes de departamento y directores de la SAUOPE que provienen de la DGO de la BUAP, el “Dottore” toda su vida laboral ha vivido del presupuesto universitario, y al llegar a la administración pública ha quedado manifiesta su falta de capacidad para trabajar en el “mundo real.


Por cierto, los autonombrados “cuatro fantásticos” (Sordo, Huerta, Pym y “el Dottore”) tienen un juego muy peculiar desde sus tiempos en la DGO de la BUAP, son fanáticos de las flatulencias autorreguladas y es su manera –dicen ellos- de rebajar el estrés. ¿Cómo es el hediondo juego? Simple: se busca cualquier pretexto para encerrar en un cubículo a “n” número de personas para que el maldoso proceda a emitir sus gases corporales ante el gesto de asco de los otros. Muy pocos empleados (varones principalmente) de la Dirección de Obras se han salvado de quedar dentro de este “juego”. ¿El indiscutible campeón? El insigne y finísimo ingeniero civil Andres Iram Huerta Espinoza.


Por cierto, en junio, la mayoría de los empleados de confianza de la Dirección de Obras Públicas y que provienen de la DGO recibieron sus gasificaciones, perdón quise decir basificaciones, previo acuerdo entre Sordo e Israel Pacheco a cambio de dotar de materiales y equipo para la construcción del nuevo edificio del Sindicato ubicado en la 24 sur, por la Junta Municipal de Reclutamiento.


Pasemos a otra dirección ya ampliamente mencionada, la de Planificación Urbana solo para añadir unas mínimas observaciones:


Zeus Moreno, arquitecto y maestro en ordenamiento del territorio, profesor de tiempo completo de la BUAP, constante directivo de la Facultad de Arquitectura de la BUAP y actual Director de Planificación Urbana. Zeus se toma muy en serio su nombre, tanto que se cree verdaderamente Dios. Se trata de uno de los funcionarios más prepotentes y nefastos de toda la administración municipal. Es uno de los dueños mayoritarios (junto con sus hermanos Juan y Miguel) del ya legendario Hotel Suites de Puebla (localizado en San Manuel, frente al Instituto Oriente). Si hay un verdadero responsable al interior del ayuntamiento a quien señalar por la falta de un adecuado plan de crecimiento urbano es Zeus, ya que una de las prioridades del doctor Doger en campaña fue la actualización de la Carta Urbana, misma que apenas terminaron, pero con una infinidad de errores y faltantes de usos a considerar. Por cierto, Zeus padre, Zeus hijo (o Rodrigo como prefieren que lo llamen), Lilia Varinia Catalina López (la misma que escribe en La Jornada de Oriente e hija del Dr. Rafael López Rangel), Alejandra Céspedes y Diego Abel Riva (el argentino) recibieron como premio por “terminar” la carta urbana, un viaje todo pagado a Cuba durante dos semanas completas, tour que fue pagado por la presidencia municipal. Un detalle más del maestro Diego (el Maradona de la SAUOPE), resulta que es uno de los dueños del Instituto de Estudios Superiores, escuela incorporada a la BUAP y que imparte las carreras de Arquitectura, Diseño Gráfico y Diseño Urbano, en donde el pequeño Zeus Rodrigo y sus amiguitos -empleados de la misma dirección- como son Héctor Juárez Paulino (un tipo demasiado vulgar y que se la pasa jugando play station todo el día en una oficina conocida como la “pecera” junto al resto de empleados de la Arq. Céspedes), Roberto Gatica y el DUA Roberto Carlos (el famoso “Benito Bodoque”, asistente de la Dra. Varinia) dan clases, es decir, que estos cuatro responsabilísimos chamacos son ya todos unos eminentes catedráticos. Por cierto, debemos reconocer la labor de Zeus chico, o Rodrigo, ya que a pesar de todo el trabajo que tiene es un excelente tenista, que no deja de acudir a jugar todos los días ya sea al Club Britania, al Albatros o ya de plano al Alpha, por lo que casi todos los días se ve en la necesidad de llegar tarde al trabajo, incluso con los tenis y pants puestos.


 ¿Y que decir del ejemplo de Dirección que es la de Imagen y Equipamiento Urbano?


