Tuesday, 27 de October de 2020

Martes, 13 Septiembre 2016 01:57

Borran videos de la guardería para encubrir muerte de la bebé

De nueva cuenta la maestra Gemma Ch. rechazó declarar sobre la muerte de la bebé Renata Valentina, pero esto no impidió que fuera sometida a proceso, aunque de momento no pisará la cárcel gracias a las medidas precautorias, como el pago de una garantía de 300 mil pesos. 

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM



Una vez más, la maestra Gemma Ch. se negó a declarar en torno a la muerte de la muerte de la bebé Renata Valentinapero ello no impidió que fuera sometida a proceso, aunque de momento no pisará la cárcel gracias a las medidas precautorias, como el pago de una garantía de 300 mil pesos en el lapso de quince días.



El misterio de la muerta de la bebé y la mecánica de los hechos que la llevó a morir desnucada no solo se acrecienta por la negativa a declarar de la maestra Gemma Ch., sino porque en la guardería “Pequeños Triunfadores” borraron los videos de las dos únicas cámaras de seguridad con las que contaba el centro.



La madre de la pequeña de 18 meses de edad adelantó a CAMBIO que no dará el perdón a Gemma Ch. por el homicidio culposo que se le imputa hasta que explique lo que ocurrió la mañana del 24 de agosto, ya que hasta hoy es un misterio cómo es que la infante perdió la vida estando a su cuidado.



Asimismo, exhortó a las autoridades a recabar evidencias suficientes de cara a la audiencia de vinculación a proceso en contra de Gemma, dado que a tres semanas de la muerte de Renata no hay ningún detenido por el hecho y el registro de las dos cámaras de seguridad instaladas en la estancia fue borrado antes de que los elementos ministeriales realizaran las diligencias en la guardería afiliada a la Sedesol.



Piden 300 mil a Gemma para evitar cárcel



Tras haberse llevado a cabo este lunes finalmente la audiencia inicial en contra de Gemma por su presunta responsabilidad en la muerte de la bebé Renata, el juez de control Lucio León Mata le imputó los cargos por homicidio culposo a petición de la Fiscalía, por lo que será hasta el próximo miércoles cuando se reanude la audiencia a fin de definir su situación legal.



Dado que el delito que se le imputa es culposo, León Mata tuvo a bien interponer tres medidas cautelares contra Gemma para evitar la cárcel: primero deberá pagar una garantía por 300 mil pesos en un lapso máximo de 15 días; en el mismo periodo, tiene que acudir a firmar a la casa de justicia de la zona centro; además que no podrá acercarse a la estancia “Pequeños Triunfadores” ni al domicilio de las víctimas.



Durante la misma audiencia, la hoy imputada se reservó su derecho a declarar, alargando el velo de incertidumbre que existe en torno a la mecánica mediante la cual la pequeña Renata se desnucó mientras estaba en el área de maternidad de la estancia, que estaba a su resguardo el 24 de agosto pasado.



“No habrá perdón hasta que Gemma no declare”



Tras conocer la decisión de Gemma de no declarar sobre lo ocurrido, los familiares de la bebé fallecida dieron parte a su madre, Susana Cuautle, quien de manera tajante se negó a que haya un acuerdo reparatorio para que se le pague una indemnización por la muerte de su hija y terminar el proceso, ya que aseguró que lo que más le interesa es conocer la verdad.



“De forma categórica dijo que no habrá negociación de ningún tipo y en ningún momento hasta que ella –Gemma– no explique qué le pasó a Renata, es todo lo que ella y la familia quiere, que nos digan la verdad porque hasta el momento lo que está haciendo ella es ocultarnos la verdad”, informó Noel Velasco, primo de Renata.



No hay dictamen de Fiscalía; maestras no vieron nada



Aunque durante la audiencia el representante social indicó que la mecánica de la lesión en el cuello que provocó la muerte de Renata fue una caída, los familiares de la bebé confirmaron que hasta el momento no hay un dictamen que permita establecer de qué forma es que se dio esa caída, por lo que no saben si es que Gemma la tiró o por un descuido se cayó de alguna superficie.



En cuanto a las pruebas que obran en poder de la Fiscalía, hasta el momento sólo se tienen las declaraciones de las maestras Yesenia, Estela, Jesica, Iris, Berenis y la directora de la estancia, Ana Laura Méndez Popoca, quienes intervinieron en el evento hasta que Gemma gritó pidiendo ayuda ya que Renata no respiraba, a lo que una de las testigos confirmó que al ver a la menor, ya no tenía pulso e incluso “estaba morada”, procediendo hasta entonces a dar parte a los números de emergencia.