Lunes, 20 de Mayo del 2024
Jueves, 19 Enero 2017 02:41

Blue Parrot o el país sin protocolos de seguridad

Blue Parrot o el país sin protocolos de seguridad Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Alrededor de las dos horas con 28 minutos de la madrugada del lunes 16 de enero un solitario sicario entró al bar Blue Parrot de Playa del Carmen, Quintana Roo.


En el lugar se celebraba la clausura del festival de música electrónica BPM, que se realiza desde hace 10 años. El gatillero de inmediato abrió fuego en contra de un sujeto que solo ha sido identificado como “originario del estado de Veracruz”.

 

Han pasado cuatro días del atentado y el gobierno del estado de Quintana Roo y sus autoridades ministeriales aún dan a conocer el tipo de arma y calibre utilizados. Por el saldo de cinco personas muertas y 15 heridas, se desprende que era un fusil largo. También se deduce que otras personas accionaron armas ya que se encontraron casquillos de tres diferentes calibres.

 

Las primeras indagatorias indican que se trata de una masacre con la marca del crimen organizado; un asunto de cobro de “derecho de piso” o una pugna por la venta de narcóticos.

 

Desde los minutos siguientes a la masacre los hechos tuvieron una especial repercusión en medios internacionales, mientras que los medios nacionales permanecían en silencio.

 

Fueron los asistentes al evento quienes –a través de las redes sociales-, comenzaron a informar de la magnitud de la masacre. Los videos grabados con smartphones muestran a decenas, tal vez cientos de jóvenes corriendo despavoridos en aterradora estampida, tirándose al piso, metiéndose a los baños ante los disparos. Escenas que reflejan el caos completo, absoluto.

 

Las corporaciones de emergencia, cuerpos de Protección Civil y ambulancias tardaron 15 minutos en llegar a la escena del crimen, evidenciando que para este festival de resonancia internacional no existen medidas, ni protocolos de seguridad.

 

México tiene variados, múltiples, heterogéneos festivales de todo tipo. Desde el Cervantino o la Feria Internacional del Libro, hasta eventos de cine, musicales, deportivos, universitarios...

 

Muchos de estos festivales atraen a turistas internacionales. Por ejemplo del próximo 3 al 5 de febrero se llevará a cabo el “Festival Nudista Zipolite Oaxaca”, evento que reúne principalmente a visitantes extranjeros.

 

Los hechos en el Blue Parrot evidencian que en este país no existen manuales, ni protocolos de seguridad para este tipo de eventos masivos.

 

El presidente Peña Nieto, quien en privado se queja de la deplorable imagen que se presenta de México en medios internacionales, se ha mantenido al margen de los hechos en Playa del Carmen. Como si fuera un crimen del Fuero Común; como si en medios internacionales esta noticia no se comparara con otros eventos musicales que terminaron en tragedia.

 

La prensa norteamericana y europea mencionan los hechos del Blue Parrot como semejantes al concierto de Chris Brown en 2015 donde se desató una balacera en un club nocturno de San José, California;  o la estampida en el Love Parade 2010, en Alemania, donde murieron 19 personas y otras 500 resultaron heridas. Comparable también con el concierto de Pearl Jam en el Festival Rock Roskilde, que se llevó a cabo en Dinamarca en el 2000, que segó la vida de nueve fanáticos que murieron aplastados.

 

La ignorancia supina de Peña Nieto le impide dimensionar la repercusión, el eco internacional de la masacre en el Blue Parrot.

 

Bastaría con que el gobierno federal enviara a cada evento un cuerpo colegiado, un grupo de asesores; dos o tres expertos en seguridad: un general de división, un elemento de la policía federal y un especialista en temas de protección civil para establecer, vigilar y evaluar las medidas, los protocolos de seguridad de todos esos eventos masivos.

 

No es necesario enviar autobuses con 200 elementos de la Gendarmería; bastaría con que envíe a tres asesores de primer nivel, con la debida autoridad. Pero el indolente que despacha en Los Pinos no entiende de estos temas.

 

Mientras tanto se sigue quejando de la “mala imagen” que los medios internacionales presentan de México.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.  

 

 

 

 

    

 

 

comments powered by Disqus