Esa Dirección es conocida como el Concilio, ¿por qué?, primero, porque la inventaron para tener contento y ocupado al amigo que sobraba y no había alcanzado chamba (adivinaron: al mismísimo Arq. Alfredo Mauricio Eduardo Saldivar Porras), y segundo, porque en ella coinciden puros recomendados de diversos personajes del actual ayuntamiento. Lo mismo encontramos chamacos skato-punks de pelos en picos, aretes y tatuajes que recién terminaron la universidad que niños y niñas bien portados y aplicados que están realizando sus maestrías y doctorados, ¿qué que tienen en común?, simple: son recomendados sin más preocupaciones que ellos mismos, con platicas triviales sobre películas, música, coches, ropa y zapatos que pasan la mayor parte del tiempo chateando en sus laptops, oyendo música a todo volumen, pidiendo cafés al Italian Coffee de enfrente o haciendo sus tareas de la escuela y otros trabajos particulares.


Pero ¿que pueden aprender estos niños y niñas si cuentan con el hombre que más se lava las manos en todo el edificio? Digo, tanto tiempo pasa el Arq. Alfredo Saldivar diciendo que no es corrupto que a veces hasta el mismo ya se lo cree. ¿Y que ha pasado con la cantidad de espectaculares y pendones sin permiso que hay por toda la ciudad? ¿Ya los multaron o nomás los siguen amontonando en los cubículos de sus empleados? ¿Y las obras sin permiso que se realizan en el Centro Histórico? ¿Y que ha pasado con la Casa de la Virgen? ¿Ya se regularizaron? ¿Y cómo les va con los viajes que según hacen para entablar lazos con otros países para preservar el patrimonio de la ciudad? Ya conoció Cuzco, Sao Paulo en Brasil y toda la república mexicana, ¿o quiere que le pregunten a Barbara Ganime y Gustavo Cabrera quien más iba en la comitiva de esos viajes? ¿y la luna de miel con el Maestro Fueyo cuando fue con él a conocer Kazan en Rusia por una semana? ¿No era cansado el viaje de Oviedo a Madrid a media tarde  para regresar a Oviedo a la mañana del día siguiente después de hacer todas las compras y encargos solicitados por colegas del edificio? Arquitecto, ¿Ya no sigue mandando a sus empleados a cambiar los cheques discrecionales que llegan a su nombre, ni a que le cambien el efectivo del día por dólares y euros? No me diga señor arquitecto que todavía sigue llevando los mismos proyectos a todos los foros que se presenta, digo, aparte de que se roba los proyectos paredistas como los del Barrio de San Antonio o de Santiago, nomás le cambia los colores de fondo a las presentaciones de power point de sus exposiciones de proyectos, no sea así, al menos cambie también el tipo de letra y actualice las fotos, por favor. Por cierto, ¿sabía que algunos de sus queridos niños y niñas han estado presentando esa información como propia para promocionarse con diversos funcionarios o para pedir chamba en universidades y constructoras? ¿Y que dice de las chambitas que le pasa a los chicos consentidos de su dirección? ¿No se ha dado cuenta que a Misael, Ángel, Eric y Cristian ya no les alcanza el tiempo de oficina para ayudarle? Sea congruente señor arquitecto, si va a darles a ganar un dinerito extra, por lo menos ayude a los demás empleados que tiene ¿o acaso es como la Arq. Montes de Oca que sólo se siente en confianza trabajando con personas del mismo sexo? Digo, sea como los papás, que aunque tienen a sus consentidos no por eso discriminan o hacen menos a los demás. Aplique la equidad de género, recuerde que por todo el edificio hay carteles que pregonan eso. Por cierto Arquitecto, ¿a que acuerdos a llegado con la Arq. Yolanda Sánchez Orea, responsable del área de anuncios en la administración de Luís Paredes y a la que usted menciona como la sustituta de su cargo en la próxima administración durante las constantes visitas hechas por esta a su oficina durante los últimos dos meses?


