Lunes, 20 de Mayo del 2024
Lunes, 21 Agosto 2017 22:29

PRI de Puebla manejado desde Bogotá, Colombia

PRI de Puebla manejado desde Bogotá, Colombia Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

La decisión va más allá de lo estrictamente político. Esto debe verse en su justa y real dimensión; sólo se trata de un capricho, de un acto voluntarioso, intransigente e impertinente. Nada positivo puede esperarse de esta decisión atrabiliaria. Y es que es incomprensible que el priismo nacional le siga otorgando a Blanca Alcalá Ruiz posiciones que de ninguna manera merece.


Como presidenta municipal dejó mucho que desear; ahí está el hoyo político y administrativo que dejó una alcaldesa omisa e inoperante; como Senadora de la República fue otro ente ausente; como candidata a la gubernatura fue un verdadero desastre. Fue la campaña de las acusaciones devastadoras; cada semana se volcaba una prueba demoledora sobre la señora: la casa blanca de Blanca; los terrenos propiedad de un tercero; la gasolinera; el edificio; los parientes; los prestanombres.

 

Aquella campaña fue una carnicería, y todavía la premian permitiendo que regresara a cobrar al Senado, le regalan una embajada y de pilón le dan el Comité Municipal del tricolor para la hija.

 

La verdadera y legítima aspirante a ocupar la dirigencia municipal era la diputada federal Xitlalic Ceja García, pero la hicieron a un lado para dar paso a una componenda, un capricho concedido en la oficina de Emilio Gamboa Patrón.

 

Esta designación, o mejor dicho imposición, nada aporta al priismo poblano. Al contrario los militantes, los activistas, la verdadera base tricolor ya está cansada de todo lo que representa Blanca Alcalá Ruiz. La designación a nadie convence, nadie está satisfecho y en privado muestran su inconformidad, su irritación por la medida.

 

Los priistas saben que la decisión sólo viene a debilitar a su instituto, mismo que con esta directriz va directamente hacia una nueva derrota en 2018.

 

Esta medida sólo representa que el PRI municipal se va a dirigir, a manejar desde la embajada de México en Bogotá, Colombia. Y ya sabemos, ya conocemos el tipo de recomendaciones que se van a hacer. Como dicen en el estado de Guerrero: ‘Ya sabemos cómo masca la iguana’.

 

El principal tirador tricolor a la presidencia municipal de Puebla es Enrique Doger Guerrero, quien claramente prefiere contender por un retorno al Charlie Hall antes que aventarse a una guerra incierta y azarosa por la gubernatura. Doger tendría amplias posibilidades de dar una verdadera pelea, pero con estas designaciones todo el panorama electoral de 2018 se torna sombrío.

 

Los que están verdaderamente felices con esta acción son los aspirantes albiazules a suceder al alcalde Luis Banck Serrato. Anote en primer lugar a David Villanueva Lomelí y después, mucho después al diputado Jorge Aguilar Chedraui. 

 

Por esta razón los medios proclives al morenovallismo no van a decir una sola palabra sobre las designaciones en el PRI. Porque saben que van en ruta a una colisión mayor, algo que los beneficia enormemente.

 

Estamos ante una decisión que debilita al revolucionario en su célula central. Y frente a esto sólo tenemos que recordar las palabras que en algún momento expresó el ex priista Alejandro Armenta Mier: para el PRI nacional, el estado de Puebla ya ha sido negociado, ya ha sido entregado.

 

Todo apunta que así es.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

comments powered by Disqus