SIN RODEOS


Marcela Jiménez Avendaño

10/02/2011


Y SIGUE LA MATA DANDO: LOS PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN DE RMV


A tan solo diez días de haber arribado a la gubernatura poblana, la mala comunicación social implementada por el nuevo gobierno ya le ha ocasionado varios dolores de cabeza: roces con la prensa local y nacional; confusión en las políticas públicas a ser aplicadas, malinterpretación sobre los alcances de una Iniciativa enviada por el Ejecutivo local que ya ha sido detenida en el Congreso y ha provocado arranques furibundos de rechazo por parte de varios columnistas.

 

Para empezar, habríamos de mencionar el escándalo ventilado nacionalmente sobre el uso de recursos federales provenientes de la SEP para cubrir la toma de posesión de Rafael Moreno Valle y la relación de éste hecho con su recién nombrado Secretario de Comunicación, Norberto Tapia.  Bueno, fue tal el revuelo, que el propio Secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio tuvo que declarar públicamente que tal denuncia sería puntualmente investigada y, en su caso, sancionada.

 

Posteriormente el anuncio de la petición de una mayor presencia del Ejército en la entidad ocasionó que, por varios días, el nuevo gobierno haya tenido que desmentir se pretenda militarizar la entidad. El sentimiento de que las cosas empeorarán en términos de seguridad se incrementó notablemente en el ánimo de la población a partir de este terrible error en la comunicación gubernamental.

 

 Y, ahora, finalmente en un pésimo momento, es presentada una iniciativa, bautizada por varios como Ley Mordaza, que busca despenalizar los delitos de difamación y calumnia e instaurar el de daño moral en el Código de Defensa Civil a fin de acreditar sanción patrimonial.

 

Su aprobación ya fue detenida en el Congreso bajo el argumento de ser necesaria un mayor conocimiento del tema, de sus implicaciones y su congruencia constitucional. Pero más allá de lo anterior, lo grave es que justo se presenta cuando a nivel nacional se discute el tema de la libertad de expresión a propósito del despido de MVS de Carmen Aristegui tras narrar los hechos en que un flamante Diputado Federal de apellido Noroña muestra una manta en que cuestiona el supuesto alcoholismo del Presidente Felipe Calderón.

 

Hace más de dos años regresé a Puebla bajo el objetivo de hacer carrera política en la entidad en que crecí y di cuenta de cuan brutal y poco ético es el periodismo ejercido por algunos colegas poblanos, es más, yo misma fui objeto de calumnias y ataques sobre cuestiones personales. A la fecha, me sigue sorprendiendo cuan bajo y con cuanta impunidad actúan algunos medios y que mejor ejemplo para ilustrarlo que el reciente vivido por el mismísimo Moreno Valle durante la contienda electoral.
A mí me parece que estos temas son dignos de discusión y por supuesto que dichos delitos merecen sanción, sin embargo, los tiempos elegidos por la nueva Administración no son los mejores.

 

Insisto, no es falta de planeación política la que se hace evidente sino una absoluta carencia de sentido estratégico comunicacional que empieza, a tan pocos días, a dilapidar el bono democrático con que aún cuenta el hoy gobernador, Rafael Moreno Valle.

 

Pero en tanto, algunos se siguen rasgando las vestiduras y otros no atinan a darle un mejor manejo a la imagen y proyectos del recién arribado gobierno, nos leemos la próxima semana…….

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas