Saturday, 16 de January de 2021

Lunes, 25 Julio 2016 03:00

¿Quién disparó primero: ambulantes o policías?

De acuerdo con los videos publicados en las redes sociales por los testigos del enfrentamiento y balacera entre policías auxiliares y comerciantes informales en pleno Centro Histórico de Puebla el pasado viernes, queda claro que ambas partes detonaron armas de fuego para repeler las agresiones en distintos momentos durante la reyerta. 

  • Alberto Melchor / @AlbertoMelchorM


El misterio sobre quién disparó primero y detonó el intercambio de balas entre policías y comerciantes del Centro Histórico este fin de semana mantiene en vilo la responsabilidad que tuvo cada una de las partes en el tiroteo, que además de causar pánico en el primer cuadro de la ciudad, dejó un saldo de cuatro ambulantes y dos policías lesionados por arma de fuego.


Los momentos críticos del operativo para decomisar piratería, en los que los uniformados accionaron sus armas de fuego, golpearon y hasta atropellaron a los comerciantes de la organización Fuerza 2000 tras ser repelidos con piedras y tubos, quedaron evidenciados en las redes sociales con videos que obran en poder de CAMBIO y otros medios de comunicación.


En éstos se observa un repliegue luego de escucharse detonaciones cuyas balas golpean el piso, lo que origina la veloz retirada.


En el operativo no hubo detenciones y el gobierno municipal afirmó que su saldo rojo ascendía a once elementos lesionados de los cuales sólo dos presentaban heridas por arma de fuego que no ponían en riesgo sus vidas.


El posible caso de abuso en el uso de la fuerza fue encargado a la Contraloría Municipal y la Fiscalía General del Estado (FGE) a petición del gobierno municipal y la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) instancias que deberán determinar quién accionó primero sus armas sin más testigos que las imágenes que circulan en la red ya que ni el uso de la fuerza permitió asegurar a ninguno de los involucrados en la gresca.


El operativo


Escoltados por elementos de la policía auxiliar y municipal, personal de Comercio Exterior del Gobierno del Estado ejecutó un operativo de revisión y aseguramiento de mercancía apócrifa o de procedencia ilícita en uno de los lugares que hasta el momento se había visto impune como es el cuadrante que va de la 8 Poniente y 7 Norte a la 10 Poniente y 5 de Mayo.


El sector informal que es operado principalmente por el grupo Fuerza 2000 de Federico López Flores alias “El Fede”, se vio sorprendido por el operativo según apuntó el mismo líder, luego que al menos una veintena de comercios y un número similar de bodegas fueran tomadas para asegurar tres toneladas de películas piratas, peluches, ropa, bolsas de imitación y otros artículos.


La presencia de patrullas no pasó desapercibida por los comerciantes, quienes intentaron impedir que continuaran vaciando locales por lo que encararon a la fuerza pública, la cual respondió de forma violenta, según señalaron diversos testigos de los hechos aunque sin precisar si la respuesta inmediata fue disparar contra los ambulantes.


Ráfaga de disparos ahuyenta a los presentes


Testimonios recabados por CAMBIO señalan que al filo de las 13:00 horas, el operativo se encontraba en el cruce de la 8 Poniente y la 5 de Mayo cuando fueron abordados por los comerciantes ambulantes, quienes increparon a los uniformados con piedras y tubos para desistir del mismo ya que algunos afectados habían acusado que no se estaban haciendo conforme a lo establecido y estaban despojando de mercancía legal a la gente.


La falta de capacidad para controlar la presión por parte de los uniformados habría provocado la primera ráfaga de al menos 10 disparos al aire, motivo que alertó a los transeúntes de la zona quienes de inmediato comenzaron a correr, al tiempo que los comercios cerraron sus cortinas para evitar que alguna bala pudiera alcanzarlos.


La segunda serie de disparos se presentó a los pocos segundos, señalan los ahí presentes. Algunos uniformados ya empuñaban sus armas a la vez que avanzaban con apoyo de sus escudos antimotines contra los ambulantes, sin embargo, en esta segunda refriega las balas eran dirigidas a los informales.


Disparos contra policías habrían provocado una tercera refriega


En poco menos de quince minutos, el grupo de policías auxiliares logró replegar a los comerciantes a lo largo de toda la 8 Poniente, pero al llegar a la altura del número 310 nuevamente se dio una tercera tanda de disparos. En esta ocasión, algunos testigos señalaron que también los comerciantes habrían disparado en contra de los elementos de Seguridad Pública ya que éstos arrancaron sus camionetas para abalanzarse contra ellos.


La reyerta llegó hasta la 10 Poniente y la 5 Norte, donde los efectivos finalmente comenzaron a retroceder al verse superados en número tras el apoyo de comerciantes de la zona de La Merced, incluido el líder Federico López, quien desde un radio movía su aparato de cientos de comerciantes a quienes representa en el Centro Histórico.


Marchan hasta el Zócalo para exigir explicaciones a las autoridades


Los minutos eternos en los que se desarrolló la batalla campal fueron seguidos por una tensa calma por parte de los ambulantes, quienes se atrincheraron en el cuadrante del conflicto para contar sus bajas y planear el siguiente movimiento.


Tras poco más de media hora de organizar a sus bases, el líder Federico López armó la avanzada con rumbo al Zócalo de Puebla, por lo que las decenas de comerciantes siguieron sus pasos hasta llegar a la plancha del primer cuadro de la ciudad, provocando que los comerciantes establecidos cerraran sus puertas al paso de la manifestación.


Frente al Palacio Municipal “El Fede” organizó un mitin apoyado por un altavoz, en el cual azuzó a sus agremiados a exigir una audiencia con las autoridades para responder por los daños que dijeron haber sufrido.


Autoridades acusan agresión de los comerciantes, líder se deslinda


A través de un comunicado emitido un par de horas después de los hechos, el gobierno municipal explicó que los elementos de la policía municipal que participaron en el operativo lo hacían en calidad de apoyo, además que nueve elementos de la corporación auxiliar resultaron lesionados y dos más con heridas de bala.


Sin precisar sobre el uso de las armas, el municipio acusó haber recibido agresiones por parte de los ambulantes, sin embargo, el líder Federico López señaló que ellos siempre apoyan los operativos contra la piratería pero que en este último, los uniformados rebasaron sus facultades y actuaron con prepotencia.


Testigos hacen mutis posterior a la balacera


Un día después de la balacera, CAMBIO realizó un recorrido en la zona donde nuevamente los ambulantes se habían apropiado de las calles y los comercios exhibían sus mercancías de forma cotidiana, sin embargo, la apertura mediática que los ambulantes ofrecieron el día de la agresión fue cambiada por un rotundo hermetismo.


Algunos de los principales testigos de la balacera y del supuesto intercambio de fuego, prefirieron hacer mutis por temor a ser perseguidos por los ambulantes o por la autoridad municipal en caso de proporcionar datos extras sobre el caso.