Lunes, 27 de Mayo del 2024
Jueves, 01 Junio 2017 01:24

La universidad privada: baluarte de congruencia

La universidad privada: baluarte de congruencia Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Puebla vive una era oscura. Una deuda de proporciones históricas cuyo verdadero calado se desconoce; notarías entregadas en la absoluta ilegalidad y completa opacidad; una región que abarca por lo menos 14 municipios completamente incendiada y penetrada por la delincuencia organizada; una obra pública que colapsa frente a los vehículos de los poblanos; un clima de inseguridad y violencia urbana que era desconocido, inédito en la Angelópolis. La pregunta es inevitable, frente a todo esto ¿Quién levanta la voz? ¿Quién? ¿Quiénes?


Los organismos empresariales y sindicatos patronales están adocenados, banalizados. Los partidos políticos tienen dirigencias autistas, inoperantes, indolentes; simplemente incapaces de hilvanar una respuesta. 

 

Las únicas instituciones que verdaderamente están representando el sentir y el pensar de los poblanos son las universidades privadas.

 

Durante el pasado episodio legislativo contra Eduardo Rivera Pérez fueron las instituciones privadas las que levantaron la voz y en un desplegado histórico señalaron que se trataba de una indiscutible persecución política. Aquí en esta Cúpula siempre sostuvimos que el niño dorado del Yunque estaba sobrevalorado, incluso por el mismo morenovallismo, pero aun así insistieron en seguirlo inflando.

 

Pero la congruencia de las universidades privadas es algo digno de destacarse en estos tiempos oscuros.

 

En horas recientes ocurrió un crimen que causó aflicción en la sociedad poblana. El violento asalto a la pozolería ‘Los Ángeles’ causó estupor en los sectores de la Puebla tradicional, toda vez que se trató de una violencia tan excesiva como innecesaria en contra de ciudadanos tranquilos y pacíficos. Horas después, el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Emilio Baños Ardavín exigió a las autoridades esclarecer el homicidio de Rafael Alfaro Espino, estudiante de esa institución.

 

En la Puebla de la indolencia ninguna otra institución levantó la voz; ni los organismos empresariales, ni la cámara de comercio, ni los agonizantes partidos políticos. Sólo una universidad privada habló por uno de los suyos.

 

Una congruencia que quedará para las páginas de la historia.

 

Dulcería poblana.

 

Alcaldes huachicoleros pedirán que se eleve a rango constitucional el programa “Peso sobre Peso”.

 

A estas alturas del partido las preguntas son forzosas: ¿Por qué se permitió que sujetos como Inés Saturnino de Tecamachalco o Pablo Morales Ugalde de Palmar de Bravo continuaran como alcaldes cuando las evidencias en su contra son abrumadoras? ¿Quién o qué fuerza los protege?

 

También en esta Cúpula hemos señalado las razones por las cuales alcaldes claramente involucrados con la industria criminal del huachicol son intocables.

 

El tema de fondo es que todos estos ediles en su momento y en su oportunidad firmaron el programa “Peso sobre Peso”, en el cual iban a la mitad en proyectos de desarrollo urbano con el gobierno del estado. Es decir, se pusieron a mano dentro de los esquemas administrativos que les presentaron.

 

En contrario sensu hubo otras figuras que se negaron a suscribir dichos convenios, como fue el caso en particular de la alcaldesa de Tehuacán Ernestina Fernández Méndez quien fue perseguida por todas las vías posibles.

Por esta razón con un toque de sarcasmo apuntamos que los alcaldes huachicoleros pedirán que el programa “Peso sobre Peso” se eleve a rango constitucional.

 

Todo sea por seguir mamando

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx

 

 

 

comments powered by Disqus