Por cierto, que abnegada colaboración recibe de sus colaboradores mas cercanos, los arquitectos Arturo Martínez, jefe del área de patrimonio arquitectónico, y Guillermo Tamboreal, de imagen urbana. Al primero hay que reconocerlo porque casi nunca esta en su oficina, o al menos eso hacen suponer los empleados que se turnan para contestar el teléfono. Por cierto, al chico que generalmente contesta el teléfono casi no se le entiende nada, parece que tiene una papa quemada en la boca y la señorita nunca sabe nada, a veces ni siquiera quien es su jefe. El área de patrimonio arquitectónico es una de las que realiza los trámites mas lentos no nada mas de esa secretaria, sino de todo el ayuntamiento, pueden pasar incluso hasta un mes solo para tramitar un arreglo de fachada, eso sin mencionar los meses que toman las licencias mayores. Imagínese usted, si tardan meses en el INAH, luego otros meses en patrimonio y luego otros meses en Licencias Mayores, creo que pueden sumar hasta años solo para una licencia, sin exagerar, solo hagan cuentas. Eso sí, la situación cambia cuando el trámite lo realiza alguno de los gestores, mejor dicho gestoras de confianza del susodicho arquitecto, además de los corresponsables en restauración “sugeridos” por el mismo; la información sobre que corresponsables en restauración llevan mas firmas durante este trienio puede consultarse en el área de DRO de la SAUOPE, ubicado en las ventanillas de Planta Baja del Edificio de Reforma, chequen ustedes quienes tienen mas firmas como corresponsables en restauración y verán que coinciden con aquellos, mejor dicho aquellas, que pasan mas tiempo en la oficina del Arq. Martinez.


¿Y el área de imagen urbana? Es dirigida por el Arq. Guillermo Tamboreal, un arquitecto egresado de la UDLA y con un exagerado toque metrosexual a la David Beckham. El buen Memo suponemos que es tan eficiente que termina el trabajo de su área muy rápido, ya que es más habitual verlo trabajando en proyectos de su empresa, denominada AMORPHA, que realizando y revisando expedientes o dictámenes de factibilidad de anuncios y espectaculares; proyectos en los cuales incluye a todos sus empleados, sin importar cual sea la carga de trabajo pendiente. Al ya nombrado joven arquitecto Misael (el de imagen urbana, no confundirlo con el y la arquitectos de planta baja) es más factible verlo haciendo perspectivas y animaciones en 3D de proyectos de residencias y edificios del buen Memo que trabajo de su dependencia, así que no se sorprendan si lo ven todo el día sentado en su restirador frente a su laptop, ya que esta trabajando, pero en proyectos personales y si no lo cree pídale una tarjeta de presentación y verá como le da una del despacho AMORPHA, pero con dirección del edificio de la SAUOPE. Por cierto, Memo es aparte conocido por ser el rompecorazones del edificio, ya que a pesar de ser casado y con hijos, ha andado (y tronado) con mujeres muy guapas que trabajan o han trabajado en el edificio, lo mismo una guapa abogada que laboraba en contraloría municipal, que alguna de sus guapas empleadas arquitectas o diseñadoras graficas que ya lo ven con cierto recelo, o la actual, una muy joven y guapa licenciada de nombre Mónica que trabaja en el jurídico de la secretaría.


Y si creen que en esta Dirección es necesario ser jefe para actuar como tal, pues están equivocados, ya que algunos de sus “niños y niñas bien” saben aplicar muy bien ese término –valga la rebundancia- y verlos actuar como verdaderos jefazos y jefazas en desarrollo. Así que no se sorprendan si en horas de mayor afluencia ven sus oficinas vacías, ni que los sorprendan diciéndoles que están haciendo visitas de inspección, porque lo más seguro es que los de Imagen Urbana (los más fresas) estén de compras en algún centro comercial y los de Patrimonio (los comparativamente más intelectuales, según de izquierda, pero igual de “pesaditos” que sus hermanitos) estén tomando un café en los portales o visitando alguna exposición en algún museo o comprando libros en Profética. Por cierto, a los dos jóvenes arquitectos empleados del área de patrimonio, digamos que al gordo y al flaco para identificarlos más fácilmente, es común verlos muy apurados trabajando, haciendo planos y presupuestos ¡pero de los proyectos particulares de cada quien!, e incluso recibiendo y trabajando con sus colaboradores externos en plenas horas de oficina. ¿Acaso el Arq. Martínez o Saldivar les llaman la atención al respecto? Para nada. Por lo que no es raro encontrar al más voluble y voluminoso de ellos andando de arriba a abajo de la secretaría, entrando y saliendo constantemente del edificio y haciendo llamadas constantes desde su celular o los teléfonos de la oficina. ¡Imagínenselos si actúan así ahora que son empleados, como serán si algún día son jefes!


