Thursday, 22 de October de 2020

Viernes, 11 Noviembre 2016 03:48

A través de redes incitan a hacer justicia por propia mano en Xoxtla

En la página de Facebook Anonymous Xoxtla se advierte que la gente ya está cansada de la delincuencia.

  • Luisa Tirzo / San Miguel Xoxtla


Ante las constantes quejas por omisiones de la Policía Municipal y desinterés del alcalde, Miguel Ángel Hernández, habitantes llaman desde las redes sociales, a hacer justicia por propia mano en contra de los delincuentes, esto al considerar que cada vez son más los robos que quedan impunes.


Desde algunas páginas de Facebook, como Anonymous Xoxtla se incita a los habitantes, a defenderse por su cuenta, ya que cada que sucede un incidente, los policías municipales no acuden a los llamados, sostienen.


La página que cuenta con 463 seguidores, cuyo lema es “Nos dedicaremos a hacer lo que a la gente pocos huevos, le falta, informar sin esconder nada, la gente está cansada y todos merecemos la verdad”, da cuenta de los hechos delictivos de la región y llama a apoyar a los llamados Justicieros Anónimos.


En la misma página se exhiben fotografías de las patrullas de la policía municipal, las cuales tienen las llantas ponchadas, y en seguida se lee el mensaje “las dos patrullas con llantas ponchadas, por eso y más cosas no atienden el llamado, pero eso sí, pregúntenle por el camión de sus hermanos”.


En lo que va de su administración, el alcalde de Xoxtla ha sumado dos denuncias penales por lesiones y son constantes las quejas de inseguridad en la localidad, incluso el mes pasado los habitantes convocaron a una marcha para pedir su destitución en el Congreso local, sin embargo, no se llevó a cabo.


A través de las redes sociales, se creó un grupo de WhatsApp, en el que hasta la fecha los habitantes reportan a gente sospechosa, y situaciones que tienen que ver con la inseguridad, esto a fin de apoyarse entre sí, ya que –consideran- la respuesta de la policía municipal ha sido nula y en la mayoría de los casos, cuando se logra detener a los delincuentes son liberados de inmediato en la comisaría local.