Lunes, 20 de Mayo del 2024
Miércoles, 20 Septiembre 2017 22:30

Reconstrucción ante daños mayores a los de 1999

Reconstrucción ante daños mayores a los de 1999 Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

El tema de fondo sólo se conoce cuando se recorren los municipios poblanos que colindan con los estados de Guerrero y Morelos. Poblaciones enteras están devastadas. Comunidades en las que no se registraron decesos porque sus habitantes pudieron correr y salir a la calle, pero sus humildes hogares están en ruinas y al borde del desplome. 


La esquina suroeste del Estado de Puebla, toda la zona de Chiautla de Tapia, Chietla, Atencingo, es un área devastada por la fuerza de la madre naturaleza. No hay gobernante, ni existe programa social que pueda paliar el desastre en que quedaron miles de viviendas. El Secretario de Desarrollo Social Gerardo Islas habla de más de dos mil casas afectadas.

 

El cálculo del funcionario se hace desde la Angelópolis, pero los daños son en cientos de comunidades. El número de hogares afectados ni siquiera es imaginable. Pueden ser más de 10 mil casas.

 

En este momento debe subrayarse que los daños materiales causados por este terremoto del 19 de septiembre del 2017 superan por mucho a los del 15 de junio de 1999 que también golpeó con fuerza al Estado de Puebla. Los estudiosos de la sismología señalan a aquel movimiento como ‘El temblor Tehuacán’ porque tuvo su epicentro en la región de Zapotitlán Salinas.

 

En ese movimiento de las 15:40 hrs los mayores daños se registraron en inmuebles históricos, iglesias católicas que tienen 100 o 200 años de antigüedad. Se hace necesario mencionar que en aquel episodio el gobernador Melquiades Morales supo tender los puentes y lazos de acercamiento entre la Arquidiócesis de Puebla y la Diócesis de Tehuacán con prominentes figuras del empresariado. Personalidades como la desaparecida filántropa Ángeles Espinosa Yglesias apoyaron silenciosamente la reconstrucción del patrimonio religioso. Asimismo en esos años el ejecutivo destinó recursos de la Secretaría de Finanzas para apoyar la reconstrucción de los templos.

 

Pero en aquel sismo de junio de 1999 los daños a particulares fueron mínimos, minúsculos. Hoy en cambio, en este 2017 los daños a civiles son devastadores e incuantificables. No hay dependencia estatal que pueda cubrir los daños de miles y miles de viviendas derruidas.

 

En este momento se hace imperante la creatividad y la imaginación política para encontrar la manera de apoyar el financiamiento, el resurgimiento económico de toda la mixteca. Por ejemplo que el Gobierno del Estado construya centrales de abasto que detonen la inversión y la actividad monetaria en las zonas de Chietla, Chiautla de Tapia, Atencingo. Tal y como hizo el gobernador Gali Fayad en Oriental donde una ruina lo convirtió en un motor industrial. De la misma manera en este momento es menester aplicar un urgente modelo productivo para toda la mixteca.

 

Sólo así, apoyando con un modelo de desarrollo económico se podrá paliar la grave necesidad que tienen miles de poblanos de reconstruir sus hogares derruidos.    

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

comments powered by Disqus