Friday, 22 de January de 2021

Miércoles, 21 Septiembre 2016 02:31

Maestra Gemma sí tiró a bebé Renata: dice que fue un resbalón

La maestra Gemma aceptó que la bebé Renata murió a causa de una caída que sufrió cuando accidentalmente se resbalara de sus brazos, al despertarla de su siesta el pasado 24 de agosto en la estancia “Pequeños Triunfadores”, provocando que se impactara sobre el piso acolchonado y que su cadeza rebotara para provocarle la lesión.

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM



La maestra Gemma de la estancia “Pequeños Triunfadores” aceptó que la bebé Renata Valentina murió a causa de una caída que sufrió cuando se le resbaló de los brazos para despertarla de su siesta el pasado 24 de agosto, provocando que se impactara sobre el piso acolchonado y su cabeza rebotara para provocarle la lesión comúnmente conocida como desnucamiento.



Así lo dio a conocer una persona cercana a la profesora, quien aseguró que mientras intentaba dar reanimación cardiopulmonar (RCP) a la pequeña, confesó a las personas ahí presentes que se le había resbalado cuando la estaba cargando, pero que se asustó más porque al caer, la niña comenzó a vomitar fluidos que posteriormente la dueña de la estancia habría intentado usar para justificar una supuesta broncoaspiración.



A Gemma se le cayó la nena



Fuentes consultadas por CAMBIO, quienes solicitaron el anonimato, permitieron conocer esta versión a fin de esclarecer lo que en verdad pasó con Renata en la estancia Pequeños Triunfadores, propiedad de Ana Laura Méndez Popoca, asegurando que -pese a que no hubo intención de causar la muerte de la menor-, sí se trató de un descuido por el personal que debe ser investigado.



Según la versión de este testigo que asegura haber estado en la estancia el día de los hechos, la rutina diaria en la estancia transcurría con normalidad hasta minutos antes del mediodía, justo cerca de la hora en la que los once pequeños que estaban al cuidado de Gemma Ch. en el maternal despertaban de su siesta.



Al filo del mediodía, Gemma comenzó a gritar pidiendo ayuda ya que afirmaba que Renata ya no respondía. Mientras intentaba darle RCP, murmuraba e intentaba explicar que había sido un accidente, que la estaba cargando pero se le resbaló y no la pudo detener.



Inicialmente pensó que las colchonetas que se colocan a la hora de la siesta habrían salvado a Renata de lesiones de consideración, sin embargo, la estrepitosa caída provocó un efecto de chicote en la cabecita de la menor que después se sabría gracias a la necropsia, se trató de un choque neurogénico secundario a luxación occipitoatloidea, es decir, se desnucó.



Renata vomitó por el golpe



La fuente consultada señaló que a fin de evitar un escándalo que pusiera en tela de juicio el trabajo de la estancia, tanto Gemma como la dueña Ana Laura Méndez Popoca intentaron sostener la versión de que Renata había broncoaspirado con sus flemas, las cuales incluso insistían a los ministeriales y familiares que las vieran para fortalecer su versión.



No obstante, los fluidos que se encontraban junto con la cabecita de la pequeña, en realidad fueron expulsados como un efecto del golpe y la contracción de la tráquea por la falta de oxígeno, ya que tan pronto su cabeza rebotó contra el piso, comenzó a expulsar el líquido que hasta el momento se maneja como saliva.



La mecánica de los hechos no ha sido expuesta aún por la Fiscalía ya que la etapa procesal de Gemma no lo amerita, sin embargo, será en una audiencia intermedia programada para diciembre cuando las autoridades deban formular una secuencia de hechos lógica y con sustento demostrativo que permita llevar a Gemma a juicio oral a fin de obtener una sentencia condenatoria por el delito de homicidio culposo, esto, luego que la familia de Renata dejara en claro que no otorgará el perdón.