Martes, 21 de Mayo del 2024
Martes, 27 Junio 2017 03:35

Banck: manotazo a las rutas de transporte público

Banck: manotazo a las rutas de transporte público Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Este es el otro rostro de Puebla; el de los habitantes que no pertenecen al círculo rojo de la política; que no son clientes de las grandes tiendas departamentales; los poblanos cuyos hijos jamás conocerán las mega universidades privadas. Son los poblanos que diariamente deben tomar una colectiva, un microbús para llegar a su trabajo o escuela. Es el rostro de la otra Puebla.


Ahí de manera cotidiana son víctimas de asaltos y vejaciones. Hace meses el alcalde Luis Banck Serrato se subió a un microbús a escuchar de viva voz el diagnóstico y el sentir de los ciudadanos. Desde entonces comenzó a trazar una estrategia para detener la ola de delincuencia que azota a los usuarios.

 

Entre las primeras acciones, el munícipe deja en claro que la seguridad de los ciudadanos es una corresponsabilidad en la que el Ayuntamiento tiene una inobjetable obligación, pero los propietarios de las concesiones de transporte público también deben asumir su parte.

 

Y es que las mafias del transporte tradicionalmente fueron intocables. Hacían lo que querían y operaban a sus anchas; de esa manera acapararon cientos de concesiones y amasaron verdaderas fortunas. La impunidad con la que se conducen los líderes transportistas se refleja en la actitud de los choferes: prepotentes, groseros, altaneros, atrabiliarios.

 

Hay una indiscutible relación entre los choferes y la delincuencia. Muchos de ellos claramente están coludidos con el hampa de barrio bajo. Los conductores incluso ya conocen a los asaltantes y dejan que se suban y bajen en puntos específicos, previamente acordados.

 

Ante esto los grandes afectados son los usuarios, pero los notoriamente indiferentes son los titulares de las concesiones, quienes se muestran como ajenos y distantes de la problemática delictiva.

 

Esta es la razón que lleva al alcalde Banck Serrato a dar un ‘manotazo’ en la mesa y decir a los líderes y concesionarios: ustedes son corresponsables y si no participan en una solución inmediata perderán las concesiones. Quienes pensaron que la prudencia y mesura del presidente municipal era un síntoma de debilidad se llevaron tremenda sorpresa. Nada más alejado de la realidad.

 

Con este ‘manotazo’ Banck demuestra que está dispuesto a librar una nueva batalla en pro de la seguridad de los poblanos de a pie. En este sentido su iniciativa deberá tener una profunda difusión para lograr el apoyo los grandes sectores sociales.

 

La iniciativa de Banck sin duda habrá de desatar una tormenta entre las mafias del autotransporte, pero tendrá un amplio y profundo respaldo popular. Los usuarios saben que los choferes tienen un deber y aplaudirán que se les impongan medidas de corresponsabilidad como son los botones de pánico.

 

El edil no debe quedarse ahí. No solamente en Puebla capital sino en toda la entidad hay una ola de accidentes causados por la imprudencia y arrogancia de los choferes de colectivas y microbuses. No hay estadísticas disponibles sobre el número de homicidios culposos que son responsabilidad de los choferes de colectivas; pero diariamente sabemos de un atropellado o de un accidente en el que pierde la vida una o varias personas.

 

En los casos en que los peritajes de Tránsito Municipal y de la Fiscalía General del Estado (FGE) concuerden en la responsabilidad de la unidad de transporte público, también debe ser retirada y cancelada la concesión. Sólo así los titulares se preocuparán por buscar conductores aptos, competentes y capacitados.

 

Solamente mediante sanciones ejemplares se podrá depurar el transporte público que hoy es una cueva de imprudentes y delincuentes.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

comments powered by Disqus