Por cierto, en la anterior carta olvidaron nombrar a Enrique Ramales Montes, un arquitecto que trabajó en la DGO y fue becario en la Universidad de Gales del Sur por parte de la BUAP. Enrique es hijo de un renombrado médico de la ciudad y ahijado político de Jorge Rodríguez Morgado. Se desempeña como Secretario Técnico, recibe órdenes directas de Fueyo Mac Donald y le pasa el tip a Rodríguez Morgado. Desde el inicio de la administración se caracterizó por bloquear a los diversos candidatos que llegaban a solicitar trabajo, asustándolos con percibir bajos salarios y recordándoles que “solo queremos admitir profesionistas con grados de Maestría y Doctorado, pero haciendo excepciones con amigos de la universidad”. Enrique se caracterizo por “meter a chambear” al mayor número posible de cuates, pasándose los procedimientos e incluso quitando a gente que recién había ingresado o que apenas cobraba su primer salario. Así fue como metió a su esposa, una frívola arquitecta que nomás iba de vez en cuando a cobrar, a platicar y presumir sobre sus constantes gastos en el Palacio de Hierro, a comer y a comprar chucherías a los vendedores que van a la Secretaría –por cierto, la jovencísima dama en cuestión dejó algunos malos antecedentes en su breve estadía en el Instituto Poblano de la Vivienda en 2005-, también metió a trabajar a su mejor amigo (un ex becario que estuvo en Italia por parte de la BUAP) autonombrado “intelectual” de aspecto un tanto lastimoso pero que resultó un prolífico aviador, “filtrador” de información a varios de “sus amigos periodistas” y “revendedor” de proyectos completos –principalmente sobre restauración y urbanismo elaborados en la Dirección de Imagen Urbana y Patrimonio Monumental- a tesistas de diversos grados e institutos de investigación, el buen amigo de Enrique cambia cada seis meses de nómina (ahora esta en la de Obras Públicas después de haber pasado por Patrimonio, Imagen Urbana y Secretaría Técnica) además de que le regaló recientemente su registro como DRO para que sea su prestanombres en las chambas y obras que el buen Ramales “pesca” aprovechando su puesto –por cierto, el susodicho amigo de Quique es también escritor, y es coautor de un libro titulado “Carolino Siempre” y de otro de futura aparición también sobre el patrimonio arquitectónico de Puebla elaborado a partir de información “obtenida” a su paso por el ayuntamiento, este último será en coautoría con una arquitecta del área de patrimonio arquitectónico de la SAUOPE -quien dicho sea de paso, es la que le sigue “pasando” los proyectos y la información necesaria para proseguir su trabajo- y un tercer coautor que es ni más ni menos que el polifacético Enrique; siguiendo con Quique, este singular personaje también ayudó a otro mejor amigo (también ex becario en Gales como él) que mandó como secretario particular de Gerardo Sordo, el famoso “malhumonado” Juan Carlos Salmerón, y a otros tantos mejores amigos que coloco principalmente en la Dirección de Obras. Por cierto, Enrique es promotor de una iniciativa muy lucrativa para sus verdaderos cuates: cuando alguno de ellos ya no quiere “trabajar” en la Secretaría les sugiere que tomen su periodo de vacaciones por 12 días y que procuren que el fin de periodo coincida uno o dos días antes de terminar la quincena, para que al regresar soliciten su renuncia y así hayan cobrado sin trabajar, la última que lo hizo fue su esposa Neli, quien renunció a su trabajo en Imagen Urbana en febrero del presente año para ir a trabajar a la DGO de la BUAP con el nuevo Director, el Arq. Manuel Sandoval Delgado, ya que Quique dice que “es un hecho que el próximo trienio es del PAN, así que hay que esperarse tres años para la gubernatura y que gane Doger, y mientras, a cobrar de nuevo en la BUAP”. Tan cuate es, que metió a personas que una y otra vez reconocían que ellos aceptaron el trabajo que no buscaban “solo porque Enrique se los pidió”, y a quienes Quique no les recordó que si cobraban era porque también tenían que ir a trabajar aunque sea de vez en cuando. Parece que Quique, a quien por cierto le gusta bailar salsa y toma clases en el Bar Rumba de la Juárez, se equivocó de empleo y debería trabajar en Recursos Humanos, o mejor abrir una agencia de colocaciones.

 

 Desgraciadamente Sr. Mejía esos son algunos de los “funcionarios” que laboran en la SAUOPE y que día a día solo demuestran el desprecio que tienen por el municipio con las actitudes y poses que asumen. Una verdadera lástima.

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx