Desaparece Marín del mural de la Casa de la Juventud Poblana


Reconoce Francisco Ramos que él sabía que Marín aparecería y que le pareció interesante la idea


Desde ayer en la tarde, en lugar del rostro de Mario Marín aparece el prócer del gobernador: Benito Juárez, el benemérito de las Américas, personaje histórico con el que goza compararse el mandatario de Puebla


FOTOS


Selene Ríos Andraca

Notas Relevantes

Sí son mis bardas: Fernández del Campo

Armenta justifica a Pablito

Diputados panistas cabildean con Marín

Notas Anteriores

 

Francisco Ramos Montaño dio marcha atrás a su intentona por inmortalizar a su jefe, el gobernador Mario Marín Torres en el mural que pinta Felipe Castellanos Centurión en la Casa de la Juventud Poblana, debido al escándalo mediático provocado por el periódico nacional Reforma firmado por el periodista Francisco Rivas.


Desde ayer en la tarde, en lugar del rostro de Mario Marín aparece el prócer del gobernador: Benito Juárez, el benemérito de las Américas, personaje histórico con el que goza compararse el mandatario de Puebla.


En entrevista con Cambio, Francisco Ramos, director del Instituto Poblano de la Juventud, reconoció que el autor se vio obligado a modificar la cara de Mario Marín por la presión mediática, al tiempo de revelar que él estaba enterado que dibujaría al gobernador poblano en el mural, “pero no le vi ningún inconveniente”.


El lunes pasado, Reforma dio a conocer que en el mural de la Casa de la Juventud aparecía Mario Marín —más alto— con su look casual que suele vestir los domingos o en eventos partidistas poco relevantes, protegiendo a una esfera con unos niños que a su vez están sembrando una planta.


Todavía el lunes por la mañana, el rostro de Mario Marín se lograba distinguir en los primeros trazos del muralista, sin embargo, ayer por la tarde el rostro del mandatario ya había desaparecido por completo.
Castellanos Centurión respetó el cuerpo del primer boceto de Mario Marín —de piernas muy largas y vistiendo jeans con chamarra aborregada—, pero el rostro ahora es de Benito Juárez.


Entrevistado vía telefónica, Francisco Ramos juró que él nunca le pidió a Castellanos incluir a Mario Marín en el mural, sino que fue idea del propio artista, quien pretendía fusionar personajes históricos con personajes contemporáneos.


“El maestro así lo decidió. A mí me enteró el maestro y no vi ningún inconveniente, porque el mural es de carácter histórico y bueno, ahora sí que la cuestión de los periódicos, lo hicieron modificar.”

 

—¿Entonces, el autor decidió cambiar los rostros por las notas publicadas?
—Creo que sí.
—¿Tú le pediste que Mario Marín apareciera en el mural?
—Todo lo que ha pintado el maestro ha sido su decisión. Nosotros sólo le dimos el permiso para hacerlo en Casa de la Juventud Poblana, yo se lo agradezco por contemplarnos como parte del trabajo y aparte, el mural le da vida a la casa.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas