Lunes, 27 de Mayo del 2024
Miércoles, 13 Septiembre 2017 21:53

Feminicidios y desapariciones en la agenda de Gali

Feminicidios y desapariciones en la agenda de Gali Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

El asunto, el tema debe analizarse en un contexto nacional. Por primera vez en Puebla se observa un agudo fenómeno de feminicidios y desapariciones. Esto debe verse como el inicio de una espiral que puede acelerarse. De hecho tiene esa tendencia. Lo vamos a decir con todas sus palabras: así comenzó una etapa aberrante en Ciudad Juárez o en Ecatepec, Estado de México, municipio que ostenta el primer lugar nacional en feminicidios. ¿Esto puede empeorar? Sí, definitivamente sí.


El gobierno de Antonio Gali Fayad ha mostrado una especial sensibilidad para estos temas. Y lo hemos subrayado, esto se debe a que el ejecutivo tiene esposa e hijos. Este perfil de hombre de familia lo hace sensible a estos problemas. Por ello desde este momento se prepara una estrategia de gobierno dirigida a frenar el brutal fenómeno de los feminicidios y las desapariciones.

 

En entregas anteriores hemos apuntado que este fenómeno es inusual, atípico, insólito. Los feminicidas son sujetos que hasta unos minutos antes de cometer el crimen llevaban vidas completamente normales. Estudiantes, deportistas, pequeños empresarios, que de un momento a otro les bastó una crisis emocional o pasional para encender un fatídico botón. Y en un instante arrebataron la vida de la persona que era su pareja sentimental.

 

Esto no se puede controlar por gobierno alguno. Simplemente es imposible que una administración pueda vigilar la vida íntima de sus gobernados. Pero lo que sí puede hacer es destinar recursos humanos altamente profesionales y capacitados, así como todos los recursos materiales para impedir que continúe la creciente impunidad. Y es que esa impunidad es precisamente el gran motor de los feminicidios y las desapariciones, ya que los responsables saben que son escasas las posibilidades de que los lleven a un formal proceso penal.

 

El caso de Mara Fernanda cimbró, sacudió a la sociedad poblana y esto obligó a la Fiscalía a actuar. Pero tanto en Puebla capital como en el interior del estado hay otros casos que permanecen en absoluta impunidad. Casos en los que existen todos los elementos jurídicos de la ‘Prueba Circunstancial’ para procesar a los responsables.

 

Estos son dos ejemplos. Desde hace un año un caso conmociona a Tehuacán. La madrugada del 21 de agosto de 2016 la joven tehuacanera Karina Jazmín Alducin Rodríguez salió de un céntrico bar. Una videograbación del mismo antro muestra que la fémina sale tranquilamente y atraviesa la calle para encontrase con su novio Óscar Isaac.

 

Ese video es el último testimonio que se tiene de Karina quien jamás volvió a su hogar. La familia de la desaparecida asegura, de manera contundente, que detrás de su desaparición hay figuras políticas de la región de Tehuacán.  

 

Otro caso es el de Sarahí Ávila Arellano. La madrugada del pasado 3 de agosto viajaba con su esposo Rodolfo Celio Gutiérrez, quien argumenta que una supuesta ‘discusión conyugal’ llevó a la fémina a bajarse del vehículo dejando a su pequeño hijo de brazos. Pero desde esa madrugada la mujer no aparece. Hace unos días se cumplió un mes y simplemente no hay respuesta de la fiscalía para la madre de Sarahí, quien no ha dejado de buscarla.

 

Se sabe que el gobernador Gali Fayad, quien es sensible a estos temas, está desarrollando un plan, un programa que será destinado a abatir el rezago en las investigaciones e indagatorias sobre feminicidios y desapariciones. Desde hace unas semanas se informó de una estrategia para re-impulsar las agencias del Ministerio Público, actualizarlas, modernizarlas.

 

Esto es por lo que Puebla y las poblanas están clamando.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

 

comments powered by Disqus