Friday, 04 de December de 2020

Miércoles, 07 Septiembre 2016 02:50

Ahora involucran a Mely Macoto en protección a los chupaductos de Coronango

Campesinos de Coronango señalan que desde hace dos años, ladrones de combustible operan en la región con el acompañamiento de patrullas del municipio. Propietarios de predios aledaños a la Autopista México-Puebla, en San Francisco Ocotlán temen que los huachicoleros comiencen a intimidarlos o que provoquen una explosión

  • Staff CAMBIO Regionales / Coronango



Campesinos y propietarios de predios aledaños a la Autopista México-Puebla, en la junta auxiliar San Francisco Ocotlán, denunciaron que elementos de la Policía Municipal brindan protección a las bandas dedicadas a la “ordeña” de ductos de Petróleos Mexicanos  (Pemex).



“La señora presidenta debería ponerse a atender a su municipio, y en lugar de estar haciendo tanta fiesta, y estar quéjese y quéjese de que recibió un gobierno endeudado, que ponga atención a sus policías, mientras no lo haga es cómplice de ellos”, se refirió uno de los denunciantes sobre la alcaldesa Hermelinda Macoto.



Entrevistados por CAMBIO Regionales, propietarios de algunos predios revelaron que desde hace dos años se han percatado de la movilización que realizan todas las noches los llamados huachicoleros con el acompañamiento de patrullas de Coronango, sin que las autoridades hagan caso.



“Oímos en las noticias de los policías de Amozoc involucrados con los que le roban a Pemex, para qué nos vamos tan lejos, si acá mismo en Ocotlán está pasando lo mismo, los delincuentes hacen de las suyas con la protección de las propias autoridades”, expresó uno de los sondeados.



Aunque mencionan que no han sido amenazados por los huachicoleros, admiten que tienen temor de que los intimiden, o de que una mala toma provoque una explosión como la suscitada hace unos días en el paraje denominado como “Tlalarcina”, en la zona que colinda con la Autopista a Tlaxcala, la madrugada del 18 de julio.



“Lo que más miedo nos da, es que exploten los ductos. Como lo hacen de noche ya estuvo que no despertamos”, lamentó uno de los entrevistados.



Los sondeados explicaron que la ruta que hacen los huachicoleros abarca el Camino Nacional, la Avenida Morelos hacia la zona denominada como el puente “300”, hasta encontrar el Chamizal y el camino a San Isidro, donde se pierden en los terrenos.



“Siempre se les ve pasar por ahí, en camionetas viejas con sus contenedores, o en pipas, unas de color blanco con el logotipo amarillo con rojo. De día andan vendiendo el combustible, de noche es cuando lo ordeñan de los ductos”, explicó uno de ellos.