Monday, 19 de October de 2020

Martes, 04 Octubre 2016 02:45

En Xoxtla, habitantes viven atemorizados por edil golpeador

Miguel Hernández y sus hermanos utilizan el poder para amedrentar a sus gobernados. El fin de semana, la señora Dulce Ponce denunció al alcalde por agresiones a ella y su esposo; con este caso suman tres los incidentes de este tipo que ha protagonizado la familia Hernández Ramírez.

  • Luisa Tirzo / Xoxtla


Mientras la delincuencia se apodera de las calles, espacios públicos e incluso del transporte público que ingresa a la localidad, el alcalde Miguel Hernández Ramírez y sus hermanos Omar y Raúl, utilizan el poder para atacar a los habitantes, quienes se dicen atemorizados por la “familia de golpeadores”.


De acuerdo con la averiguación previa 417/2016, Dulce Ponce denuncia que durante una fiesta en la casa del edil en el marco de la feria patronal en honor a San Miguel Arcángel, el pasado 29 de septiembre, su esposo y ella, fueron agredidos por los hermanos Hernández Ramírez.


Con este caso, suman tres incidentes en los que Miguel Hernández y sus hermanos son señalados por agredir físicamente a sus gobernados, quienes utilizan el poder para evadir la responsabilidad.


La primera denuncia en contra del edil de Xoxtla fue en septiembre del 2013, unos meses antes que asumiera la presidencia municipal, la cual casi le cuesta quedarse sin el cargo, hecha por Guadalupe Guerrero Juárez, dejó en claro que durante los festejos de las fiestas patrias en el Zócalo de la localidad, los hermanos Hernández le propinaron una golpiza hasta dejarlo inconsciente, esto por defender a su esposa, quien minutos antes fue “manoseada” por el edil.


El pasado 31 de mayo, el alcalde y sus hermanos andaban de juerga y al cruzar sobre la avenida Ignacio Zaragoza, se impactaron contra un pointer color rojo, a cuyo conductor obligaron a pagar una suma de 15 mil pesos para sus gastos médicos, o de lo contrario sería detenido.


El afectado, quien estaba custodiado por policías municipales y fue golpeado por los hermanos Hernández, fue liberado hasta que su familia entregó una suma de 15 mil pesos a los “borrachos”, pese a que no tuvo la culpa del percance.


El alcalde y sus hermanos en Xoxtla, son más temidos que los delincuentes, ya que la población asegura que los ladrones los despojan de sus pertenencias y se van, y el edil y sus hermanos, golpean, detienen y extorsionan.


Acusaron que tan sólo en la feria patronal se robaron dos vehículos, de los cuales uno es camioneta tipo Voyager con placas MWW2331 del Estado de México. Aunado a esto, sostienen que al menos cada quincena se reporta un robo en el transporte público.