Thursday, 03 de December de 2020

Miércoles, 09 Noviembre 2016 03:13

Sobrecarga de trabajo en MP permitió liberación de raterillo del Cenhch

Los ministeriales demoraron tres días en iniciar la investigación por violencia familiar. Este error procesal se suma a la actuación del personal de la Dirección de Atención a Delitos Sexuales, Violencia Familiar y Delitos contra la Mujer, quienes hasta la tarde de ayer no habían girado el oficio para hacer el reporte pericial de las agresiones contra Adilia “N”

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


El retraso de tres días para iniciar con las investigaciones en contra del “raterillo” del Cenhch por la agresión con un bate a su ex pareja y que a la postre derivó en su liberación, se debió a la “sobrecarga de trabajo” que acusan los agentes adscritos a la Agencia Estatal de Investigaciones, según se excusaron los elementos a cargo del caso.


Este error procesal que provocó que el juez de control no tuviera elementos para evitar que Gustavo Zavala fuera liberado sin restricciones de acercarse a su víctima, se suma al actuar del personal de la Dirección de Atención a Delitos Sexuales, Violencia Familiar y Delitos Contra la Mujer quienes hasta la tarde de ayer no habían girado el oficio para hacer el reporte pericial de las agresiones contra Adilia “N”.


Demoran tres días en iniciar las diligencias


De acuerdo con un oficio que integra la Carpeta de Investigación iniciada el pasado 3 de noviembre en contra de Gustavo Zavala por lesiones, un día después –viernes– se le notificó a la Agencia Estatal de Investigaciones que debía instruir a elementos ministeriales para iniciar las diligencias que constan en recabar testimonios y una inspección ocular en el lugar de los hechos, a fin de entregar un informe antes de las 72 horas.


Al respecto, dos de los elementos ministeriales adscritos al caso reconocieron que se violó dicho plazo, pues fue hasta este lunes cuando se hizo el recorrido en el departamento de Adilia en el que fue golpeada con un bate por Gustavo, argumentando que era la “sobrecarga de trabajo” lo que les impidió tomar antes el caso.


Tras acudir este martes al despacho de la abogada Marisol Montes Baro para recabar el primer testimonio que avala la violencia ejercida por Gustavo en contra de su clienta, los agentes en su defensa señalaron que el oficio para hacer el peritaje y recabar evidencia en el departamento no les correspondía a ellos sino al Ministerio Público.


Explicaron que hasta la tarde de ayer, el Ministerio Público encargado del caso en la Dirección de Atención a Delitos Sexuales, Violencia Familiar y Delitos Contra la Mujer no había girado el oficio al Instituto de Ciencias Forenses de la FGE para cumplimentar este requisito.


Aunque la carpeta de investigación por agresiones ya está integrada, hasta el momento no se ha logrado judicializar el caso, a fin de que el juez de control otorgue la orden de aprehensión correspondiente en contra de este ladrón que fue liberado, pues durante 48 horas sólo se logró formular la acusación por robo común de un celular a una estudiante del Cenhch.