Lunes, 20 de Mayo del 2024
Miércoles, 06 Septiembre 2017 22:06

Enrique Cárdenas llegó tarde… por 30 años

Enrique Cárdenas llegó tarde… por 30 años Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Tratamos de explicar al académico en sus propias palabras que una trayectoria política no se puede improvisar, no se puede armar en unas semanas. Textualmente señalamos: un semestre no se puede concluir en una semana; una maestría no puede hacerse en un mes, ni un doctorado en tres meses. Así, de la misma forma una carrera, una trayectoria política no se puede improvisar en unas semanas. Y eso precisamente es lo que representa Cárdenas Sánchez, un político improvisado, lanzado al vapor, producto de un precipitado arrebato lopezobradorista.


Ayer el Doctor Cárdenas estuvo en Izúcar de Matamoros donde reunió a poco más de 20 personas. Ese fue un botón de muestra de la perspectiva que hemos presentado en Cúpula.

 

El ex rector es una figura prominente y destacada pero únicamente en la esfera intramuros, porque en el campo de batalla no tiene representación alguna.

 

Y repetimos nuestra hipótesis por enésima ocasión. El impacto que despierta Enrique Cárdenas se circunscribe al ‘Círculo Rojo’; los académicos, los involucrados en el quehacer de las universidades privadas, los intelectuales poblanos. Y nada más. Ese es el ámbito de Cárdenas.

 

Pero los grandes sectores del electorado no lo conocen. El nombre del ‘rector de las élites’ nada le dice a los cafeticultores de Xicotepec de Juárez; nada representa para los tianguistas de San Martín Texmelucan; es un desconocido para los obreros de la Volkswagen y  las mujeres maquileras de Tehuacán jamás han escuchado de él.

 

Sus defensores se desgañitan argumentando que es ‘un candidato ciudadano’. Si realmente lo fuera podría irse por la vía independiente. Así como el fatídico Jaime Rodríguez ‘El Bronco’ construyó su leyenda o como Pedro Kumamoto sigue creciendo de manera exponencial.

 

Pero Cárdenas no puede ostentarse como un ‘candidato ciudadano’, porque sólo es beneficiario de un dedazo. Él llegará a la candidatura de Morena por una burda imposición. Es un invento, una ocurrencia, un exabrupto de López Obrador; como en su momento lo fue Juanito, la única diferencia es que aquél era un analfabeta y éste tiene un Doctorado en Economía. Pero los dos son la representación de la anti-política.

 

AMLO dio un giro de 180 grados y pasó de los abanderados lumpen a los candidatos de oropel.

 

La gran ironía del partido lopezobradorista es que enarbola la bandera de la democracia, pero sus elecciones internas son igualmente atrabiliarias e impositivas que las del PRI.

 

Morena en la Ciudad de México ya se encuentra en una grave crisis, precisamente por esos procedimientos carentes de claridad y transparencia. Y todo indica que viene un choque de trenes entre Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal, mismo que puede llevar al partido de ‘El Peje’ a un desastre mayúsculo en la urbe que presume como su bastión. 

 

La versión que circula en Puebla es que la unción de Cárdenas es producto de la sugerencia, la propuesta de Beatriz Gutiérrez Müller. Si esto es verdad ojalá se tenga la sensatez y la prudencia de rectificar el rumbo.

 

La hipotética candidatura de Cárdenas Sánchez va rumbo a un desastre electoral.

 

Y que quede claro, en esta Cúpula no hay dolo alguno en contra del académico. Sólo existe una visión realista, producto de una columna que se escribe desde el terreno de juego.

 

Enrique Cárdenas Sánchez pudo ser un extraordinario, un magnífico candidato ciudadano, sólo que llegó tarde a la política. Llegó tarde por 30 años.  

 

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

comments powered by Disqus