Lunes, 20 de Mayo del 2024
Miércoles, 25 Octubre 2017 21:44

Martha Erika: precampaña en tonos naranja y rosa.

Martha Erika: precampaña en tonos naranja y rosa. Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

En la persona de Miguel Barbosa Huerta el Movimiento de Regeneración Nacional ya tiene virtual candidato. En el PRI aún no definen si entregan la responsabilidad a Juan Carlos Lastiri (el caballo desbocado) o a Enrique Doger (el suspirante mesurado). Pero fue el Día Naranja cuando Martha Erika Alonso Hidalgo arrancó formalmente una precampaña dirigida a los grandes sectores del electorado femenino.


Con la campaña que utiliza el hashtag #MeComprometo Alonso busca posicionarse girando en torno a una de las más graves crisis sociales que haya visto Puebla: la ola de feminicidios.

 

Vayamos a un análisis de este arranque de precampaña.

 

Primero.-  Los feminicidios no comenzaron el día de ayer, ni mucho menos son un efecto de la administración del gobernador Tony Gali Fayad.

 

En Cúpula hemos abordado este espinoso y complejo tema del asesinato de mujeres. Es en extremo complicado porque como hemos dicho, en la mayoría de los casos no se trata de crímenes perpetrados por profesionales. Al contrario, en la gran mayoría de las ocasiones los feminicidas eran hombres que llevaban una vida perfectamente normal; pequeños empresarios, profesionistas, deportistas, estudiantes que vivían relaciones sentimentales dentro de la común cotidianidad. Pero en un momento inexplicable, un arrebato pasional los convirtió en homicidas.

 

Ante esto es claro que el sistema de Seguridad Pública poco es lo que puede hacer. Los mandos y elementos policiacos no pueden estar vigilando la vida sentimental de sus ciudadanos, recorriendo restaurante o antros para observar el comportamiento de las parejas.

 

Lo que sí es una responsabilidad del Estado poblano es destinar todos los recursos humanos y financieros para que el aparato de Procuración de Justicia pueda perseguir a los autores de los feminicidios, ya que en muchas ocasiones esos crímenes permanecen impunes.

 

En la era de Carrancá Bourget hemos visto la más oscura etapa de la justicia poblana; porque se han cerrado agencias ministeriales; porque a las pocas que operan no se les brindan los elementos profesionales y técnicos necesarios; porque con total indiferencia se ha permitido que la corrupción impere en las comandancias de la Policía Ministerial.

 

Pero sobre todo porque el actual fiscal no es la persona apta para dirigir la dependencia. El titular no tiene interés alguno en la verdadera operatividad de la justicia. Para él solo es una chamba más. Para Carrancá su cargo no representa responsabilidad o mística social; no hay una vocación de entrega a causas ciudadanas; no existe una identificación con Puebla y las poblanas. El señor solo cumple con una chamba y con las encomiendas políticas que le hace su jefe.

 

Esta es la verdadera causa de la impunidad desbordada que se observa en Puebla: un aparato de justicia inoperante y carente de enfoque social.

 

La aspirante Martha Erika Alonso Hidalgo en su papel de protagonista y agente preponderante puede encabezar una nueva era de políticas sociales dirigidas a atender los temas de género.

 

La disyuntiva es muy clara. La dirigente panista puede seguir la ruta de una estrategia meramente mediática; utilizar el hashtag #MeComprometo como una bandera propagandista, crear con esto ‘Trending Topics’ que llamarán la efímera atención de los internautas. O por el contrario puede convertirse en el pivote de una nueva política feminista que se aboque a un acercamiento con las más profundas y hondas causas del género.

 

El día que la aspirante se siente con las familias de las mujeres que han sido ultimadas o que están en calidad de desaparecidas; el día que escuche a esas familias hablar sobre el desdén y el desprecio con que fueron tratadas en las agencias de la fiscalía, ese día estaremos ante una lideresa social, más que política.

 

El día que la señora Alonso Hidalgo se siente en las humildes viviendas a mirar a los ojos a las familias de las víctimas, ese día estará cubriendo una profunda demanda social, que tanto se ignoró durante los años recientes.

 

La sociedad está cansada de discursos políticos que solo se replican en boletines, pero que a las mujeres y hombres de a pie nada les dicen.

 

El hashtag #MeComprometo puede ser el inicio de una destacada y aguda precampaña, siempre y cuando la aspirante Alonso Hidalgo aplique una estrategia de acercamiento y proximidad con los grupos vulnerables, antes que la búsqueda de ‘Trending Topics’.

 

Por el bien de Puebla y las poblanas esperamos que tome la ruta de sentarse con las familias de las víctimas.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.   

 

 

 

comments powered by Disqus