Sábado, 18 de Mayo del 2024
Martes, 24 Enero 2017 03:11

Fernando Manzanilla bosqueja el desafío mayúsculo

Fernando Manzanilla bosqueja el desafío mayúsculo Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

Fue una apacible noche cuando platicamos con el senador Miguel Barbosa en torno a una mesa de café.


Eran los días en que el gobernador Moreno Valle y el legislador perredista se prodigaban toda clase de atenciones. El ejecutivo enviaba el helicóptero Agusta para llevar al Senador hasta Casa Puebla y agasajarlo con exquisitas comidas. Luego de la crisis de salud del político tehuacanero, el mandatario poblano tenía deferencias como conducir su silla de ruedas. 

 

Pero un día todo aquel cántaro de miel se rompió en pedazos. Empero, no debe olvidarse que alguna vez vivieron una enfebrecida alianza política. Fue en aquellos momentos cuando Barbosa nos confió: “Fernando Manzanilla está rebasado… él no se ha dado cuenta pero Rafael solo lo tolera por la relación familiar… pero políticamente esta liquidado”.

 

En ese momento la aseveración del legislador nos pareció un exceso, incluso pensamos que la expresión despectiva obedecía a un conflicto personal. El tiempo le dio la razón. El rompimiento entre Rafael Moreno Valle y Fernando Manzanilla Prieto era inminente; ya nada podía hacerse. Simplemente el cuñado dejó de ser el alfil indispensable e insustituible. El Secretario General de Gobierno ya no tenía aquella operatividad omnímoda y omnipresente; sus diagnósticos dejaron de ser agudos y precisos; su actuar era lento.

 

El gobernador cual bólido, se conducía como un Lamborghini, mientras que su Secretario de Gobernación era un Tsuru. Hay que decirlo, al percibir esta debilidad en Manzanilla las intrigas y el golpeteo se desbordaron; sobre todo por parte del “Fouché rupestre”: Eukid Castañón.

 

Finalmente la pugna entre cuñados explotó y Manzanilla salió de la cúpula morenovallista en medio de lo que Arturo Rueda señaló como un drama shakespereano.

 

Ayer lunes 23 el consumado columnista Valentín Varillas bosquejó en su “Tempestad” la probable nominación de Fernando Manzanilla como candidato a gobernador de MORENA en 2018. La nota debe tomarse con toda la seriedad debida. Varillas es un periodista reconocido, equilibrado, con fuentes privilegiadas. Sin tomar papeles protagónicos, ha sabido conducir una de las columnas más respetadas de la prensa poblana.

 

Todo indica que efectivamente Manzanilla estaría buscando una ruta alterna para retornar a la política local. Y como alguna vez Alejandro Mondragón lo apuntó: “Para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo”.

 

Para Fernando el tema del rompimiento es un asunto personal; algo que emocional, psicológicamente no acaba de digerir; de plano no lo puede asimilar.

 

Algunas plumas todavía se preguntan si la fractura entre cuñados es real. Y por supuesto que es real; es tan verdadera que los rencores aún consumen los jugos gástricos de Fernando.

 

La hipótesis presentada por Valentín Varillas es firme y sólida. La probable nominación del cuñado incómodo tiene toda la lógica. Fernando busca una ruta alterna, una vía para vengar agravios personales que considera imperdonables.  Por su parte MORENA requiere urgentemente de un agente que posicione, encauce y capitalice los números que Andrés Manuel tiene en el estado de Puebla. La familia del tabasqueño no volverá a confiar en los cuadros locales que solo tienen resonancia en sus escuálidas ruedas de prensa.

 

Pero vayamos a hacer un ejercicio de prospectiva; ¿Qué pasaría en caso de un escenario que enfrentara a Martha Erika Alonso con Fernando Manzanilla Prieto?

 

Ahí veríamos una nueva versión de Rafael Moreno Valle; una presentación remasterizada. Algo nunca antes visto. Si algo puede asegurarse del gobernador y aspirante presidencial es que no conoce los límites. Es un personaje que rompe los esquemas y patrones; aún los suyos propios.

 

De ninguna manera va a permitir que su cuñado incómodo, incomodísimo busque desafiarlo al nivel de enfrentar a la reina del tablero de ajedrez; no va a perdonar que quiera contender contra la Queen de corazones rojos de la baraja de póker.

 

No habrá consideraciones de tipo alguno; no se detendrá. Si Manzanilla busca enfrentar a Martha Erika, será despedazado con toda la fuerza del estado. Esa será una carnicería sin parangón en la historia morenovallista.

 

Al tiempo.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx.

 

 

 

   

comments powered by Disqus